viernes, 8 de abril de 2016

Boca Juniors en los Panamá Papers.


"Fútbol y evasión fiscal, los dos deportes nacionales en Argentina" tituló el diario francés Liberation a raíz del escándalo de los Panama Papers que involucran al presidente Mauricio Macri.

Como se supo, Boca Juniors “es uno de los 20 clubes grandes del mundo implicados”, según el grupo de periodistas internacionales de investigación que publicó la noticia.

El presidente de Boca, Daniel Angelici, confirmó que las cuentas se crearon “hace 20 años”, cuando Mauricio Macri dirigía los destinos de la entidad de la Ribera.


El dirigente de la agrupación Nuevo Boca y quien fuera vicepresidente de Macri en el club, Roberto Digón, refirió a los motivos que podría haber tenido el club para abrir una cuenta en un paraíso fiscal. 

“Mire, cuando yo estaba abrimos en el 2001 una cuenta en Uruguay y Nueva York, como forma de evitar el corralito argentino. Eso estuvo declarado en la AFIP y quedó asentado en los balances. Si Macri creó una offshore, eso ya lo desconocía. Lo que puedo decir es que cuando uno va a ese tipo de cuestiones, sin ninguna duda que usted está buscando eludir impuestos o alguna forma de oscurecer operaciones”.

Pese a eso, Digón relaciona una cuenta sin declarar con “negocios personales” que se hicieron en Boca durante la gestión del actual presidente, particularmente, la “retención” del porcentaje de pases que correspondían a los jugadores.

“Yo le voy a contar cómo es la historia: los clubes, cuando venden, hacen un cheque por el 15% del monto de la operación. Eso va directamente a Futbolistas Agremiados, que se lo da al jugador. Lo que hacía Macri era obligarlos a retirar ese cheque, y endosarlo a nombre de un testaferro, que lo mandaba a cuentas en Suiza o cualquier paraíso fiscal. Si no, le bloqueaban el pase”.

Digón ya había hecho la denuncia antes. Luego le darían la razón futbolistas que pasaron por el club, como Jorge Bermúdez o Marcelo “Chelo” Delgado.

Las cuentas asustan: “Gago se vendió en 27 millones de dólares, Banega en 23, 14 Tévez. Esto por nombrarte a los más altos. Ahí nada más tenes 64 millones de dólares, el 15% es casi 10 millones (9,6). Eso en un par de mercados de pases nada más”, añade el hombre del sindicalismo porteño.

Digón agrega otro personaje llamativo a la historia: el actual titular de la ex SIDE, Gusavo Arribas. "El “Señor Cinco” tiene pasado como representante de jugadores. Hacía de intermediario con Macri, cuando había que comprar o vender un jugador. Pasaban por arriba a la comisión directiva. Era una figura preponderante. A fines de 2001 se fue Bianchi de Boca, enojado por este tema. Cuando lo fui a buscar en 2003 para que vuelva, él me habló de esto. Yo dije que era testaferro de Macri, porque la lógica era eso”, concluyó.

En marzo 2015, según informó el diario Folha de San Pablo, cinco empresas 'offshore', entre ellas una a nombre de Gustavo Arribas y Fernando Hidalgo, formaban parte de los misteriosos aportantes de dinero del grupo MSI, que gerencia a Corinthians y está investigado en Brasil por presunto lavado de dinero.

Tras la venta de Tévez desde Brasil al West Ham de Inglaterra, estalló una investigación que conmovió al fútbol brasileño sobre las vinculaciones de los gerenciadores de su ex club Corinthians – Media Sports Investements, MSI – con el lavado de dinero del narcotráfico.

El elegido por Macri para la AFI fue también está acusado de operar para la mafia rusa dada su ligazón con Boris Beresovsky, ex dueño de de la aerolínea Aeroflot y diversos bancos rusos. Arribas además fue protagonista del pase de Carlos Tévez al Corinthians (lo informado por Macri difirió – según el momento – en U$S 2.500.000) pasando al orígen dudoso de los fondos (no provenían del comprador brasileño, sino de paraísos fiscales) y llegando a la relación personal del escribano Arribas con el presidente boquense.

No hay comentarios:

Publicar un comentario