sábado, 25 de febrero de 2017

Los millonarios beneficios económicos de la gestión Macri al Grupo Clarín.


Apenas asumió, Macri tuvo el gran gesto con el monopolio Clarín. El lunes 4 de enero firmó el DNU 267 creando el ENACOM (Ente Nacional de Comunicaciones), disolviendo el AFSCA, pero además amplía los derechos para Cablevisión, mientras las empresas de telefonía básica y móvil sólo podrán ofrecer televisión por cable el 1 de enero de 2018. Por si fuera poco, ese plazo puede extenderse por un año más por decisión del ENACOM.

A Direct TV le prohibía directamente dar servicios de internet. Sabido es que al cable ya instalado únicamente se le puede competir con el satélite. "No es momento de tirar piedras, necesitan a Clarín, tienen minoría en ambas cámaras" era la conclusión a la que llegaban en las embajadas (Estados Unidos y España básicamente) en diálogo con ejecutivos de las empresas afectadas.

En enero de este año también el monopolio Clarín a través de Cablevisión completó la compra del 100% de Nextel Argentina. Va por el cuádruple play: telefonía fija y móvil, internet y televisión por cable. Recuérdese que las empresas telefónicas recién podrán ofrecer los cuatro servicios en 2018 extendible al 2019. Cablevisión y Nextel pueden hacerlo desde ahora mismo.

El kirchnerismo en 2014-2015 licitó espectro para proveer 4G y, con escasez de dólares en esa época, requerían un alto pago inicial. Telefónica, Telecom y Claro (pagaron entre u$s 500 millones y u$s 600 millones cada una). La cuarta empresa Arlink (Vila-Manzano), no pagó y el caso se judicializó.

Con Nextel, el monopolio se hizo de 5 compañías ignotas del servicio inalámbrico de las telecomunicaciones y presiona al Gobierno de Macri para que les hagan un "upgrade" de esas licencias a 4G. Gratis obviamente. Sin plazo ni compromiso de inversión.

Hoy el negocio en el sector al que apunta Clarín es el de ofrecer banda ancha de alta velocidad. Los contenidos van a confluir en internet. El monopolio Clarín va por ello con privilegios al tiempo que busca imponer trabas o demoras a sus competidores.

En marzo del año pasado el gobierno de Cambiemos también tuvo otro gesto de cortesía con el multimedio: le autorizó la compra de Telecom por parte del socio minoritario de Cablevisión, el fondo Fintech, del mexicano David Martínez.

Otro beneficio económico llega de la mano de la pauta oficial. El holding que encabezan Ernestina Herrera de Noble y Héctor Magnetto protagonizó un exponencial incremento del monto que precibe del Estado nacional por publicidad. Según datos oficiales divulgados recientemente, Clarín recibió en 2016 más de $ 519 millones por todo concepto, lo que lo ubica en lo más alto del podio de los grupos de medios beneficiados. El último año de gobierno de Cristina de Kirchner percibió $ 96 millones.

FUENTE: AMBITO FINANCIERO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario