martes, 24 de octubre de 2017

Sturzenegger sigue dando pronósticos inflacionarios.


Como si no hubiese ocurrido, como si su pronóstico para 2017 se hubiese cumplido, el presidente del Banco Central presentó el Informe de Política Monetaria del tercer trimestre (2017) y, además, celebró la desinflación. Después de saberse que su pronóstico inflacionario del año (12-17%) no se cumplirá, Sturzenegger se reconoció sorprendido por el salto de la inflación de septiembre y salió a dar nuevos pronósticos.

Sturzenegger señaló que superada la pauta de 17 por ciento para 2017, "ahora el objetivo es encauzar la inflación del último trimestre a un valor consistente con la meta de 10 más/menos 2 puntos para 2018", pero no hizo un nuevo mea culpa por haber quedado, de acuerdo a las expectativas, cinco puntos por encima de la meta oficial de este año.

La brecha (o "gap") para 2018 también persiste. Mientras la meta oficial para el año próximo tiene un techo del 12%, el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) reveló que los privados estiman que será de 15,8% anual. Aun así, el presidente de la entidad sostuvo que "el objetivo de 2018 es perfectamente cumplible".

Para acercarse a la meta, Struzenegger adelantó que buscará que en el último trimestre una inflación del orden de 1,4% promedio que le permitirá encarar 2018 dentro de los parámetros deseados, aunque aclaró que no se trata de una meta mensual sino de uno de los posibles escenarios compatibles con el cumplimento del objetivo desinflacionario.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario