Macrilandia: El Gobierno PRO censuró una pregunta incómoda en la versión taquigráfica.

El equipo económico del macrismo realizó una conferencia de prensa para anunciar el cambio en la meta inflacionaria para el 2018. Uno de los periodistas hizo un cuestionamiento que no gustó y fue eliminado de la difusión realizada por Presidencia. Mirá el video y el documento oficial.

El equipo económico del gobierno de Macri, acompañado del mitómano Marcos Peña, brindó una conferencia de prensa para anunciar la suba de la meta inflacionaria 2018 del 10% al 15% y censuró la pregunta de un periodista que incomodó al jefe de Gabinete y al presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger.

En un mail oficial, Presidencia de la Nación difundió la transcripción completa de los discursos iniciales y la conferencia de prensa con el motivo de los anuncios económicos. Sin embargo, en esa versión taquigráfica obviaron deliberadamente la pregunta del periodista Javier Álvarez de la agencia NA.



"El Presidente Macri dijo en la campaña del 2015 que bajar la inflación sería muy fácil y eso no ocurrió, Prat Gay se fue del Gobierno sin acertar casi ningún pronóstico de los que tenía. El 17 de mayo de este año el presidente del Banco Central dijo 'si cambio las metas es porque no tengo metas'. Unos cálculos que estuvimos haciendo con los colegas nos dicen que lo que van a paga de intereses de Lebacs es 7 u 8 veces lo que van a recortarle a los jubilados por el cambio de fórmula del sistema jubilatorio. Entonces lo que yo le quería preguntar, tanto a usted ministro Peña como al presidente del Banco Central es, ¿cómo se construye a partir de este pasado credibilidad en el Gobierno y en el Banco Central?", fue la intervención periodística que no le agradó al equipo económico del Presidente.

Ante esto, Marcos Peña reaccionó: "No compartimos las afirmaciones y cumplimos todas las metas". Horas después, la pregunta fue censurada en la transcripción oficial.

Versión taquigráfica completa.


EL SALDO DE LA CONFERENCIA DE PRENSA

El saldo concreto en la cuestión económica de la conferencia de prensa que lideró Marcos Peña fue el reconocimiento del fracaso oficial en materia inflacionaria. La modificación de las metas anunciada por Nicolás Dujovne, en teoría definidas por el Banco Central, un día después de la aprobación del Presupuesto 2018 que tiene anotada otra previsión de la tasa de inflación, es una derrota conceptual y política para el hoy devaluado presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger.

El otro resultado es en términos políticos. Sin la formalidad del juramento en el Salón Blanco de la Casa Rosada, se presentó en sociedad el ministro de Economía del gobierno de Macri, cargo que ocupa el jefe de gabinete Marcos Peña, quien estuvo rodeado de los secretarios de Hacienda y de Finanzas, ambos figurando como ministros en el organigrama oficial, y de un titular del Central que ha entregado en ese acto los pilares que tanto dice defender de independencia y de conquista de reputación ante el mercado.



El único gesto de independencia de Sturzenegger fue el de usar corbata, además de su tradicional muestra de humildad de felicitarse por los éxitos de su gestión explicando la relación de Lebac y reservas internacionales, el movimiento del tipo de cambio de libre flotación y el aumento de los créditos, en especial los hipotecarios. En esto último, los tomadores de créditos atados a la inflación (UVA) no lo evaluarían del mismo modo al crecer las estimaciones oficiales de alza de precios y, por lo tanto, el alza de la cuota y el capital adeudado.

No hay antecedentes de la degradación funcional a la que ha sometido Peña, con la repetida consigna de marketing del “trabajo y fortaleza del equipo”, a un equipo económico. Marcó el ritmo, coordinó y lideró la conferencia de prensa para informar que el BCRA no podrá cumplir las metas de inflación en 2018, repitiendo la performance de 2016 y 2017, con desvíos del 82 y 72 por ciento, respectivamente, según el cálculo del economista Mariano Kestelboim. Ahora la brecha sería menor al fijar la tasa de inflación en 15 por ciento para el año que esta por comenzar, pero aumentando la meta en 50 por ciento. Es lo que Dujovne denominó “recalibrar”.


Definido el aumento de la inflación prevista, el paso siguiente será la disminución de la tasa de interés, como dejó traslucir el secretario de Política Monetaria dependiente de la Jefatura de Gabinete, que fue presentado como presidente del Banco Central. Otra derrota de Sturzenegger en este caso a manos del ministro de la Deuda, Luis Caputo. “Meta de inflación que se cambia, no es meta”, había definido hace dos meses. Para disimular la capitulación, luego de pedirle permiso para hablar a Peña, informó un sendero de financiamiento del Central al Tesoro hasta el 2020, presentando una regla fija a partir de ese año, a la que consideró lo más relevante de su exposición.

Nicolás Dujovne se concentró en dibujar la trayectoria fiscal, Luis Caputo se ocupó de mostrar que el endeudamiento desaforado (un mínimo de 55 mil millones adicionales en los próximos dos años) es una buena noticia, Federico Sturzenegger se dedicó a mostrar que su gestión es tan buena que no entiende cómo la población no se da cuenta y Marcos Peña hizo lo que mejor saber hacer: marketing de confusión.


La apertura de la cotización del dólar llegando casi a 19 pesos fue la respuesta a la conferencia de prensa de devaluación del equipo económico. Cerrada la jornada el dólar cotiza a $19.45 y trabajadores bancarios denuncian que las cuatro cámaras empresarias y el Banco Central (BCRA) procuran que el gremio convoque a un paro de 24 horas para mañana a fin de evitar una corrida bancaria.

FUENTES: Política Argentina, Página 12 (Alfredo Zaiat) y fuentes confiables de Twitter

Comentarios

  1. En http://www.spnfutbol.es/ también puedes ver todas las camisetas del equipo de la Copa Mundial 2018. Por supuesto que te gusta!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario