viernes, 29 de enero de 2016

Macri sigue adjudicando obras millonarias a su amigo Nicolás Caputo.

Nicolás Caputo, de corbata rosa, testigo preferencial del último casamiento de Macri.

Hemos visto como Maurico Macri, entonces Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, adjudicaba y/o contrataba servicios de empresas de amigos con patrimonio administrado del Estado. Estas maniobras fueron denunciadas en su momento pero desoídas y encubiertas por los medios concentrados.

Hemos visto que el equipo económico del Ministerio de Hacienda es una sociedad privada reunida con fines de hacer negocios.

Y vemos que en ambos tópicos se encuentra un nombre en común: Nicolás Caputo, amigo personal y desde infancia de Macri, "amigo de la vida" calificado por el mismo presidente.

Es más, el ahora presidente se dio el lujo de adjudicar una última serie de obras como Jefe de Gobierno en el último día de su mandato: obras en escuelas de la zona sur por 94 millones de pesos, para así, sumar en su gestión porteña un total de 1400 millones de pesos adjudicados en obras a su amigo Caputo.

Ahora bien. Ya presidente, Macri vuelve a los mismos usos y costumbres o, mejor dicho, no abandona su modus operandi ilegal y supino, ya que guarda estrechas relaciones personales y financieras con su amigo (préstamos personales declarados entre ambos), incluso publicando en el Boletín Oficial la primera gran adjudicación de obra pública de gobierno a Nicolás Caputo el mismo día en que se anuncia el tarifazo energético, se cierra y desguaza Fabricaciones Militares y se avanza sobre una nueva ola de despidos estatales que ya suman más de 25.000 en un mes.

La adjudicación en cuestión es una construcción de obra civil para la Comisión Nacional de Energía Atómica por unos 800 millones de pesos y puede verse aquí.


Véase que declaraba Macri sobre las obras adjudicadas a Nicolás Caputo:

No hay comentarios:

Publicar un comentario