martes, 8 de marzo de 2016

Récord de gestión macrista: 110.000 despidos en dos meses.


Los despidos ascendieron a 110.000 individuos en los primeros dos meses del año (2016). Así lo calculó la consultora Tendencias Económicas, la cual realiza un seguimiento sectorial con las desafectaciones tanto del ámbito privado como público. 

“No recuerdo otro año en la historia argentina en que haya habido tantos despidos en tan poco tiempo”, aseguró José Luis Blanco, director de la consultora. “Es un record. La cantidad de puestos de trabajo perdidos subió 70 veces respecto del año pasado”, agregó. El documento detalla que en enero los despidos fueron mitad del sector privado y mitad del público, mientras que en febrero la mayoría de recortes se observaron en la esfera privada, en donde se destacó la mala performance de la construcción.

En febrero, según Tendencias Económicas, se registraron 65.700 despidos, de los cuales 55.000 se dieron en el sector privado. La actividad de la construcción computó 46.750 bajas, en tanto que autopartes, petróleo, comercio y minería fueron otras ramas con importantes recortes. En el sector público, se observaron 10.600 desafectaciones entre dependencias nacionales, provinciales y municipales.

La consultora precisó que las tensiones no sólo se dieron por el recorte de las plantillas de personal sino que hubo un fuerte incremento de asalariados suspendidos. “Las suspensiones sumaron 14.340 individuos y superaron en 12,5 veces a las registradas en febrero de 2015. Abarcaron a diversas actividades, como las fábricas de automotores, siderúrgicas, textiles, empresas petroleras y de la construcción”, indicó. Agregó que “la conflictividad laboral experimentó un acusado aumento en el primer bimestre del año, como consecuencia de los aumentos que se verificaron en los paros, en los despidos y en las suspensiones”.

Dirigentes gremiales alertaron por las distorsiones del mercado laboral en los últimos meses. “Estamos en una situación muy difícil que presiona y hace crujir a las empresas, sobre todo a las pequeñas y medianas, lo cual va sumado a la incertidumbre que genera la pérdida de fuentes de trabajo en el sector privado, sin contar los despidos que hubo en el Estado”, describió Hugo Yasky, titular de la CTA. Alertó que no se puede dejar avanzar “el efecto dominó, es decir que muchos empresarios empiecen en una suerte de contagio”.

FUENTE: PÁGINA 12

No hay comentarios:

Publicar un comentario