miércoles, 28 de septiembre de 2016

Cierra una planta de la textil TN Platex y deja 166 empleados en la calle.


La compañía es la más grande del país en producción de hilados. Frente al aumento de importaciones y la caída de las ventas, resolvió cerrar una fábrica en Chaco. Alpargatas, a su vez, sigue con suspensiones.

La empresa textil TN Platex resolvió cerrar a fin de mes su planta de la ciudad chaqueña de Puerto Tirol ante la imposibilidad de enfrentar la actual reducción de ventas, con lo que dejará a 166 trabajadores sin empleo. Los textiles importados inundan desde principio de año las tiendas y desplazan producción local. Pese a que en los últimos meses el Gobierno buscó revertir esa situación, el daño ya estaba hecho y se multiplican las suspensiones y despidos. Si bien todavía no fue rubricada por la Dirección de Trabajo provincial, TN Platex acordó con los trabajadores pagar una indemnización del 70 por ciento y la “promesa” de que si la situación mejora producirán reincorporaciones, según señalaron a este diario fuentes gremiales. La empresa evitó dar precisiones al respecto hasta tanto finalicen las negociaciones en la cartera laboral.

La actividad textil es una de las más golpeadas, aunque no la única, por la liberalización de las importaciones y la caída del consumo interno producto de la pérdida de poder adquisitivo de los salarios frente a la inflación. En el primer semestre las compras en el exterior de este sector crecieron 21 por ciento frente a igual período del año pasado. Cada vez más empresas del rubro dununcian problemas. El próximo lunes, la textil Alpargatas dará una semana de vacaciones adelantadas a todo el personal de su planta de Florencio Varela aduciendo también una fuerte caída en las ventas. Alpargatas y TN Platex concentran el 44 por ciento de las ventas del sector textil y ambas poseen campos de hilado en donde se produce la materia prima para toda la rama textil.

TN Platex ya había acusado problemas en mayo, dando inicio a la primera oleada de suspensiones. Ese mes la firma más grande del sector, propiedad de la familia Karagozian, suspendió a 450 empleados en dos plantas de La Rioja y frenó la producción de sus fábricas de hilados. En ese momento la compañía denunciaba un deterioro de las ventas en el mercado interno, mientras que la cartera laboral le retaceaba, como a otras empresas, los subsidios de Repro para el pago de los salarios. El argumento del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, fue que se privilegiaría a empresas estratégicas y rentables para el otorgamiento de ese beneficio. Según fuentes de la Asociación Obrera Textil (AOT), durante el último semestre se registraron más de 1000 despidos y 2500 suspensiones acompañadas del cierre de varias fábricas del gremio.

La producción de hilados de algodón está dominada por TN Platex, que cuenta con ocho plantas industriales y emplea en forma directa a 1700 personas. El fin de semana las autoridades de la empresa llegaron a un principio de acuerdo con sus 166 trabajadores de la planta de Puerto Tirol, cabecera del departamento Libertad en Chaco, a quienes les pagará las respectivas indemnizaciones, aunque los montos y la modalidad se encuentran en discusión. La indemnización sería del 70 por ciento, pero todavía se discuten las cuotas. Las partes cuentan con diez días para homologar el acuerdo. El compromiso empresario para encauzar la negociación fue que, “en caso de que la situación mejore, la empresa los volverá a tomar”, aunque los gremios se quejan de que no se respetaría la antigüedad. No obstante, la promesa en el actual contexto económico parece más una formalidad o un deseo que una posibilidad concreta a futuro.

El desplome de las ventas en el sector se explica por la caída del salario real ante la aceleración inflacionaria y el incremento de productos importados. La otra empresa que lidera el sector, Alpargatas, anunció en agosto que dará una semana de vacaciones adelantadas a todo el personal de su planta de Florencio Varela durante el mes próximo. Esta empresa también había comenzado en mayo con anuncios de un plan de suspensiones y despidos en sus plantas. En La Rioja también se multiplican las suspensiones.

Cristian Carrillo, Página 12.

No hay comentarios:

Publicar un comentario