sábado, 1 de julio de 2017

Macri firmó la habilitación y ampliación inconsulta de un puerto de Shell en Arroyo Seco.


La decisión se tomó sin consultar a las autoridades locales. El intendente se enteró por la publicación en el Boletín Oficial. La firma, que opera desde 2004, tendrá su permiso definitivo sin contraprestación económica ni de obras para la ciudad.

El presidente Mauricio Macri firmó la última semana un decreto habilitando definitivamente el puerto que la petrolera Shell posee en Arroyo Seco, distante unos 35 kilómetros de Rosario. Según denunció el intendente de esa localidad, Nizar Esper, el decreto 421 también le permitirá a la firma de combustibles cuadruplicar su superficie, todo sin haber consultado siquiera al municipio, ni haber pasado por el Concejo. Las consultas –según Esper– también esquivaron al ECOM, el ente coordinador metropolitano y al gobierno santafesino, que antes del permiso nacional debe tener el estudio de impacto ambiental. 

“Nosotros teníamos un puerto de Shell, pero me enteré por un twit en el que manifestaron que van a cuadruplicar la plataforma de ese puerto, y hacerlo mucho más grande. Me llama la atención que nadie se haya comunicado conmigo para manifestarme esta decisión que tomó la Nación. Esto es lo que molesta” dijo Esper. 

El muelle va a ser utilizado para la manipulación de hidrocarburos y combustibles líquidos. “La idea es que se hagan las cosas como corresponde y consultando al municipio que es parte de esto”, remató el intendente. Por su parte el ministro de la Producción santafesino Luis Contigiani fue aún más allá con sus sospechas: “Sin dudas esta ampliación inconsulta con las autoridades locales y provinciales, tiene una consecuencia lógica: ha aumentado el valor que la petrolera tendrá en los próximos tiempos porque aumenta su capacidad de trabajo y su superficie. En mas que sugestivo cuando la firma está en venta”, remató el funcionario,que confesó que su cartera no sabia nada hasta que el decreto se hizo público en la edición de Rosario12.

El decreto en cuestión es el 421 /2017 firmado por el presidente Macri, luego que la petrolera solicitara “la habilitación del puerto ubicado sobre la margen derecha del Río Paraná, a la altura del kilómetro 394,500 de Arroyo Seco”

En el mismo se devela la ampliación del predio –que había venido operando con una autorización provisoria desde 2004– y se destaca que “la titularidad de dominio de los inmuebles donde el puerto se encuentra instalado le corresponde a la firma Shell definiendo al mismo como particular, de uso privado y destino industrial”. Y por si hiciera falta aclara “han tomado intervención las autoridades y organismos competentes en la materia, los que no formularon objeción alguna acerca de la habilitación en trámite”, algo que el propio intendente desmintió.

No bien se enteró del nuevo escenario, el intendente Esper se reunió con su gabinete y con su asesor jurídico. “Intimamos a Shell para que hiciera todas las presentaciones necesarias. También le enviamos una carta al presidente de la Nación, y al ministro de Transporte para que me expliquen cómo es esta situación” reveló.

“Al puerto de Shell ahora lo van a cuadruplicar, pero nunca se sentaron a dialogar con este municipio, cuando la habilitación se la tiene que dar este municipio”, remarcó Esper. “Este es un puerto de muchos años que estaba habilitado provisoriamente, pero cuadruplicarlo sin consultar está mal. Cualquier ampliación y movimiento de suelo debe pasar por el Concejo Deliberante y por la intendencia”

Según el intendente, el Ente Coordinador Metropolitano nunca fue consultado. “Mirta Levin, que lo preside también estaba muy molesta con esta situación, y me manifestó que habría que analizar el impacto ambiental, tanto como la necesidad de rutas para el acceso a la nueva planta”.

Antes de hacer la ampliación, Esper pretende acordar obras: “Tenemos gravísimos problemas con la ruta 21, con el ingreso al puerto, que es una zona complicada, con un camino destruido por los años. Digo que habría que hacer un ingreso y egreso al puerto, porque los vehículos que ingresen pueden afectar a los vecinos, que en un buen número habitan la zona. Todo esto se tiene que analizar con el municipio y el Concejo”.

–¿Le resulta sugestiva esta habilitación y ampliación del puerto siendo que el actual ministro de Energía fue un gerente de Shell? –le preguntó Página 12 a Esper.

–Mire, la verdad es que es un poco raro, porque cada movimiento que tanto Nación como provincia hacen en nuestro territorio, siempre nos informan. Digo que habría que habernos sentado en una mesa para discutir si corresponde o no la medida. No sé la injerencia del ministro, pero es todo muy llamativo. No pienso que esto lo hayan hecho adrede, pero me parece una falta de respeto que no consulten al municipio.

No es la primera vez que Shell tiene un conflicto de intereses con el municipio de Arroyo Seco, donde tiene una de sus destilerías: hace poco tiempo la administración municipal perdió un juicio con Shell por cobro de impuestos, tras un fallo de la Corte Suprema que le dio la razón a la destilería. El dinero se le está devolviendo a la petrolera que desde que asumió Esper se beneficia con un descuento de 250 mil pesos por mes sobre un millón de pesos que debe pagar de DREI, Derecho de Registro e Inspección.

Finalmente el intendente reconoce que la ampliación del muelle de Shell le convendría económicamente al municipio porque “pasarían a pagar más de tres millones de pesos mensuales”. Sin embargo, entre los cálculos de Esper figuran las demandas de sus mismos vecinos por la ampliación, la contaminación y las obras viales necesarias que van a generar gastos al municipio.

El que terció en la discusión ayer fue el ministro de la Producción santafesino Luis Contigiani: “No me sorprende, porque hay incompatibilidades manifiestas de funcionarios del gobierno nacional que tienen un conflicto de intereses muy grande, porque son CEOS corporativos y toman decisiones sobre los intereses de sus empresas. También me llama la atención el carácter inconsulto de esta medida, sin que las autoridades provinciales y municipales, hayan sido consultadas. Es una cuestión básica de ordenamiento, de impacto ambiental. Esto es inadmisible”, aseguró.

“Lo que me parece –agregó– es que esto va más allá, porque Shell en Argentina está en venta, y esta aumenta los activos de esta empresa. Y si se aumentan varias hectáreas al puerto de Arroyo Seco, la firma termina valorándose aún más. Lo mismo ocurre en Dock Sud que no estaría habilitada, y ahora se la darían. Esto va en el mismo camino. Esto es privatizar la política, que hoy está manejada por CEOS corporativos”, concluyó Contigiani.

José Maggi, Página 12.

No hay comentarios:

Publicar un comentario