miércoles, 30 de diciembre de 2015

Otro decreto insólito de Mauricio Macri: un estadounidense en la Secretaria Legal y Técnica.


A lo largo de su breve trayectoria política (de no más de una década) hemos podido ver en diferentes situaciones discursivas, entrevistas, bloopers, desmentidas y hasta escenas fronterizas con el ridículo, la torpeza y limitación de recursos de quien ostentara durante ocho años el cargo de Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Por ese entonces, hacia fines de 2013, cuando se plantaba como precandidato presidencial para las elecciones de 2015, su equipo político consiguió una entrevista con el canal estadounidense CNN en el que no desentonó con su pobre imagen, limitado discurso y torpeza diplomática, aún hablando en nombre de “la mayoría de los argentinos” para criticar y calumniar a la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner (vídeo).

Aquella entrevista fue realizada, no casualmente, poco después de que se conocieran los cables de Wikileaks desclasificados por Julián Assange que el periodista Santiago O´Donell publicara en su libro ArgenLeaks.

O´Donell publicó en su blog un artículo referido a los pedidos que Mauricio Macri supo hacer al gobierno de los Estados Unidos.

"Mauricio Macri tenía una costumbre: cuando hablaba con funcionarios del gobierno estadounidense, les pedía que hicieran algo con Néstor Kirchner. Hablando en criollo, que le pararan el carro", asegura el escritor y periodista.

Según los cables divulgados de WikiLeaks, lo hizo "en cinco ocasiones distintas, delante de diferentes funcionarios estadounidenses", lo que revela "un componente gangsteril en la forma de pensar del actual jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Esto es, para frenar a un matón hace falta otro matón más grande que lo ponga en su lugar", dice O'Donnell.

Según el periodista, de los cables se desprende que las tres primeras veces que Macri dijo que los Estados Unidos tenían una responsabilidad por el mal comportamiento de Néstor Kirchner, los funcionarios estadounidenses que lo escuchaban prefirieron callarse o cambiar de tema.

La cuarta vez, sin embargo, la embajadora Vilma Socorro Martínez le contestó sin medias tintas: que el gobierno de los Estados Unidos no tenía ninguna intención de pelearse con el gobierno argentino sino más bien todo lo contrario: querían llevarse lo mejor posible con la Casa Rosada.

En el mismo cable, "la embajada escribió que Macri era un maleducado y que ésta no tenía por qué hacer el trabajo que les corresponde a los políticos de la oposición. Cuando Macri volvió a insistir, por quinta vez, en que los Estados Unidos debían endurecer su postura ante el gobierno nacional, la diplomática volvió a contestarle que la embajada haría todo lo contrario", afirma O'Donnell.

A pesar de las diferencias, el 28 de enero de 2010, la embajadora Martínez agasajó a Macri con un almuerzo en su residencia, y un cable del 5 de febrero de 2010 da cuenta de la nueva “presión” del jefe de Gobierno porteño para que los Estados Unidos se pusieran firmes con los Kirchner.

"El tono seco del despacho firmado por Martínez sugiere que el almuerzo no había mejorado su opinión del jefe de Gobierno", dice el periodista.


Hoy, a 19 días de haber asumido el cargo de Presidente de la Nación, Mauricio Macri lleva ejecutados y publicados 261 DNU (Decretos de Necesidad y Urgencia), cantidad inusitada y desmesurada en relación a la historia democrática argentina desde 1983 (ver comparativa).

Más allá de los intentos de violar la Constitución Nacional (83/2015), de reducir de manera encubierta el presupuesto educativo (13/2015), de desconocer al Congreso Nacional (AFSCA y AFTIC) (13/2015) entre otras maniobras ilegales y criticadas, en la danza de decretos que envuelve a Mauricio Macri (13,7 DNU por día), también se encuentran decretos personalizados.

Así, el Poder Ejecutivo que rodea al empresario Mauricio Macri modificó por decreto 226/2015 (23.12.2015) la reglamentación de la Oficina Anticorrupción para permitir que la diputada Laura Alonso (PRO) asuma al frente del organismo, pese a que no es abogada, sino licenciada en Ciencias Políticas.

Y hoy, a través de otro decreto, calificado como Decisión Administrativa 4/2015, el Poder Ejecutivo vuelve a la personalización decretal para hacer honor a aquellas declaraciones ante CNN y a los cables de Wikileaks.

Este nuevo y polémico decreto de Macri habilita a una persona nacida en Estados Unidos a asumir un cargo muy sensible, en excepción de lo que marca la Ley de Empleo. Para formar parte de la Administración Pública Nacional se establece claramente como requisito ser Argentino nacido o por opción pero la ley parece no frenar al presidente que habilita al ciudadano estadounidense Marcos Molina Viamonte para incumplir la ley de empleo y asumir como Director de Informática, en la secretaría Legal y Técnica de la Presidencia. Aquí el decreto:

ADMINISTRACIÓN PÚBLICA NACIONAL

Decisión Administrativa 4/2015
Excepción.
Bs. As., 22/12/2015

VISTO la Ley Marco de Regulación de Empleo Público Nacional N° 25.164, su Decreto Reglamentario N° 1421 del 8 de agosto de 2002, y

CONSIDERANDO:

Que mediante la Ley N° 25.164 se aprobaron los principios que regulan la relación del Empleo Público Nacional.

Que por el Decreto N° 1421/02 se aprobó la reglamentación de la Ley Maro de Regulación de Empleo Público Nacional N° 25.164.

Que por la presente medida tramita la propuesta de excepción para el ingreso a la Administración Pública Nacional dispuesto en el artículo 4° inciso a) del Anexo de la Ley N° 25.164 y su reglamentación.

Que la parte final del mencionado inciso establece el procedimiento de excepción para autorizar la incorporación de las personas que no cumplen con el requisito de nacionalidad.

Que el titular de la SECRETARÍA LEGAL Y TECNICA de la PRESIDENCIA DE LA NACIÓN solicita exceptuar de las precitadas previsiones legales a D. Marcos MOLINA VIAMONTE, D.N.I. N° 93.611.757, como paso previo a su designación en un cargo vacante y financiado de esa jurisdicción.

Que los antecedentes personales, la capacitación y experiencia con la que cuenta el causante, de nacionalidad estadounidense, se ajustan estrictamente al perfil de las tareas a desarrollar, por lo que resultaría altamente beneficioso contar con la colaboración del nombrado.

Que la presente se dicta conforme a las facultades otorgadas por el artículo 100, inciso 2 de la CONSTITUCION NACIONAL, y a tenor de lo establecido por el artículo 4° inciso a) del de la Ley Marco de Regulación de Empleo Público Nacional N° 25.164.

Por ello,

EL JEFE DE GABINETE DE MINISTROS DECIDE:

Artículo 1° — Exceptúase a D. Marcos MOLINA VIAMONTE (D.N.I. N° 93.611.757) de nacionalidad estadounidense, del requisito de nacionalidad que para el ingreso a la Administración Pública Nacional se establece en el artículo 4° inciso a) del Anexo Ley Marco de Regulación de Empleo Público Nacional N° 25.164.

Art. 2° — Comuníquese, publíquese, dése a la Dirección Nacional del Registro Oficial y archívese. — Marcos Peña. — Rogelio Frigerio.

Fecha de publicación 30/12/2015



No estamos hablando de un agente norteamericano inflitrado ni de un miembro de la CIA: Marcos Molina es un pibe tecladista de una banda que se llama DonKrak que toca en La Trastienda, que comenzó a estudiar Licenciatura en Administración y Sistemas en el ITBA y se recibió el 18 de Agosto de 2012. Habla Inglés, le gusta viajar y no se le conoce experiencia laboral excepto por un puesto en la Ciudad de Buenos Aires donde según el ANEXO – RESOLUCIÓN N° 51/SSGPM/15 (pagina 25) trabajó desde el 1 de junio de 2015 al 31 de diciembre 2015 por un salario mensual de $2700.

Marcos Molina se ganó el cargo que mereció otro Decreto de Necesidad y Urgencia firmado por Macri en las reposeras de Villa La Angostura por ser amigo de Franchu Macri y Tania Macri, hijas de Gianfranco Macri, hermano del Presidente Mau.


Disculpas por la ausencia del vídeo. A doce horas de esta publicación, Marcos Molina retiró el vídeo de su perfil de Facebook.

Gracias a la data de RESISTIENDO CON AGUANTE

2 comentarios:

  1. Solo una aclaración: no es un DNU (Decreto de Necesidad y Urgencia), sino una Decisión Administrativa, una norma de mucha menor jerarquía, y que puede usarse (de hecho, CFK la usó en un caso similar, para designar a una funcionaria de nacionalidad inglesa). No me parece grave, sinceramente. El punto es si está capacitado o no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. esteeemmmm.... no, el punto es si es legal o no. y no, no es legal.
      si la capacidad tuviese relevancia la ley lo tendria en cuenta, pero no lo hace.

      Eliminar