viernes, 23 de diciembre de 2016

La panificadora Bimbo despidió a otros 300 empleados y se niega a pagar indemnización.


400 despidos en la planta de Pilar de la panificadora Bimbo, en los últimos cuatro meses de 2016. La víspera del festejo navideño fue el momento elegido por la empresa para determinar la discontinuidad laboral de 300 empleados de logística y distribución en la calle.

A fines de septiembre, ya se habían cesanteado 100 contratos laborales, y ahora los nuevos despidos muestran una novedosa maniobra empresarial, en la búsqueda de no pagar las indemnizaciones correspondientes.

Los trabajadores despedidos se ocupaban de la distribución de sus productores en los comercios minoristas, y según denunciaron, los empleadores no les reconocen la relación de dependencia y hasta les reclaman una deuda.

Guillermo Vargas, delegado de los trabajadores, aseguró que se trata no solo de “una nueva práctica en el mercado laboral que tiene que ver con intentar no pagar indemnizaciones” sino que también apunta a "la destrucción del comercio minorista”, según declaraciones reproducidas por Tiempo Argentino.

Los aumentos del orden del 150 por ciento en los precios de los productos Bimbo afectó gravemente las estadísticas de comercialización, y las entregas a los distintos puntos del país se redujeron notablemente.

Vargas confirmó que se están negociando las indemnizaciones y que el plazo para acordar sería el próximo lunes: el delegado adelantó que de no alcanzar un acuerdo favorable para todos los despedidos, podría haber bloqueos a las plantas.

1 comentario:

  1. Si los despidió para las fiestas no quiero saber co continua el asunto.

    ResponderEliminar