sábado, 3 de diciembre de 2016

Macri y el PRO: De retiro espiritual en Chapadmalal.


En. la misma semana en que se acumulan las noticias PRO (malas noticias), el gabinete y sus colaboradores se dan el lujo de otro retiro espiritual, ahora en Chapadmalal.

No es que haya semanas en las que el gobierno encabezado por Macri deje el eco de buenas noticias para la mayoría de la población. Pero es casi paradójico, casual o particularmente PRO que en la misma semana en que se conoce que el gobierno elimina los feriados puente para 2017, se pague con dinero de los contribuyentes un viaje a Chapadmalal para que esta gente se reuna en la costa del mar.



No se trata sólo de la eliminación de los feriados. Esta es la semana en que también se conoció la decisión decretal del ejecutivo PRO de ampliar el blanqueamiento de capitales irregulares favoreciendo a familiares de funcionarios públicos (testaferros y padres de presidentes evasores).

Es más, también es la misma semana en que se conoció el proyecto de nuevos límites en la recaudación del impuesto a las ganancias, el mismo impuesto que Macri prometió eliminar ahora aumenta su cantidad de contribuyentes.

Después de este broche el ahora presidente Macri aceptó la propuesta de su equipo de marketing e hizo pública la foto de toda la gente (35 personas) que viajó a reunirse en la costa del mar en diciembre.



Aprovechando su estancia en Chapadmalal por el retiro espiritual de su equipo de gestión, el mandatario montó una corta visita a la fábrica de alfajores de la firma Havanna, en Mar del Plata. Una vez más, escuchando sus palabras no se pudo interpretar más que una visión optimista del cambio que todos los argentinos ven cada vez con más disgusto.

Allí, como ya hizo otras veces, enarboló una fuerte defensa del sector empresario, que desde su razonamiento es víctima de los reclamos judiciales que los trabajadores realizan por lo general, porque las empresas no cumplen con las normas laborales vigentes. De todas maneras, no estamos muy seguros, pero creo que habló de "litigiosidad".

Pero esto no es todo. Macri cerró el retiro espiritual con una conferencia de prensa. Sí, además de fotografiarse en la playa, el PRO monta una conferencia de prensa en Chapadmalal (como si el gabinete de este gobierno tuviese derecho a blanquear este tipo de gastos), nada menos que para decir cosas como estas:

"Hemos logrado cosas importantes este año, y la primera es volver a relacionarnos..."

"Me preocupa que ratifiquemos este compromiso de servicio público..."

"... por eso nos hemos transformado en el gobierno con el mayor presupuesto social de la historia de la Argentina..."

Macri además se dio por enterado de los reclamos de la ONU para la liberación de Milagro Sala, considerada presa política en Argentina, en el mismo tono de neutralidad y distancia que diseña un equipo comunicacional de propaganda.

Pero la perla de la conferencia de prensa, sin duda, se la lleva la siguiente frase:

"Se generó una expectativa de cambio mágico y de eso hay que alejarnos"

No es para menos. Lejos de indignarse, estimado lector, aprenda que Macri no habla para usted. Aprenda que está exultante y orgulloso de haber logrado lo que sus políticas lograron en sólo un año. Que después de la salvaje transferencia de recursos a la clase empresaria, de haber legislado hacia el blanqueamiento de delitos propios y la ampliación de monopolios mediáticos, de haber desmantelado redes sociales y de subsidios a clases bajas y de haber fortalecido el sistema de fuga de capitales y bicicletas financieras, en fin, después de todo este año récord, que en pleno diciembre (mes de saqueos y malos humores) este señor se fotografíe de reunión en la playa diciendo, entre otras aberraciones, que "no soy mago", es poco menos que para felicitarlo. 

Realmente el aparato mediático que sostiene las políticas de este gobierno PRO han logrado lo inverosímil.

De todos modos, amigo lector, siempre hay un cable a tierra o una pequeña voz de realidad que logra inmiscuirse por algún intersticio. Usted dirá: No es que el gobierno se reunió en discreción en la casa de algún funcionario para aunar discursos y elaborar políticas de emergencia que al menos atenúen los desastrozos efectos obtenidos. No, de ninguna manera. Estos funcionarios salieron a fotografiarse en el mar orgullosos de lo logrado y corrigiendo a un electorado que creyó en soluciones mágicas.

En este marco, estos muchachos que trabajan en la imagen PRO organizaron una visita de la gobernadora bonaerense Vidal al conocido encuentro "Jóvenes y Memoria", de donde salió despedida a insultos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario