sábado, 25 de junio de 2016

Larreta destruye las políticas públicas en materia social de Buenos Aires Ciudad.


Delegados de ATE Capital Federal del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat (ex Desarrollo Social) realizaron un informe en el que visibilizaron el “deterioro sistemático” de las políticas sociales que atienden a las áreas de Niñez, Mujer, Adicciones y Adolescencia.

La Junta Interna de ATE Promoción Social del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat de C.A.B.A., a cargo de Guadalupe Tagliaferri, elaboró un informe en el que se denuncia el “deterioro sistemático” que “desgastó, recortó, tercerizó y fragmentó las políticas sociales en la Ciudad”, desfavoreciendo a los sectores más vulnerados, que incluyen las direcciones de Niñez, Mujer, Adicciones, Adolescencia y el Programa Buenos Aires Presente (BAP).

Los trabajadores y trabajadoras del área de Promoción Social sostuvieron que el Gobierno porteño de Horacio Rodríguez Larreta –al igual que durante los ocho años de Mauricio Macri al frente del Ejecutivo– desliga al Estado de sus responsabilidades como garante de derechos para los sectores más postergados producto de un “profundo desfinanciamiento”, a pesar de ser C.AB.A. la jurisdicción con mayor ingreso per cápita de la Argentina. A su vez, declararon el estado de emergencia de las políticas públicas y de la situación laboral a nivel ministerial.

“Conocemos mejor que nadie el desmembramiento y la falta de presupuesto de los programas destinados a trabajar con la población en situación de calle, con niñas/os y adolescentes víctimas de explotación sexual, en el abordaje del uso problemático de sustancias psicoactivas, y en la restitución y el fortalecimiento de los vínculos familiares y comunitarios en las villas de emergencia”, sostienen en el comunicado.

En el caso de los dispositivos estatales que albergan a bebés, nenes y nenas y adolescentes, están preparados para recibir a treinta personas, y sin embargo hacinan a cincuenta. Las condiciones edilicias y de higiene van de la mano con este estado deplorable: “los edificios están derruidos y con goteras, poniendo en peligro la salud de quienes viven y trabajan allí, y sistemáticamente hay plagas de roedores y cucarachas”. Y agrega que “las estructuras están deterioradas, tienen graves problemas eléctricos, hay peligro de desprendimientos de mampostería y hasta de derrumbe”.

Los materiales mínimos para que funcionen estas áreas son escasos: “hay faltantes de pañales, medicamentos y alimentos”. Y prosigue: “mucho menos se cuenta con herramientas adecuadas para la estimulación y recreación de los/as chicos/as que viven en estos dispositivos y cuya crianza depende del Estado de la Ciudad”.

ATE subraya la lógica marketinera del PRO “por su propaganda política con las áreas de primera infancia o adicciones, con un alto grado de cinismo si tenemos en cuenta que no existen –aquí tampoco– políticas integrales, articuladas y consistentes, que incluyan todas las líneas de intervención requeridas por las leyes vigentes. Quienes trabajan con población materno-infantil, además, carecen sistemáticamente de materiales básicos, como pañales y leche”.

El modo en que gestiona el PRO las políticas sociales no apunta a hacer una vinculación que abarque integralmente las necesidades de las personas sin techo, las mujeres que sufren violencia de género y los nenes y nenas sin hogar, que en muchas ocasiones son parte de las mismas familias, que tienen necesidades distintas y deben pasar trámites burocráticos por distintas oficinas.

Desde ATE definen como “disgregado” y “fragmentado” el modus operandi del Gobierno de Rodríguez Larreta. “Se atiende la “urgencia” o aquello que se presenta como inmediato, siendo muy difícil realizar acompañamientos con continuidad en el tiempo, o trabajos vinculados a la prevención o la promoción de derechos”.

Y añaden que “cada equipo de trabajo despliega su quehacer desde su individualidad, sin encontrar indicadores de procedimiento que orienten y ordenen la práctica”.

El problema habitacional

En la actualidad, en un contexto de encarecimiento de la canasta familiar y descenso significativo en el empleo, el único subsidio habitacional que ofrece el Gobierno de C.A.B.A. para las familias sin hogar es de 1.800 pesos por mes por no más de diez meses. Si la persona vive sola, es todavía menor. Al respecto, el informe sostiene que “el monto es el mismo desde hace tres años, mientras que hoy el valor de una habitación para tres personas, en un hotel familiar que ni siquiera cumplimenta las mínimas condiciones de higiene y seguridad para ser habitado, no baja de los 4.000 pesos”.

Condiciones de trabajo “fraudulentas”

Las desarmadas políticas públicas en materia de desarrollo social son sostenidas por “formas de contratación de trabajadoras/es que más que precarias son fraudulentas”, lanzaron desde ATE.

“Al momento, en el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat hay más de 1.200 compañeros/as sin estabilidad laboral: novecientos bajo contrato de locación y cerca de trescientos por ONG y UBA”, sostuvieron. En lo salarial, Larreta no se quedó atrás y arrancó 2016 cerrando una paritaria del 14% hasta noviembre, con una inflación galopante que desinfla salarios, más el tarifazo en las boletas de los servicios.

“Si le sumamos que el Gobierno de C.A.B.A. calcula la canasta básica para una familia con dos hijos/as en casi 18.300 pesos y que percibimos salarios de, en general, entre 8.000 y 12.000 pesos, esto deriva en ciclos de despidos encubiertos o por goteo”.

Alejandro Palldino, Diario Contexto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario