lunes, 15 de febrero de 2016

La Shell de Aranguren se lleva la primera licitación petrolera de la era Macri.


Hemos visto que el gobierno cuya cara visible es el ingeniero bailarín se compone de funcionarios devenidos de las más grandes empresas privadas que arribaron a los ministerios y secretarías del Estado, abandonando el lobby para hacerse cargo de la gestión pública.

Ex gerentes de Shell, Techint, General Motors, HSBC, Telecom, Grupo Clarín, LAN, Banco Galicia, Pan American Energy, JP Morgan, Citibank, Telefónica, Coca-Cola, Deutsche Bank, Farmacity y Axion, entre otras empresas, ocupan los cargos que debieran ocupar defensores del Estado ante la voracidad privada y multinacional.

En este marco y dada la brusca caída de los precios del petróleo mundial y la desmesurada devaluación del peso argentino, el gobierno abre la importación de crudo de petróleo (más barato en el extranjero que en Argentina) para recomponer el nivel de rentabilidad de las empresas ( en pleno conflicto con sus empleados).

Así pues, como encontramos ganador de la primera licitación macrista de obra pública al “amigo del alma” presidencial, Nicolás Caputo, encontramos ahora que la primera licitación para la importación autorizada de crudo es nuestra conocida Shell (Argentina), la misma que condujera durante los últimos 30 años el actual Ministro de Energía, Juan José Aranguren.

De este modo, un grupo de petroleras –Shell, Axion Energy, Petrobras y Oil– adquirió un barco de crudo cargado con un millón de barriles de petróleo de tipo Bonny Light desde Nigeria que arribará al país el 25 de febrero (2016). Es la primera importación de crudo a cargo de empresas privadas en más de cinco años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario