domingo, 3 de julio de 2016

Volvió Cristina: 2° citación a Buenos Aires.



La llegada de la ex presidenta a Buenos Aires tiene como trasfondo el recrudecimiento del accionar de un sector del Poder Judicial en causas de corrupción relacionadas con su gobierno, lo que viene denunciando como hechos de “persecución política” en distintas cartas publicadas en las redes sociales durante los últimos días. “Se intenta crear un nuevo tipo penal: el delito de haber pertenecido al gobierno durante el período 2003/2015”, disparó en la última de ellas, difundida el jueves (30.06.2016).

CFK situó bajo ese contexto las medidas judiciales de los últimos días como el pedido del fiscal Gerardo Pollicita de levantar el secreto fiscal sobre ella y sus familiares y los allanamientos simultáneos ordenados por Bonadio sobre varias de sus propiedades en Santa Cruz, en el marco de la causa Los Sauces SA.

La visita de Cristina a Comodoro Py, la única actividad confirmada hasta ahora, es en respuesta a una exigencia que Bonadio le hizo llegar el lunes: notificarse en persona sobre su situación procesal en la causa dólar futuro. En su carta del jueves, la ex mandataria volvió a ironizar sobre el su procesamiento: “Esa causa tan particular donde Bonadío dice que la Presidenta, el Ministro de Economía y el directorio del Banco Central del gobierno anterior cometieron un delito para que ganaran plata los miembros del gobierno actual que fue el que devaluó nuestra moneda”.

Además, hizo mención a la citación: “Bonadío, cuando no, me impuso de manera arbitraria e ilegítima la obligación de tener que concurrir nuevamente a su juzgado para cumplir un trámite procesal totalmente insustancial, esto es, notificarme de una resolución que ya conozco y que apelé a través de mi defensa hace más de un mes”.

Como la ex presidenta vive a más de 2000 kilómetros de distancia de los tribunales, el encuentro cara a cara podría haberse evitado si el juez hubiese utilizado el mecanismo de la videoconferencia. Incluso, el abogado de la presidenta, Carlos Alberto Beraldi, le solicitó al juez que el trámite se hiciera en Río Gallegos, pero la respuesta fue negativa. CFK se ocupó de remarcar ese detalle, y le recordó a Bonadio que ya había utilizado ese recurso “para recibir declaración testimonial en la misma causa”. “Puede advertirse, una vez más, cómo el poder jurisdiccional conferido a este personaje viene siendo ejercido con fines de venganza”, dijo en uno de los tramos más confrontativos.



La escena del encuentro con el juez que la procesó recuerda la primera citación a indagatoria, que derivó en un acto multitudinario frente a Comodoro Py y a lo que se interpretó como la vuelta de la ex presidenta a la arena política.

En las últimas semanas, CFK escribió en las redes sociales una serie de cartas cuyo contenido puede leerse como un adelanto de lo que dirá tras su arribo a Buenos Aires.

“En los últimos días, el Partido Judicial, con inusitada virulencia, instado por el Gobierno y con el explícito incentivo que le brindan los medios hegemónicos de comunicación han intensificado su campaña de persecución y difamación contra el Gobierno que presidí”, afirmó. La campaña, dijo, tiene “un evidente doble objetivo: Instalar en la opinión pública que el anterior gobierno tuvo como único propósito cometer delitos de manera indiscriminada y distraer a la población mientras el ajuste y la debacle económica aumentan la pobreza, la desigualdad y la inseguridad de manera ya inocultable y exponencial”.

La misma idea la había expresado el jueves en una carta previa, en la que hacía referencia a los allanamientos de Bonadio en Santa Cruz: “Podrán hacer mil allanamientos más, podrán televisarlos, podrán meterme presa, su claro objetivo... Lo que nunca van a poder tapar son las consecuencias de un plan económico que sólo distribuye pobreza para los trabajadores, las clases medias y los pequeños y medianos empresarios”.
















La Nación cambió tres veces en la misma mañana el titular principal de su sitio web:

No hay comentarios:

Publicar un comentario