martes, 23 de febrero de 2016

Acindar cierra sus puertas 10 días y el monopolio argentino del acero se protege.



Mientras miles de trabajadores de la industria del acero europeo marcharon esta semana en Bruselas contra el dumping chino y el posible reconocimiento de China como economía de mercado, el Gobierno argentino estudia con el sector siderúrgico, con Techint a la cabeza, normas técnicas para frenar el ingreso de importaciones y proteger el empleo y la producción. Por su parte Acindar para la planta de Villa Constitución por 10 días.

El propio Macri (o mejor dicho, la gente que ocupa el Poder Ejecutivo) junto con la Cámara del Acero y empresas del sector, con Techint a la cabeza, comenzaron a estudiar barreras paraarancelarias “como la calidad y la seguridad del acero” para que las licencias no automáticas no sean el único mecanismo de protección. “Pasan los sesenta o noventa días, y ese acero entra; debe haber normas complementarias”, señalaron fuentes sectoriales.

Mientras tanto, en la capital de Bélgica, hubo una marcha que contó con el apoyo de Eurofer Asociación Europea del Acero y Aegis Europe, que es una alianza que reúne alrededor de treinta sectores industriales. Además de la industria del acero, participaron sectores del aluminio, metales no ferrosos, paneles solares, fibra de vidrio e industrias cerámicas, entre otros.

Europa ya no es de acero. https://t.co/uNxD0lXJd3  Las industria sufre las consecuencias de la agresiva competencia china.
— EL PAÍS Economía (@elpais_economia) February 22, 2016

El presidente de Eurofer, Geert Van Poelvoorde, fue la principal voz que se levantó ayer e indicó que “desde la crisis, 85.000 empleos se han perdido en la industria del acero europea y en los últimos seis meses 7.000 puestos de trabajo adicionales se han perdido”.

Temen el ingreso de acero brasileño por sus excedentes

Mientras la producción de acero crudo en el mes de enero fue de 329.500 toneladas, 11,3% inferior a la del mes de diciembre y 14,6% abajo interanual, apareció una fuerte preocupación en el sector siderúrgico, ya no por China, sino por la recesión de Brasil y las potenciales importaciones de este país.

Fuentes de las empresas nucleadas en la Cámara Argentina del Acero señalaron que “en el sector productivo del acero se acrecienta la preocupación por la caída de la actividad económica y la devaluación de la moneda de Brasil, principal socio comercial de la Argentina”.

Como es sabido, Brasil es un mercado de gran importancia para las exportaciones. Aunque el comercio bilateral con el mayor socio registra otra luz amarilla: se teme que al igual que entre los años 1998-2001, “los excedentes productivos brasileños se exporten a la Argentina con el consiguiente impacto sobre la producción y el empleo doméstico”, señaló la Cámara del Acero.

En los primeros dos meses del año, el fenómeno de China concitó la protesta y la movilización de trabajadores en la Unión Europea, por la creciente cantidad de despidos. A ello, se suma la amenaza brasileña, escenario que ha provocado la reacción de compañías de la escala del Grupo Techint.

Para esta semana, la Comisión Europea en Bruselas será visitada nuevamente por empresas del bloque contra el posible reconocimiento de China como economía de mercado (el otorgamiento del MES, por sus siglas en inglés: Market Economy Status).

En tanto, el Ejecutivo estudia aplicar barreras paraarancelarias como mecanismo de protección.


Por menor demanda, Acindar cierra 10 días su planta.

Ante la menor demanda de la industria automotriz y la construcción, la compañía siderúrgica Acindar decidió cerrar por diez días la planta que posee en la ciudad santafesina de Villa Constitución, según lo anunció la compañía.

La compañía cerrará sus puertas del 18 al 28 de marzo próximos y obligó al personal a tomarse vacaciones en ese período o compensar francos para "no afectar" el empleo.

"No puedo asegurar que en algunos casos no haya que llegar a alguna suspensión, pero vamos a ir agotando todas las instancias para no llegar a las suspensiones", indicó el gerente de Relaciones Externas de Acindar, Carlos Vaccaro.

El ejecutivo aseveró que se trata de una medida preventiva y admitió que desde diciembre cayó bruscamente la demanda principalmente desde los sectores automotriz y de la construcción.

Al respecto, aseguró que la compañía, controlada por el grupo Arcelor Mittal, destina toda su producción al mercado interno, ya que "exportar es imposible".

Por otra parte, Acindar comunicó a la Subsecretaría de Comercio Interior una reducción de precios del 5% en su cartera de productos, con el propósito de "contener la inflación".

"La decisión fue comunicada por la empresa a la Subsecretaría de Comercio Interior y dicha medida responde al fuerte compromiso que tiene Acindar para acompañar al Gobierno en los esfuerzos que está realizando para contener la inflación", indicó en un comunicado.

José Ignacio Giraudo, director General Ejecutivo de la empresa, consideró: "Desde Acindar no estamos ajenos a la realidad del país, y es por ello que hemos tomado esta medida para colaborar con el trabajo argentino y favorecer la competitividad de los distintos sectores".

No hay comentarios:

Publicar un comentario