jueves, 3 de mayo de 2018

Macrilandia: Dólar a 23,50.


El dólar continúo su corrida alcista, que lleva un 13,4% en los últimos cuatro días, y cerró hoy en $23,3 para la compra minorista. El incremento de la rueda de hoy quebró cualquier pronóstico al llegar a los 23,3, una suba de 1,8 pesos en relación al cierre de ayer de 21,5. La suba significa una nuevo récord histórico del billete verde y una suba del 7% en una sola jornada, a pesar de que el Banco Central (BCRA) volvió a interveninr en la plaza con venta de reservas y subió la tasa de las Lebac a 33,25 por ciento. Esta mañana, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, dejó en manos de la "independencia" del BCRA la corrida. Tras el cierre de la jornada en la City, el equipo económico comenzó una reunión de urgencia en la Casa Rosada.

La divisa llegó a 23,30, a pesar de la decisión del titular del BCRA, Federico Sturzenegger, de incrementar en 300 puntos la tasa de interés de referencia y dejarla en 33,25 por ciento, en el intento de frenar la corrida. En un comunicado, el Central explicó que la suba de tasas se dio “ante la dinámica adquirida por el mercado cambiario, y en un contexto de alta volatilidad internacional”. La decisión se tomó nuevamente, al igual que la semana pasada, en una reunión fuera de cronograma del Consejo de Política Monetaria.

A pesar de los magros resultados, el BCRA resaltó que "está listo para actuar nuevamente si resultara" y reiteró el ya imposible objetivo de la meta de 15 por ciento de inflación en el año. Mientras la entidad monetaria insistía en la meta de inflación, las empresas petroleras —a las que el Gobierno les liberó el precio del combustible— analizaban una suba del entre el 5 y el 10 por ciento, con el impacto que implica para la suba de precios.

Además, la entidad conducida por Federico Sturzenegger dispuso “incrementar de manera excepcional” la distancia entre la tasa de política monetaria y la tasa de pases activos, que quedó establecida en 38,25 por ciento. "La autoridad monetaria tomó esta decisión con el objetivo de garantizar el proceso de desinflación", insistió el BCRA.

Marcos Peña insistió en la "meta del 15 por ciento para este año" al referirse a la inflación. En el Presupuesto 2018, votado a fines de diciembre pasado con el respaldo de los bloques que responden a los gobernadores, el Gobierno pronosticó un dólar a 19,30. Tras la nueva corrida récord, el equipo económico se reunió de urgencia en la Casa Rosada.

Los medios internacionales dedicados a la economía le bajaron el pulgar a Macri y no ahorraron críticas a la situación actual de la Argentina, con un dólar que llegó a 23,30 pesos pese a la intervención del Banco Central con reservas y suba de las tasas. La revista Forbes llegó a plantear que “puede ser que sea el momento de salir de la Argentina”.

De esa manera tituló hoy una columna Kenneth Rapoza. En su texto asegura que los inversionistas “creían en el gobierno de Mauricio Macri” y que el presidente “estaba haciendo lo correcto” a fines del año pasado. En su opinión, el país ya estaba de vuelta en “los mercados de capital”, que recibían al país “con abrazos de bienvenida”. Sin embargo, “la recepción ahora se está enfriando”.

"Es hora de salir de Argentina y salir corriendo", dice Rapoza. “El equipo económico está perdido”, cita al analista Fernando Pertini sobre la gestión de Nicolás Dujovne, Luis Caputo y Federico Sturzenegger. "He visto todo esto antes: el gobierno está utilizando las reservas del Banco Central para inflar artificialmente el peso", estimó, para referirse a una situación que, a su juicio, “es más preocupante de lo que la gente piensa”.

Por su parte, el Financial Times tituló que el país “vuelve a subir las tasas de interés mientras cae el peso”. El diario económico puntualizó que el Central subió la tasa “apenas seis días después del último aumento”.

En opinión del Financial Times, la caída del peso recuerda de manera peligrosa la volatilidad financiera de la Argentina. A su vez, enmarcó la depreciación del peso dentro de un proceso más amplio que afecta a las monedas de los mercados emergentes por la suba de la tasa que hizo la Reserva Federal norteamericana. Y recordó que el peso está entre las monedas más golpeadas, lo cual afecta el bono a cien años, que se negoció a 86,90 centavos de dólar, un nuevo mínimo.

Sobre este punto cargó las tintas la agencia Bloomberg que atribuyó la caída en el valor del bono a que “los inversores cuestionan la credibilidad del Banco Central de Argentina y la caída de los activos de los mercados emergentes".

El País de Madrid no dudó en señalar lo ocurrido hoy como “jueves negro”, además de señalar que el alza abrupta del dólar se traduce en un 9 por ciento de pérdida del valor de la moneda argentina. "La economía de Argentina está en medio de una tormenta. La salida de fondos de los mercados emergentes, producto de una subida de las tasas de interés de los bonos de Estados Unidos a 10 años, ha golpeado con dureza al peso argentino, que hoy ha perdido 8,6 por ciento de su valor y suma 11,9 por ciento durante los últimos siete días", dice el diario español.

Finalmente, el Wall Street Journal consideró que “el mercado argentino se desplomó” luego que el Banco Central subió la tasa de forma “inesperada”, lo cual provocó que, “por segunda vez en una semana”, se generara temor “a los inversores que ven esto como una medida de emergencia para frenar la rápida depreciación del peso”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario