viernes, 22 de julio de 2016

Los negocios de Macri y Mc Donalds.


No son necesarios seis meses de gestión PRO para determinar que una de las razones fundamentales del lanzamiento presidencial del empresario Macri es tomar el Estado para hacer negocios. Una de las medidas de gobierno que más ruido causó fue la subvención a la multinacional McDonalds en simultáneo con el aborto de planes estatales, con el argumento publicitario de promocionar el empleo joven. Esta medida comienza a llevarse a cabo y vale la pena indagar cómo y por qué se pergeñan estos negocios mientras de desmantela el Estado y Mc Donalds prepara su desembarco en la Bolsa de Buenos Aires.

Mientras el consumo se caía en el primer semestre de 2016, la cadena McDonald´s despachaba más y más hamburguesas, gracias a promociones de almuerzos compartidos, más capas de carne en cada sandwich, cajitas felices, concursos para ir a los JJOO de Río y promociones de todo tipo. El balance del primer trimestre presentado en la Bolsa de Nueva York, donde la mayor franquicia de la marca, la argentina Arcos Dorados, cotiza desde 2011, combinó menos facturación en la región con un 25% más de volumen físico vendido. 

Acaso sin haber dado utilidades, la obsesión del mentor y artífice del desarrollo de la marca en este lado del continente latinoamericano, Woods Staton pretende redoblar la apuesta financiera abriendo más locales y remodelando los antiguos, hasta en el modo de atención. Invirtió US$ 10 millones en el lanzamiento del proyecto en 2016 y el próximo paso que propone es la captación de capitales en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires para ampliar el radio de acción.

La McDonald's nacionalizada argentina igual que el millonario colombiano Woods Staton, socio y fundador de Arcos Dorados, que hace 30 años importó la marca a Argentina, acuerda y avanza sin miramientos políticos. Así como hace 4 años firmó un compromiso con el entonces secretario de Comercio, Guillermo Moreno, para congelar el precio de la BigMac, en cuanto cambió el gobierno acordó con Mauricio Macri incorporar jóvenes en situación de vulnerabilidad y pagarles $ 5.400 por 6 meses, mientras el Estado le reintegra $ 1.000 por cada uno.

Sergio Alonso (52) relevó a Staton como Chief Executive Officer (CEO) en octubre 2015. Desde su nuevo puesto de executive chairman of the Board, Staton sigue moviendo los hilos de Arcos Dorados y con el macrismo lo unen afinidades más directas, como que es el socio comercial del subjefe de Gabinete, Mario Quintana, en el fondo Pegasus, dueño de Farmacity y Freddo, entre otras cadenas.

El empresario construyó desde que regresó en 2007 a comprar la licencia de McDonald´s para Argentina, después de transcurridos 19 años desde que él mismo abriera el primer local en el barrio de Belgrano, no paró de anexar restoranes de comida rápida en 20 países de América Latina y ya supera los 2.000.

De modo que convirtió a Arcos Dorados en la mayor franquicia de McDonald’s a nivel mundial. Desde 1996 y durante 11 años operó sólo en el país. Ahí apareció la muñeca de Staton y, cuando salió a cotizar en Nueva York, superó en 10 veces las órdenes de compra respecto a las acciones ofrecidas. Obtuvo US$ 1.249 millones en su Oferta Pública Inicial realizada en la Bolsa de Nueva York.

Originalmente, la compañía con sede central en Buenos Aires, Argentina, había puesto a disposición de los potenciales inversores, 62,5 millones de acciones a un rango de precio comprendido entre US$ 13 y US$ 15 cada una. Dado la demanda en exceso, los accionistas vendedores, los fondos de inversión Gavea Investments, Capital International y DLJ South America Partners, decidieron ampliar la cantidad de acciones ofrecidas (+33%), subiendo, a US$ 17 el valor de colocación de cada una de ellas.

Siempre detrás suyo tenía a 3 importantes private equity internacionales que lo acompañaban en esta cruzada: The Capital Group Companies, uno de los más grandes inversores del mundo en mercados emergentes con inversiones por US$ 1.000 millones en más de 60 compañías; Gavea Investimentos, una de las mayores compañías de administración de inversiones en Brasil que maneja US$ 4.500 millones y que fue fundada por Arminio Fraga, ex-gobernador del Banco Central de Brasil; y DLJ South American Partners, propiedad del Credit Suisse, y que, entre otros activos controla en la Argentina las bodegas Peñaflor.

Los 3 grupos se unieron para crear Rest Co Iberoamericana, Limited, de la cual Staton es su CEO y que manejará los destinos de McDonald´s en la región por lo menos durante los próximos 20 años.

Staton no solo posicionó a McDonald´s en este lado del mundo, sino que también fue partícipe del éxito de otra importante marca en la región como lo es Farmacity, de la cual también es accionista a través del fondo de inversión Pegasus dueño de la cadena de farmacias nacida en la Argentina pero que está exportando su formato a muchas partes del mundo.

El fondo Pegasus se hizo conocido cuando adquirió en lo peor de la crisis a Musimundo (luego se la vendió a Megatone) y Freddo, que pertenecían al Exxel Group y que por sus millonarias deudas ya estaban en manos de los bancos. En su colección de empresas, Pegasus exhibe a Coree, que exporta software a todo el mundo desde sus sedes de Buenos Aires y Boston.


Woods Staton

Pese a que este señor Mac Donald´s criollo es hoy el más opulento del imperio que lleva el nombre de los estadounidenses Richard y Maurice Mc Donald, paradójicamente desde 2011 luce en la pizarra de la Bolsa de Comercio de Nueva York pero no en la de Buenos Aires. Hasta ahora no ha sido profeta en el mercado de capitales de su tierra, pero es torazo en rodeo ajeno.

El director general de la compañía dueña de la franquicia para América latina, el uruguayo Ricardo Méndez, todavía evalúa la conveniencia de solicitar autorización para ingresar al mercado bursátil porteño, como hizo un grupo de empresas, Havanna fue la más reciente.

“Vemos bien el negocio. Lo vemos bueno en el corto y mediano plazo y por eso seguimos invirtiendo”, asegura. Y así lo hicieron: destinaron este año unos US$ 10 millones en el país para abrir 3 locales en Resistencia, Salta y CABA; y remodelar las fachadas, mobiliario, diseño interior y cartelería de otros 20 en distintos puntos de la geografía nacional.

Los ingresos en el 1er. trimestre en la región que integra la Argentina (e incluye también a Perú, Chile, Uruguay y Ecuador) les bajaron 15,7%, a US$ 220 millones, “principalmente por la depreciación anual del 66% del peso en la Argentina y otras monedas”, según indica el balance presentado en Nueva York. De todos modos, a moneda constante, las ventas subieron 24,4%.

Habrá que esperar hasta el cierre del balance para saber si obtuvieron utilidades, pero sí consiguieron, a contramano del retroceso general del consumo, despachar más “fast food”: crecieron y se multiplicaron, como las hamburguesas que expenden los 2 centenares largos de locales desparramados por Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Corrientes, Tucumán, Mendoza, Neuquén, Salta, San Juan y Río Negro. Eran 11 provincias, a las que se agrega este año Chaco, que abrirá el 1er. local en la capital Resistencia.

Desde la forma de atender a una nueva organización que se llama “dual point”, que implica que el consumidor haga el pedido en la caja pero con entrega en el mostrador, a fin de agilizar las ventas.

Al cabo de 2016 sumarán 277 locales, de los cuales 34 serán de franquiciados. Para esta expansión en marcha, además, la firma ya entrena a 80 empleados jóvenes tras el acuerdo de capacitación firmado con Mauricio Macri (6 meses, además de obra social y otras prestaciones, con un sueldo de $ 5.700) y que también estaba vigente con el gobierno anterior. Totalizarán 300 ingresos de los 5.000 en “situación de vulnerabilidad” entre 18 y 23 años que establece el proyecto de Primer Empleo, según el cual por cada salario que pague la empresa el Estado aportará $ 1.000.

Entre los locales nuevos y los reformados, la firma habrá invertido US$ 120 millones e inaugurado 30 en 5 años, y para fin de 2016 tendrá 226 restaurantes en 12 provincias y 17.000 empleados.

"Creemos en el país y los negocios que hacemos están pensados a largo plazo. Cuando planeamos una apertura no lo hacemos mirando la coyuntural sino que la proyectamos a 10 o 20 años", explicó Méndez durante un evento organizado para anunciar los planes de la cadena que ya lleva 30 años en Argentina.

"Este momento no es diferente a otros que hemos pasado y creemos en los negocios que hacemos", agregó.

En este sentido, el ejecutivo agregó que "las aperturas se definen como viables en función de lo que se estima a futuro".

Vocación de venta

Las agresivas promociones, como “Almuerzos Imperdibles” a $ 45, que se viene aplicando desde febrero, le han permitido subir a moneda constante un 24,4% las ventas tomando la región a su cargo como conjunto, integrada además por Perú, Chile, Uruguay y Ecuador.

La máquina de pergeñar acciones no se detiene y así Mc Donald's lanzó “Amigos Olímpicos", que se enfoca en el valor de la amistad en el deporte, llevando a 45 niños de América Latina, entre ellos 2 de Argentina, a estar entre los cientos de afortunados ganadores de todo el mundo que vivirán la experiencia de participar en la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos Río 2016.

Y ya se da por hecho un pacto con Nintendo para hacer más pokeparadas, atendiendo a que en los locales siempre se puede conectar al Wi-Fi gratis, además de disfrutar de una buena hamburguesa o un helado. El jefe de Niantic, John Hank, en su momento había afirmado que le gustaría crear más pokeparadas en puntos clave de la ciudad, y los McDonald’s pueden ser ese punto clave. Para los usuarios de Pokémon GO y para esos restaurantes, que ganan más clientes, la idea es beneficiosa.

Sin embargo, en el balance presentado en Nueva York, las devaluaciones del 66% del peso en la Argentina y otras monedas en el 1er. trimestre hicieron bajar 15,7% en dólares la facturación general, que sumó US$ 220 millones.

Si bien el ahora cuestionado índice Big Mac que inventó The Economistpara comparar el poder adquisitivo en el mundo registró que el sandwich de carne doble bajaba su costo en dólares de US$ 3,07 a US$ 2,39 y así se ubicaba entre los países con la hamburguesa más barata, la depreciación de las monedas que tuvo lugar en esta parte del continente afectó el poder de compra de los consumidores según cada país.

En Argentina, el cuarto de libra -otro de los sandwiches más populares-, que tiene sólo una capa de carne, vale $75 en tanto que el combo completo cuesta $95, siendo el más caro del mundo después del suizo.Como contraste, en el mismo indicador, el BigMac quedaba 9 puestos arriba del más económico.

La explicación se encuentra en que desde el 2011 el entonces secretario de Comercio, Guillermo Moreno, obligó a la cadena de comida rápida a mantener rebajado el precio de la hamburguesa, que pasó a costar $33 mientras que el combo con papas fritas y bebida valía $87. Era una manipulación estadística para mostrar mejora en el poder adquisitivo de los argentinos, medido a través del indicador global de McDonald´s, ahoracuestionado.

"El ranking se basa en la teoría de la 'Ley del precio único' que sostiene que en mercados competitivos, los productos idénticos deberían valer lo mismo en todas partes del mundo. Como los ingredientes del Big Mac son equivalentes en todos lados, si el precio de la hamburguesa es más caro en el país que en el exterior, se dice que la moneda está sobrevaluada", explicó el economista Martín Tetaz en La Nación.

Pero debe tenerse en cuenta también que los costos son diferentes y no sólo por una cuestión de paridad: por ejemplo, mientras en Estados Unidos los trabajadores cobran US$ 10 la hora, que en Argentina estarían por debajo de los US$ 3.

FUENTE: URGENTE24

No hay comentarios:

Publicar un comentario