martes, 24 de mayo de 2016

Tope a la suba de gas: El alivio es un aumento del 400%.


Tras una reunión con gobernadores, los ministros de Energía e Interior anunciaron una leve reducción en el aumento del gas para usuarios domiciliarios en la Patagonia. La tarifa para empresas se mantiene sin cambios y se ofrece pagar en cuotas.

El Gobierno se comprometió a producir un alivio del tarifazo de gas para los usuarios residenciales del sur del país, aunque el porcentaje de ajuste continuará siendo elevado. Tras una reunión que mantuvieron los ministros de Energía, Juan José Aranguren, e Interior, Rogelio Frigerio, con los gobernadores se acordó fijar un tope de aumento de 400%  para los consumos de las familias patagónicas y de La Pampa, contra un alza promedio que habían sufrido hasta ahora superior al 500%. 

“La decisión es que este año no se pague más del 400% por los consumos residenciales en la Patagonia”, dijo Frigerio en conferencia de prensa. En el caso de comercios y pymes, el sector más afectado por los incrementos en las tarifas, se mantuvo la oferta de mantener el aumento, el cual supera en algunos casos el 1200%, pero que paguen la mitad de la boleta de gas ahora y el resto en los dos veranos siguientes. Para los gobernadores patagónicos, que habían planteado que la suba de las tarifas generaba una crisis, la solución tuvo sabor a poco. En dos de ellas, Santa Cruz y Chubut, se había logrado frenar judicialmente los aumentos por arbitrariedades en la aplicación del cuadro tarifario por parte del gobierno nacional, ya que no llamaron a audiencia pública.



El encuentro comenzó ayer (23.05.2016) minutos después de las 15 en el Salón Belgrano, ubicado en el quinto piso del Palacio de Hacienda, y se extendió por espacio de tres horas. Estuvieron los gobernadores de Tierra del Fuego, Rosana Bertone; Río Negro, Alberto Weretilneck; Chubut, Mario Das Neves; Neuquén, Omar Gutiérrez; La Pampa, Carlos Verna; San Juan, Sergio Uñac; La Rioja, Sergio Casas; Santa Fe, Miguel Lisfchitz; Entre Ríos, Gustavo Bordet; Chaco, Oscar Peppo; Formosa, Gildo Insfrán, y Catamarca, Lucía Corpacci. También asistieron los vicegobernadores de Buenos Aires, Daniel Salvador, y de Santa Cruz, Pablo González, y ministros del área de energía de las restantes nueve provincias.

Si bien el mayor reclamo provino de las provincias del sur, que son las que por razones climáticas hacen un mayor uso energético durante el invierno, también hubo quejas del resto de los gobernadores. El aumento en las tarifas de gas en el sur alcanza, en promedio, al 539% para los usuarios residenciales y 1245% en comercios e industrias. Los comerciantes e industriales pasaron de pagar 21 centavos el metro cúbico de gas a 2,67 pesos. Las cámaras hoteleras de la región aseguraron la semana pasada que el tarifazo pone en riesgo la sustentabilidad de distintos establecimientos en Bariloche, Comodoro Rivadavia, Ushuaia, Calafate, Esquel, El Bolsón, Villa la Angostura y San Martín de los Andes. Los gobernadores llevaron a la reunión boletas de gas en las que se registraban aumentos para la tarifa de entre 1000 y 1800%.


En la reunión se esperaba que el gobierno nacional ofreciese un alivio mayor a las provincias frente a esta situación, pero el ofrecimiento fue escaso. Para Tierra del Fuego, Santa Cruz, Chubut, Río Negro, Neuquén y La Pampa se acordó que el límite del aumento de la tarifa de gas será del 400% para usuarios residenciales, apenas un 25 por ciento menos que el promedio que se había aplicado hasta el momento (539%). El ministro de Energía sostuvo que el tope “está en línea con otros incrementos registrados en el país, que no superaron el 400% para los consumos residenciales”. En el caso de la luz los ajustes habían llegado al 700%.

Los funcionarios nacionales explicaron que los usuarios residenciales que hayan pagado la factura con aumentos superiores al 400 por ciento tendrán a su favor una nota de crédito por el excedente, que será aplicado en la próxima boleta. En caso de no haberla abonado, las empresas distribuidoras les enviarán los nuevos valores con vencimiento diferido, sin riesgo de sufrir cortes en el suministro. “Nuestro objetivo es que haya más energía para mover el aparato productivo”, dijo Aranguren para justificar el tarifazo y se quejó de que se judicialice el tema.

En Santa Cruz y Chubut la Justicia había frenado los tarifazos como respuesta a medidas de amparo presentadas por legisladores de esas provincias. Aranguren subrayó que hasta el momento el Poder Ejecutivo “no recibió ninguna notificación” de parte de la Justicia sobre los cuadros tarifarios. “Lo peor que nos puede pasar es quedarnos sin suministro y que debamos cortarle a las industrias, o a las estaciones de servicio”, amenazó el ministro, quien alertó que el país está trabajando al límite de lo que puede importar. En ese sentido, dejó en claro que el gobierno mantiene el esquema para los comercios y las pymes, sin topes en los aumentos. El único paliativo es la autorización a pagar en cuotas las facturas de gas: el 50% entre octubre de este año y marzo de 2017, y la otra mitad entre octubre de 2017 y marzo de 2018, períodos en los que baja la demanda del fluido. Frigerio informó que seguirán dialogando sobre el cuadro tarifario con los gobernadores, pero esta vez por regiones, por lo que los próximos encuentros serán con mandatarios de provincias del Noreste, Noroeste y Centro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario