viernes, 26 de febrero de 2016

Macri y el regreso del endeudamiento: primeros 12.000 millones.


La iniciativa de tomar deuda forma parte de un programa de endeudamiento para este año que alcanzará los 40.000 millones. La tasa de interés de la operación de ayer fue superior al 30 por ciento anual. Las reservas retrocedieron otros 91 millones.

El gobierno de Mauricio Macri emitió ayer los primeros 12.000 millones de pesos en bonos con vencimiento en 2018 y 2020 y tasas de interés superior al 30 por ciento anual, que forman parte de un programa de endeudamiento para este año que alcanzará los 40.000 millones. Estas colocaciones buscan ser un aporte a la tarea del Banco Central de contraer la base monetaria y secar lo más posible la plaza de pesos, en el marco de la receta ortodoxa contra la inflación y ofrecer un activo cuyo rendimiento le quite presión a la demanda de dólares. La divisa continuó con presión alcista y el Central debió intervenir nuevamente vendiendo dólares para evitar una suba mayor. Resignó 61,7 millones de dólares en reservas y el billete verde se estabilizó en 15,60 pesos. Las reservas retrocedieron en 91 millones hasta 28.766 millones de dólares.

El diagnóstico del equipo económico de Macri es que existe un exceso de pesos en el sistema que presiona sobre los precios y que esa liquidez se traslada a la compra de dólares. En el marco de esta visión monetarista en la que la emisión de pesos es la única causa de la suba en los precios, el Ministerio de Hacienda y el BCRA coordinan una política agresiva de contracción del circulante.

El programa financiero de Hacienda, independientemente de la colocación que pueda hacer en dólares para conseguir fondos frescos, contempla la emisión de dos nuevos instrumentos que se ajustarán por la tasa Badlar –resultante de los depósitos mayoristas– y vencimientos a dos y cuatro años. Se trata de los Bonar 2018 y 2020. El primero rendirá una tasa Badlar más 275 puntos básicos y el segundo Badlar más 325 puntos. Actualmente la tasa Badlar se ubica en los 26,8 por ciento. El monto que se emitirá por cada uno de estos instrumentos será de 20.000 millones a completarse a lo largo de este año, según las condiciones del mercado, explicó el Ministerio de Hacienda y Finanzas.

La primera colocación fue ayer por 12.000 millones de pesos. Según informó la cartera de Hacienda, la emisión fue de 5982,9 millones de pesos en Bonar 2018 y 6006,8 millones Bonar 2020. Como resultado de la operación la tasa de corte del mercado, derivada del ingreso efectivo de pesos respecto del valor nominal del título, ascendió a Badlar más 326 puntos y Badlar más 377 puntos. Es decir, la tasa fue de 30,06 por ciento para la serie 2018 y de 30,57 por ciento para la 2020, según se refleja en el comunicado oficial de Hacienda.

A la colocación acceden tanto empresas como particulares, con lo que el gobierno de Macri pretende ofrecer una alternativa al dólar. En la misma tarea se encomendó el Central, que en las últimas dos colocaciones de letras impulsó una suba en la tasa de interés rectora del sistema bancario. Primero lo hizo en un cuarto de punto y luego volvió a subirla esta semana entre 0,5 y 1,15 punto. Pese a esta última suba, que tuvo lugar el martes pasado, el Central no logró renovar los vencimientos de esta semana en letras y expandió por primera vez bajo la conducción de Federico Sturzenegger. La expansión fue de 5163 millones de pesos pese a la suba de las tasas.

El Central además comenzó a vender dólares en el mercado también para frenar la escalada en el precio. En una semana ya lleva vendidos 237,2 millones de dólares para abastecer la demanda en un contexto de baja liquidación por parte de los exportadores de granos. En lo que va de febrero las reservas acumulan un caída de 1308 millones de dólares para cerrar en 28.766 millones, o 23.766 millones si se descuenta el préstamo de 5000 millones por parte de bancos extranjeros. Pero la expectativa de suba se mantiene y en el mercado ilegal la divisa avanzó 8 centavos hasta 15,66 pesos, volviendo a cotizar por encima del precio oficial para la venta minorista.

FUENTE: Página 12, 26 de febrero 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario