miércoles, 9 de agosto de 2017

El Banco Central gastó u$s1300 millones de reserva en una semana para frenar el dólar.


De las últimas ocho jornadas, el BCRA entregó divisas en cuatro para evitar una escalada del dólar más allá de 18 pesos. Ayer cerró estable en 17,97, aunque subió el mayorista. Macri tuvo que repetir que no hay que preocuparse.

Las presiones sobre el dólar siguen firmes en la city. El Banco Central volvió a intervenir en el mercado cambiario vendiendo 208 millones de dólares. En la última semana sacrificó 720 millones de las reservas para intentar contener la escalada del tipo de cambio y ponerle un techo a la cotización en 18 pesos. Los bancos cobraron ayer (08.08.2017) el dólar minorista a 17,97 pesos en promedio, aunque algunas entidades privadas como el Banco Francés y el Santander Rio llegaron a venderlo a 18,02. El presidente de la autoridad monetaria, Federico Sturzenegger, decía hasta finales de julio que la mejor política para un país serio era dejar al mercado fijar libremente el precio del tipo de cambio. Pero en agosto las intervenciones de la entidad en el mercado cambiario se volvieron una conducta repetida: vendió dólares en cuatro de las últimas ocho jornadas hábiles.

La oferta de divisas de la autoridad monetaria permitió mantener estable la cotización del minorista pero no consiguió frenar el avance del tipo de cambio mayorista ni el dólar ilegal. La divisa con la que operan las entidades financieras y las cerealeras se ubicó ayer en 17,74 pesos, al subir 2 centavos, en tanto que el tipo de cambio paralelo cerró en 18,40 pesos, con un avance de 21 centavos.

El ala política del Gobierno sigue intentando generar tranquilidad con la divisa pero se muestra molesto con el directorio del Central por haber dejado escapar la cotización faltando pocos días para las elecciones. Macri intentó minimizar otra vez la tensión cambiaria. “No faltan dólares. Lo que le falta a la Argentina es bajar la inflación”, dijo en un acto de campaña. Se sumó así a las declaraciones del lunes del ministro de Producción, Francisco Cabrera, en las que el Gobierno reconoció por primera vez ante los medios que este año no se cumplirá la meta de inflación. El Central quedó desautorizado. En la última conferencia de prensa de Sturzengger a mitad de julio insistió en que este año los precios iban a cerrar por debajo del 17 por ciento. En la Casa Rosada ya utilizan proyecciones del mercado con una inflación arriba del 22 por ciento.

El balance de la gestión de la autoridad monetaria en 2017 le suma argumentos al ala política del Gobierno para profundizar las críticas. El organismo no frenó la inflación, que en julio volvió a rebotar y marcó un aumento del 2,0 por ciento. Tampoco consiguió mantener bajo control el tipo de cambio, que en una pocas semanas dio un salto de 15 a 18 pesos (suba del 20 por ciento). Y, por si fuera poco, quedó encerrado en una política de alta tasa de interés que le pone un freno a la actividad y alimenta la burbuja de deuda con Lebac. Sólo en julio colocó 148 mil millones de pesos en estas letras en el mercado secundario para intentar restarle presión al dólar (ver aparte).

Macri destacó que la Argentina ahora tiene reservas internacionales. “A diferencia de cuando recibimos el Gobierno, que no había dólares, ahora tenemos 50 mil millones en reservas internacionales”. Pero un análisis fino de la evolución de las divisas en poder del BCRA muestra que por lo único que se sumaron reservas en los últimos meses es por la entrada de dólares de la deuda externa. La mayoría de los días la entidad tiene pérdida de divisas. Ayer (07.08.2017), por caso, las reservas se ubicaron en 48.982 millones de dólares, con un retroceso de 98 millones. Esto se debe a que el país experimenta un fuerte proceso de fuga de capitales y de déficit comercial. En lo que va de este año el desequilibrio del intercambio comercial ya superó los 2 mil millones de dólares y es el más elevado desde mediados de la convertibilidad. La salida de divisas por ahorro, a su vez, terminará en 2017 en torno a 15 mil millones de dólares y el desbalance del turismo generará una pérdida de otros 15 mil millones.

El giro de dividendos de las multinacionales a sus casas matrices es otro de los factores que acelera la fuga. La salida de dólares por este concepto ya supera en 88 millones de dólares el ingreso de inversiones extranjeras. Para el acumulado del año se estima que los giros de dividendos sumen 4 mil millones de dólares. El complejo agropecuario aprovecha este año las tensiones en el mercado cambiario y disminuyó la liquidación de cosecha apostando a una mayor devaluación. En lo que va de 2017 liquidó 14 mil millones de dólares, un 9,8 por ciento menos respecto de 2016. La semana pasada vendió 491 millones (-15,8 ).

Federico Sturzenegger, presidente del Banco Central, volvió a vender reservas internacionales este miércoles (09.08.2017) en el mercado único libre de cambios (MULC) para empujar la cotización a la baja y contener la presión sobre el tipo de cambio. En total desembolsó 584 millones y el Banco Nación lo acompañó con ventas menores. En total se negociaron 977 millones de dólares, el volumen más alto desde 2014.

"Rompió récord desde 2014 a la fecha. Máximo histórico anterior fue en 30/06/2016 con U$S 952 millones operados", precisó el economista Alejandro Rodríguez desde su cuenta de Twitter.

En el segmento mayorista, bancos, empresas e inversores compraron la divisa para coberturas, de cara a las PASO. Como adelantó LPO, si bien en el mercado no dudan del poder de fuego del Banco Central, las opiniones se dividen respecto de lo que puede suceder con la oferta de divisas de incrementarse la brecha de Cristina Kirchner sobre Esteban Bullrich.

"El dólar pasó de comenzar a operar en el mercado a $ 17,7900- con un gap de 7 centavos - y llegó a un máximo de $ 17,8250 con muchas ventas del Banco Central y el Nación en menor escala, bajando el precio lentamente en las 5 horas de operaciones, llegando a las 15 horas a 17,7000 vendedor, con una oferta final de 50 millones de dólares", resumió Fernando Izzo de ABC Mercado de Cambios.

Hasta el martes, la autoridad monetaria había acumulado en nueve jornadas 720,4 millones de dólares con tal de no permitir que la cotización de la moneda estadounidense superara la cota de $17,70 en el segmento mayorista. "Se calcula entre operadores de bancos que entre el BCRA y el Nación en sus intervenciones de hoy, vendieron aproximadamente unos 600 millones de dólares", aproximó el especialista cambiario.

Horas más tarde el Banco Central confirmó que su intervención había ascendido a 584 millones de dólares, lo que le había permitido retirar de circulación $ 10.374 millones. Así, en las últimas diez jornadas lleva vendidos 1.304,4 millones de reservas internacionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario