lunes, 29 de febrero de 2016

Macri entregado a los buitres.


La liquidación de divisas producto de la exportación de granos alcanzó en la última semana los u$s 353,18 millones, la segunda cifra más baja en lo que va del año, que representa además un 13% menos de lo registrado en los cinco días previos.

Si la comparación la hacemos con el mismo lapso de 2015, el monto representa un aumento del 69%.

Así, el acumulado hasta el 26 de febrero último sumó u$s 4.068,50 millones, 101,2% por encima del período anterior, de acuerdo con el reporte de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y del Centro de Exportadores de Cereales (CEC).

De todos modos, el ritmo que las liquidaciones supieron tener las primeras semanas después de que el gobierno nacional modificara el tipo de cambio y redujera las retenciones a las exportaciones de soja, se redujo en 47,6%.

Del 21 de diciembre al 15 de enero, los exportadores ingresaron 3.119,99 millones, a un promedio semanal de u$s 780 millones, en sintonía con lo esperado por el gobierno nacional, luego de las medidas adoptadas en favor del sector.

Sin embargo, desde el 18 de enero hasta el cierre de febrero, el promedio semanal de liquidaciones bajó a u$s 409 millones, es decir, cayó casi a la mitad.

Esto demuestra que el sector agro (el más acérrimo enemigo del gobierno de CFK) se muestra dispuesto a liquidar (sólo) un 50% más de divisas que entonces, a la espera de que el dólar trepe a $20 e incumpliendo las promesas hechas al gobierno una vez recibido el combo de regalos de la quita de retenciones y de todos los impuestos de exportación. Esto explica las declaraciones del ministro de energia Aranguren sobre que "algunos se pintan hoy la cara y antes no lo hicieron. No les pido solidaridad con este gobierno pero sí generosidad con los habitantes de nuestra nación".


La caída del 13% en la liquidación de divisas del agro profundiza el incumplimiento de la promesa empresarial. Los dólares no aparecen y el Banco Central no puede contener la fuga que le genera la venta para contener el precio de la divisa: su intervención en el mercado cambiario le costó a Sturzenegger más de u$s1300 millones y el dólar sigue en suba cerrando a $15,86.

Dentro del Gobierno de Macri es Carlos Melconian el que respalda esta postura de hiperajuste y megadevaluación. El agro considera que debe recuperar vía devaluación la pérdida que le genera la caída del precio internacional de la soja. La cotización de la soja alcanzó en el mercado de Chicago los u$s 314,07 la tonelada, u$s 16,26 menos que el valor máximo de u$s 330,33, alcanzado el 13 de enero último, lo que significa una caída de 4,93%.

Para salir de la encrucijada, el macrismo queda conminado y gustoso de acudir al endeudamiento externo y para acceder al crédito se le hace imprescindible arreglar con los buitres. Tendrá hasta el 14 de abril para desembolsar casi 5 mil millones de dólares en efectivo para recién entonces reingresar al ciclo de endeudamiento para gastos corrientes.

De ahí el anuncio del ministro Prat Gay que habla de “emisión de bonos” y “ahorro para la Argentina”, mientras Value Walk afirma que los buitres se anotan un "gran triunfo" ante Argentina.


RELACIONADO:
ACUERDO CON BUITRES PARA LANZAR EL PLAN DEUDA
ACUERDO BUITRE, INACEPTABLE EXTORSIÓN (Axel Kicillof)

No hay comentarios:

Publicar un comentario