jueves, 23 de febrero de 2017

El discurso único desbordado por el escándalo del Correo Argentino.


La crisis del Correo puede ser un wake up call oportuno para el gobierno, si saben aprovecharlo. Tuvieron suerte, les estalló a siete meses de las elecciones. Todavía pueden recuperarse.

Si esta desgracia absolutamente evitable pasaba en octubre. Buenas noches, mucho gusto.

Es duro porque es indefendible y les pega en la única bandera que todavía agitaban: la diferenciación ética con el kirchnerismo. Para la recuperación económica, el plan de obra pública más importante de los últimos 50 años y el boom de inversiones, habrá que esperar.

Ahora que sea indefendible no significa que no se pueda hacer nada. Lo más obvio, desactivarlo antes que estalle: Correo, deuda, privatización, quiebra, papá Macri, el combo es tóxico por donde se lo mire y sin embargo nadie atajó nada. La noticia se deslizó de la peor manera: Cuando una fiscal lo denunció por el perjuicio escandaloso que provocaba al Estado.

El caso es duro porque es indefendible y le pega a Cambiemos en la única bandera que todavía agitan con entusiasmo: la diferenciación ética con el kirchnerismo.

Menos mal que este gobierno ha hecho un culto del control de la información. Es evidente que sirve muy bien para controlar pavadas como los off de las reuniones de gabinete y homogeneizar respuestas que nadie cree. Lástima que no sea igual de efectivo para alertar al Presidente de los casos que debería mirar con atención.

¿Qué hay detrás de esa torpeza? La misma suficiencia que une casi todos los desaciertos y tiene su base en una creencia que ya es la religión oficial de todo PRO "puro", como ellos mismos se llaman, en un adjetivo que lo dice todo. Ganamos contra el círculo rojo, contra los políticos profesionales, los periodistas, los analistas y los empresarios. Somos el movimiento político más subestimado de la historia y nos quedamos con todo. ¿Quién tiene ahora espaldas para discutirnos?

Con ese envión entraron a la Casa Rosada e iniciaron un movimiento centrífugo con eje en la Jefatura de Gabinete que no paró -no para- hasta que Marcos se quedó con todo. Si Marcos hizo a Macri presidente, si las redes sociales son más importantes que los dirigentes políticos, si Durán Barba es la verdad de todas las cosas, el pensamiento crítico no es un error, es un peligroso deslizamiento subersivo. Por eso los cambios de gabinete. Por eso la homegeneidad como valor supremo. No se trata de pensar, se trata de repetir. Por eso las "guías" para los timbreos, los "qué estamos diciendo" y demás guiones.

No puede fallar hasta que falla. Hasta que la realidad recae en su maldita costumbre de meter la cola y se lleva puesto todo.

El manual se les quemó varias veces y volvieron a repetirlo: Panamá Papers, Arribas, Correo. No pasa nada, no penetra en la gente, es otra vez el círculo rojo, los amigos nos ayudan y lo tapan o lo dan bien atrás, no hablemos, a lo sumo que salga algún perejil. Pero no funciona. Escala y escala. Hasta que termina ya explotado, obligando al jefe de Gabinete a poner la cara, a la defensiva, mientras se esconde al presidente, para evitar cruces directos con la prensa, para que no le pregunten.

¿Apelarán ahora a Facebook y Google para capear la crisis? Buena suerte con eso.

El desprecio hacia la política, el periodismo y las ideas, es un signo de algunas expresiones de este tiempo. Combinar esos rasgos con la creencia en una superioridad moral auto otorgada y sobre todo muy discrecional en la elección de lo aceptable y lo abyecto, es el mejor camino para terminar estrellado en una pared de desilusión colectiva. De hormigón armado. Ya lo vivimos.

No es que uno esté para dar consejos que nadie pide, sino que se lamentan las oportunidades perdidas. Detrás del diálogo que se agitó -acertadamente- como un valor a recuperar, lo que se ofrece es el simulacro del diálogo, que es el disfraz que acercan los buenos modales. Como el ministro Aguad prometiendo recibir a los diputados de la oposición, para terminar encerrado con los propios.

Si todo marcha sobre rieles, no se entiende porqué primero Vidal y luego Durán Barba alertaron sobre la posibilidad de perder las elecciones. Acaso al Gobierno le llegó el momento de bajarse del caballo y apoyar el oído en la tierra.

miércoles, 22 de febrero de 2017

El gobierno PRO otorgó sin costo a Clarín la frecuencia 4G que era de Arsat.


El Grupo Clarín logró que el Enacom le asigne sin costo la frecuencia a su empresa Nextel. Telefónioca en 2014 pagó 427 millones de dólares.

El Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) autorizó este martes (21.02.2017) a la empresa Nextel, del Grupo Clarín, a prestar servicios de comunicaciones móviles de 4G sobre las frecuencias que la firma ya posee en las bandas de 900 Megahertz y de 2,6 Megahertz.

Desde el Enacom, señalaron que "no están cerradas las cuestiones económicas" con las cuales se espera generar un equilibrio que asegure una competencia con las empresas preexistentes y que obligaría al nuevo operador a un pago compensatorio que equilibre los montos desembolsados por las otras tres prestadoras.

Lo cierto es que, hasta el momento, por la asignación de frecuencias para dar 4G a Nextel de Cablevisión del Grupo Clarín y Fintech, el Estado no ha recibido pago alguno.

Por su parte, el ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, desmintió que le hayan dado “gratis” el servicio de 4G al grupo Nextel y aseguró que “van a tener que pagar, pero no las cifras exorbitantes que pedía el gobierno anterior”.

La red que podrá usufructuar el Grupo Clarín a través de Nextel fue licitada por primera vez en 2014. Aquella licitación la ganó el Grupo Vila – Manzano pero la frecuencia nunca fue asignada porque el grupo empresario nunca pagó el canon. Por eso en 2015, mediante una ley del Congreso la frecuencia fue asignada a Arsat en el marco de la declaración de interés público de la industria satelital.

La jugada que se terminó de consumar esta semana y que tiene como ganador al Grupo Clarín comenzó a tejerse antes de la asunción de Macri. En septiembre de 2015, Clarín compró Nextel. La compra finalmente fue aprobada por la actual gestión que también, mediante el decreto 1340/16, arrasó con la normativa que le daba a Arsat la potestad del uso de la frecuencia 4G.

Así las cosas, el Gupo Clarín, con dos decisiones del Gobierno, se convirtió en el cuarto operar de 4G en el país y, por ahora, no tuvo que pagar nada por eso. Ante la posibilidad de que se concrete esta situación, Telefónica ya había advertido que recurriría al CIADI (tribunal arbitral del Banco Mundial) para llevar adelante un reclamo ya que debió pagar u$s427 millones entre 2014 y 2015 por las bandas del espectro para ese servicio.

Podemos escrachó a Macri en la visita al Parlamento español.


Después de anunciar que no asistirían a la cena de gala, los legisladores del partido español Podemos hicieron sus exposiciones "escrachando" a Macri en su visita al Parlamento de España, donde además de entregarle una carta con un pedido de liberación de Milagro Sala le recordaron el caso de los Panamá Papers.

Macri dio un breve discurso en la Sesión Conjunta del Congreso de los Diputados y del Senado de España, donde estuvo acompañado por Mariano Rajoy. Admitió los altos niveles de pobreza en Argentina y, repitiendo su ilusorio, trillado y básico discurso, pidió a los dirigentes españoles que impulsen a los empresarios a invertir en Argentina, como si esa fuese la solución.

Pero como sucedió cuando el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, visitó Buenos Aires, el tema de Milagro Sala se coló en la visita y dejó expuesto a Macri. Los diputados de Podemos que son autoridades del Congreso de los Diputados y tercera fuerza -tienen más de 70 diputados- le entregaron a Macri una carta en la que le reclaman la liberación de la líder de la Tupac Amaru, presa desde hace más de un año en Jujuy, provincia que gobierna el radical Gerardo Morales, aliado de Macri. Allí, mencionan un informe del CELS que sostiene que la detención de Sala "está vulnerando gravemente el Estado de Derecho y las garantías constitucionales" y le recuerdan todas las organizaciones internacionales que pidieron la liberación de la dirigente jujeña. 


La nueva portavoz de la bancada, Irene Montero, lució durante la sesión previa y durante el discurso de Macri una remera con el mensaje "Liberen a Milagro" y el rostro de la líder de la Tupac, que el Presidente vio cuando la saludó en su llegada al Parlamento.

En la previa de la llegada de Macri al Parlamento español, los legisladores de Podemos también aprovecharon para pegarle duro al Presidente argentino. Fue el caso de Íñigo Errejón, que en su discurso despedida como portavoz de la bancada del partido, recordó el ajuste y los tarifazos en Argentina. Errejón curiosamente encabeza el ala "moderada" de Podemos, que fue aplastada por el fundador del partido Pablo Iglesias, en el congreso partidario de Vistalegre, en el que impuso una conducción fiel a su línea más dura, que integra su novia Montero.

Dirigiéndose al ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, Errejón le achacó que "el señor Macri es de los suyos" en referencia a la afinidad ideológica con el gobierno de Rajoy. "Es evidente que el señor Macri es de los suyos cuando en un año de gobierno ha aplicado un tarifazo en agua, gas y electricidad; cuando tiene ya un saldo de 200.000 despidos; o cuando sale en los papeles de Panamá, es evidente que Macri es de los suyos", ironizó Errejón.



"Y es evidente que Macri es de los suyos cuando ha aplicado una política que asume que cuando hay más pobres en vez de combatir la pobreza hay que combatir a los pobres y por eso Milagro Sala lleva un año encarcelada. Es evidente que es de los suyos cuando relativiza a las víctimas de la dictadura".

Ante la crisis de la industria local, familias enteras se van de Tierra del Fuego.


La apertura indiscriminada de importaciones y la quita de aranceles a artículos del exterior tiene un efecto devastar sobre las industrias de distintos distritos argentinos. Hace pocos días, el gobernador Alberto Rodríguez Saá afirmaba: "En San Luis están cerrando fábricas para transformarse en importadoras".

Ahora es la presidenta de la Cooperativa Renacer, Mónica Acosta, quien asegura que la crisis en las empresas de Tierra del Fuego lleva a centenares de familias a abandonar la provincia más austral de la Argentina.

Al menos 500 personas ya tomaron la decisión de mudarse en busca de un mejor futuro laboral debido a la caída drástica de la producción por las importaciones y, al mismo tiempo, la caída de la demanda interna.

“Nuestro punto de equilibrio sería fabricar los mismos electrodomésticos que fabricábamos el año pasado para sustentar 180 familias. Pero de esos 23.500 (electrodomésticos) que fabricábamos por mes, pasamos a una producción de 8.000 productos mensuales. Es una producción muy modesta”, explicaba al sitio PoloSurTdF.com.ar.

Acosta contó que las cifras de las mudanzas fueron reveladas por personal de la Aduana de San Sebastián, que está en el límite entre Tierra del Fuego, Chile y Santa Cruz. "Me dieron información de que, desde el 15 al 30 de diciembre se ejecutaron más de 300 mudanzas por tierra, y es gente que se fue por la pérdida del empleo industrial. En los primeros quince días de enero había otras 200 mudanzas más. En total fueron 500, en un mes".

FUENTE: DIARIO REGISTRADO.

martes, 21 de febrero de 2017

"Presidente offshore": el partido Podemos planta a Macri en la cena de gala de España.


La pobre estrategia PRO de diluír los escándalos presidenciales no se sale del manual: mientras expulsan a Macri a España, dejando sólo y en ridículo al imputado ministro de Comunicación, Oscar Aguad, comparecer en la Cámara de Diputados por la estafa del Correo Argentino, en la madre patria Macri es escrachado.

Allí el partido español Podemos no participará mañana (22.02.2017) de la cena de gala que los reyes de ese país ofrecerán en honor del presidente Macri, al calificar al jefe de Estado de mandatario "offshore", mientras el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, sostuvo que esa determinación "agravia a la Argentina".

Para Podemos, no son necesarios actos de homenaje a un "presidente offshore", señaló el partido en referencia al caso de los Panamá Papers. Asimismo, la fuerza de izquierda acusó al jefe de Estado de ser "responsable de vulneraciones de los derechos humanos".

Por su parte, desde su cuenta en la red social Twitter, Pinedo señaló que "la actitud de Podemos de no asistir a la recepción del presidente democrático que elegimos agravia a la Argentina"; declaración con la que no estamos en absoluto de acuerdo.

La portavoz de Podemos, Irene Montero, anticipó que el espacio no asistirá a las actividades de recibimiento a Macri, por lo que sólo formará parte de la sesión oficial de la Cámara baja del Congreso.

"No es necesario hacer esos actos de homenaje y pompa a un presidente del calado de Macri", sostuvo Montero, al confirmar que no habrá representantes de Podemos en la cena de gala que los reyes de España, Felipe VI y Letizia, ofrecerán en honor de Macri en el Palacio Real, consignó el sitio HispanTV.

Al respecto, Podemos reprochó a Macri la detención de la jefa de la Tupac Amaru, Milagro Sala; la supuesta intención de convertir en un "día festivo movible" la conmemoración del Día de los Derechos Humanos y que impulse presuntas "amnistías fiscales" para "sus amigotes", entre otros puntos.

Caso Correo Argentino - Macri: el ministro Aguad imputado e investigado.


En un procedimiento similar a un allanamiento pero algo más amigable llamado como “orden de presentación”, un equipo de agentes de Gendarmería se presentó en el Ministerio de Comunicación para exigir todos los antecedentes y documentación del concurso de acreedores del Correo Argentino, las ofertas que hizo la empresa para el pago de la deuda, las distintas intervenciones que tuvo el Estado, la designación para actuar en el caso del director de Asuntos Jurídicos, Juan Mocoroa, y todo lo que dé cuenta de cómo se llegó al acuerdo que finalmente fue frenado por la oposición de la fiscal Gabriela Boquín, quien lo consideró ruinoso para las arcas públicas. Con esta medida, el juez federal Ariel Lijo inauguró la investigación que en principio tiene por imputados al presidente Mauricio Macri, al ministro de Comunicaciones Oscar Aguad y a Mocoroa, aunque se perfila como de más amplio espectro.

Lijo le fijó un plazo de 24 horas al Ministerio para que entregue toda la documentación que le requirió. También le envió un oficio a la Cámara Comercial, donde actualmente tramita el concurso preventivo del Correo, para que le aporte el material necesario para reconstruir cómo fue que después de algo más de 15 años se llegó al acuerdo firmado en junio del año pasado, que según Boquín implicaría una condonación del 98,87 de su deuda, que hoy asciende a 4000 millones de pesos. A la Sindicatura General de la Nación (Sigen) y a la Auditoría General (AGN), que son órganos de control, el primero interno y el segundo externo (parlamentario), les reclamó todos los informes que hayan hecho sobre el tema. La AGN fue, como informó ayer PáginaI12, el organismo que advirtió ya entre 2001 y 2002 los incumplimientos del Grupo Macri cuando dejó de pagar el canon del Correo y computó despidos de trabajadores como si fueran inversiones.



Algunas de las medidas de prueba habían sido pedidas por el fiscal Juan Pedro Zoni, quien formuló las imputaciones que dieron comienzo a la causa. Por ahora Lijo no hizo lugar a su pedido de imponer el secreto de sumario. En este expediente se fueron acumulando denuncias presentadas después de que la fiscal Boquín puso el alerta sobre el acuerdo que calificó directamente como “ruinoso” y “abusivo” para el Estado. Primero fue un abogado particular, Daniel Igolnikov, luego los dirigentes de Nuevo Encuentro Gabriela Cerruti y Martín Sabbatella, el titular de la Procuraduría de Investigaciones Administrativas, Sergio Rodríguez, y otros abogados.

Del dictamen inicial de Zoni se desprendían los posibles delitos de defraudación al Estado, negociaciones incompatibles con la función pública y tráfico de influencias. Tomaba algunos de los planteos centrales que surgían del dictamen de Boquín: que el convenio iba beneficiar a los dueños del Correo (miembros del a familia Macri) y a perjudicar al Estado, que el Gobierno mandó a la audiencia para acordar el pago de la deuda a un funcionario, Mocoroa, ubicado en una cadena dependencia jerárquica que lo vincula con el presidente Macri, que este funcionario aceptó la oferta del Correo según “instrucciones” recibidas, y aunque tenía una designación transitoria (por 180 días en su cargo) sin mandato específico para esta cuestión. “El Presidente de la Nación resultaría beneficiario -de forma directa o indirecta- de la sociedad concursada y por ende del acuerdo suscripto”, afirmaba el fiscal en el texto de la imputación.

Pero además Zoni tomó un punto del planteo de la fiscal que va a ser clave: es el que dice que la empresa concursada habría incurrido en una “manipulación de las mayorías en perjuicio de los acreedores privados”. Sería una maniobra, una simulación, para lograr el acuerdo. Es que en el proceso concursal desde ya intervienen todos los acreedores, no solo el Estado, y la empresa necesita tener mayoría de capital y mayoría de apoyo de los accionistas en la asamblea. ¿Cómo hace para que lo apoyen aquellos a quienes les debe? Habría utilizado mecanismos para comprar su propia deuda. En el caso de los acreedores más chicos, a través de “cesiones de crédito, pagos por subrogación y otorgamiento de poderes irrevocables” a apoderados “vinculados a la concursada” misma. Pero así como hubo acreedores por montos bajos, también están los bancos, acreedores por unos 400 millones de pesos, que tuvieron un peso determinante en el voto favorable: el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Río y la Corporación Financiera Internacional. Lo que sucede es que estos cedieron créditos al Meinl Bank que, coincidencia, tiene vinculación monetaria con Sideco, la firma de los Macri que controla a Correo Argentino.

En la investigación penal, otro de los datos que podría ser tenido en cuenta para evaluar si hubo “dolo” o “intencionalidad” en la firma de un acuerdo perjudicial, es la demanda que inició el Correo contra el Estado, en reclamo de un resarcimiento por el supuesto daño económico que habría sufrido como consecuencia de la estatización. Ese reclamo fue presentado 25 días antes del acuerdo y poco después de firmarlo la empresa incluso modificó el monto de lo que reclamaba. Boquín sostuvo que era un acto de mala fe. El doble juego que el Gobierno asumió ayer tiene sus riesgos: desconocer tanto el acuerdo como la demanda por daños podría ser interpretado como una confesión de una irregularidad.

La denuncia de la PIA, que comanda Rodríguez, ya fue enviada por el juez Marcelo Martínez de Giorgi a Lijo, y sumará complejidad ya que pone énfasis en rastrear si con años atrás ya hubo un perjuicio patrimonial al Estado, producto de la falta de cobro de la deuda o de otros posibles acuerdos dudosos.

Cerruti y Sabbatella presentaron una ampliación de su denuncia. Está basada en la aparente existencia de un informe del Banco Nación previo a la firma del acuerdo, cuando estaba a cargo de la entidad Carlos Melconian, donde advertía que la propuesta era mala para los intereses estatales y debía ser rechazada. Los denunciantes plantean que es inverosímil que Mauricio Macri no supiera nada -como alegó públicamente- empezando por su cercanía con Melconian y porque la fuente era el Nación. También se detienen en la conferencia de prensa en la que el Presidente anuncia la vuelta a fojas cero, algo que advierten como una forma de dar por sentado que “cuenta con la aprobación del deudor”. “Teniendo en cuenta que ningún empresario que busca maximizar ganancias acordaría anular un convenio que le es sumamente beneficioso, resulta más que claro que eso es posible únicamente porque Macri es quien toma las decisiones de los dos lados”, dicen.

Habrá que esperar a ver ahora si el ministerio entrega toda la documentación, si “la justicia” investiga realmente o sobreactúa ante el escándalo y si los movimientos judiciales que intenta el Gobierno en los otros frentes (la causa comercial y la demanda por daños) tienen algún impacto en la investigación penal.

Hoy, ahora, en vivo, el ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, comparece ante la comisión de Comunicaciones de Diputados para intentar justificar el acuerdo firmado por su cartera con la empresa Correo Argentino SA, propiedad de la familia de Macri.

Aguad afirmó ante los diputados que el Gobierno actuó "como lo establece la ley”. Sostuvo que la deuda en el caso del Correo Argentino era de 296 millones de pesos y que la ley “no permite actualizar ni cargar intereses de la deuda en un concurso de acreedores". "Hicimos lo que pudimos", insistió y admitió que “obviamente hay un enorme quebranto en perjuicio del Estado”, aunque intentó culpar por eso a la estatización hecha en 2003 por Néstor Kirchner.

"La familia dueña del Correo Argentino tiene que pagar lo que debe y vamos a tratar de cobrarle”, sostuvo el ministro sin nombrar el apellido Macri. Reiteró que él cree que “no hay conflicto de intereses” y aseguró: “Estamos tratando de ser lo mas transparente que podamos". Ante una nueva consulta sobre si existió conflicto de intereses al tratarse de la empresa de la familia del mandatario, Aguad respondió: "En abstracto, puede que sí. En los hechos, el único testigo fui yo y no hablé con el Presidente".

Luego volvió a dejar dudas sobre si el mandatario estaba al tanto o no de la negociación por la deuda del Correo. "Yo no dije que el Presidente no sabía, yo dije que yo nunca hablé con el Presidente de esto. Es muy probable que el Presidente supiera”, declaró Aguad, quien hasta ahora había asegurado que Macri no tenía conocimiento del tema.

Sobre la vuelta a "a foja cero" ordenada por Macri, Aguad dijo que eso significa "anular el acuerdo" y sostuvo que "ya se anuló". El Gobierno pidió a la Justicia volver a revisar y renegociar lo firmado en junio del año pasado. Lo hizo recién después de que estallara el escándalo por un dictamen de la fiscal Gabriela Boquín, quien consideró la propuesta ruinosa para las arcas públicas y afirmó que implicaría una condonación del 98,87 de la deuda de la empresa de la familia del mandatario con el Estado.

Aguad recibió en la comisión duras críticas de los diputados opositores. El diputado del Frente Renovador Felipe Solá que no cree "en el cuento" del acuerdo del Gobierno con el Correo Argentino. “Yo lo conozco ministro y usted tampoco creería en el cuento", le manifestó a Aguad.

“Cuando firma un convenio de gravedad importantísima, ¿no sabe que esa familia es parte, no lo sabe el Presidente que se llama Macri ni el jefe de Gabinete? A todos tenemos que acusar de que no están informados", apuntó Solá.

Por su parte, el diputado Claudio Doñate (FPV-Río Negro) acusó al presidente Macri de "robarle 70 mil millones a los argentinos”. "Decir que vuelve a foja cero no solo es admitir el delito sino que ratifica que el Presidente sabía, que el Presidente es el dueño del Correo, es el Presidente de la Nación y lo utiliza a usted y a Mocoroa para robarle 70 mil millones a los argentinos", disparó Doñate.

En la misma línea, Pablo Kosiner del Bloque Justicialista señaló que "es imposible negar un conflicto de intereses" y consideró que "no han sido lo suficientemente sólidas" las explicaciones del ministro Aguad. "El usufructo es del padre del presidente y las acciones son de los hijos. Si eso no es conflicto de intereses, ¿entonces qué es?", remarcó.

Paso a paso, los detalles de la maniobra del Grupo Macri con el Correo Argentino.


Pagar el 100% de la deuda pero a valor nominal, licuar esa deuda con la inflación y apelar a cobrar juicios contra el Estado, parte de la estrategia. Qué puede pasar ahora.

Una gran victoria para el Grupo Macri. Una durísima derrota para el Estado argentino. Si tuvierámos que poner en términos futboleros lo que sucede con la deuda que el Correo Argentino tiene con el país, habría que decir que Franco Macri estuvo a minutos de obtener un rotundo triunfo. Pero el dictamen de la fiscal general en lo Comercial, Gabriela Boquín alertó a todos. Y ahora entró en suspenso.

Especialistas en la materia explicaron paso a paso, cómo fue la maniobra del Grupo Macri en las negociaciones para pagar sus deudas con el Estado. Brevemente es necesario repasar la historia. Durante la década del '90 Carlos Menem privatizó el Correo y se lo adjudicaron los Macri. Durante años no pagaron el canon establecido con la excusa de que el Estado no les permitía aumentar las tarifas. En 2001 entró en un concurso preventivo. En paralelo, hicieron juicios al Estado. Al momento de entrar en este concurso, debían 300 millones de pesos (por la convertibilidad, eran 300 millones de dólares).

El Grupo ofreció al Estado pagar el 100 por ciento de la deuda. Pero a valor nominal. Es decir, pagar 300 millones de pesos, sin contar la inflación ni la devaluación en el país. Además de una serie de intereses al 7% anual sobre saldos al año de pagado la última cuota. En criollo, esto en el mercado se observa como una estrategia para, en realidad, ir bajando la tasa de interés.

La fiscal consideró "abusiva" la oferta. ¿Lo fue? Hay que detenerse en la ley del Concurso de Quiebras. Hasta 1995 estuvo vigente la ley 19951 que establecía que para no ser abusiva debía ser de mínimo el 40% del valor de los créditos. En 1995 la ley se modifica y surge la norma 24.522, que eliminó los límites y le dio facultades al juez para determinar si ayudar o no, mediante justificaciones coherentes, a las empresas que busque entrar en un concurso preventivo. ¿Qué justificación tenía el Correo Argentino para pagar de esta manera? No muchas, según explicaron a este medio.

La oferta. La fiscal observó con detenimiento lo que propuso el Grupo Macri en la audiencia del 28 de junio del 2016 y que fue aceptada. Se trata de una serie de cuotas para pagar a partir del primer año después de homologado el acuerdo. Siempre, a valor nominal. Las primeras cuatro cuotas con el 1% de la deuda. Siempre una cuota por año. Allí, ya es el 4% del total. Del 5to al 9no pago al 2% cada una (total de 14%). La cuota 10 y 11 del 3% del total (20%). Las cuotas 12 y 13 del 15% cada una (50%). Luego, la cuota 14 con un 20% y la número 15 de un 30% para llegar así al 100% en 2033. Es decir, pagarían 300 millones de pesos en 2033.

Dictamen. Con estas pruebas, ¿qué dijo la fiscal? Que, como mínimo, habría que actualizar el monto de la deuda, por ejemplo a una tasa activa del Banco Nación o la cotización del dólar, lo que daría ya no 300 millones sino una cifra cercana a los 4700 millones. ¿A qué conclusión llega? Señala que a todas luces no hubo un sacrificio equivalente de la empresa y de los acreedores para honrar sus deudas.

¿Hay solución? Ante el dictamen de Boquín, quien debe decidir es la Sala B de la Cámara Comercial. El Grupo puede optar por una tercera vía, es decir, mejorar la propuesta, que podría ser ofrecer una deuda actualizada por un índice de precios o alguna tasa de interés o alguna cláusula atada al dólar. "Si se paga un 7% de interés como dicen, pero en dólares, eso sería razonable", explicaron a este medio.

Juega la Cámara. Ahora es turno de los jueces. Y hay una nueva encrucijada. Si aceptan la propuesta del Grupo, la fiscal ya adelantó en su dictamen que irá a la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Si no la aceptan, entonces se confirma la sentencia de 1° instancia del 18 de marzo de 2010 que consideró no aceptar la propuesta de los Macri y se debería aplicar el procedimiento del artículo 48 de la ley 24522, llamado "Cram Down". ¿Qué significa esto? Se pueden presentar terceros y hacer una nueva propuesta a los acreedores y quedarse con Correo Argentino. A simple vista parece un pésimo negocio, ya que la empresa no está operativa, pero aún conserva numerosos juicios con el Estado.

En caso de que la cifra a demandar fuera millonaria (que seguramente lo sea) "es un gran negocio financiero, de papeles", añadieron las fuentes especializadas a Perfil. La gran pregunta entonces es ¿cuánto le reclama al Estado el Grupo Macri?

Por último, puede pasar que nadie se presente. En ese caso se decretaría la quiebra. Si esto sucediera, es necesario saber las responsabilidades del Grupo asumidas según los términos de la privatización de los '90 y eventualmente de las acciones de recomposición patrimonial que puedan promover los síndicos actuantes. En pocas palabras, saber quien asumió la responsabilidad cuando se privatizó.