domingo, 3 de diciembre de 2017

Cuarto aumento en naftas del gobierno PRO 2017.


Llegando el fin del año (2017) el gobierno PRO encabezado por Macri va a contrarreloj para recuperar el tiempo perdido y aplicar los tarifazos que decidió no aplicar antes de las elecciones de octubre.

Como el ministro de energía, Aranguren, había anunciado el 17 de noviembre, YPF aumentó hoy un 6% por ciento en promedio el precio de las naftas y el gasoil en todo el país y abrió así un camino que sigue el resto de las compañías del sector. El aumento se suma a la suba de las tarifas de gas y electricidad que entró en vigencia ayer (02-12-2017) y a la suba de los aranceles de las medicina prepaga.

En la Ciudad de Buenos Aires el litro de nafta súper pasó a $22,66 por litro, mientras que el precio de la premium subió a $26,15. Cada litro de gasoil cuesta ahora $19,99 y el diésel premium trepó a $23,18.

La argumentación del aumento pasó esta vez por cambio en el precio de los biocombustibles dispuesto más la suba en la cotización del petróleo crudo internacional, variable que empezó a incidir en el precio local a partir de la decisión de la administración macrista de desregular el mercado de hidrocarburos.

De este modo, a casi tres meses de la desregulación del mercado de combustibles, las petroleras aumentaron por segunda vez la nafta en menos de 90 días y los incrementos ya superan en un 16% a la inflación.

El último aumento de combustibles fue de hasta un 12% y entró en vigencia el 23 de octubre, horas después de las elecciones en las que el oficialismo se alzó con el triunfo en la mayoría de los distritos del país.

Un mes antes de esa fecha, en septiembre, el ministro de Energía y ex presidente de Shell, Juan José Aranguren, había anunciado que el Gobierno dejaría de regular los combustibles y que, por lo tanto, el precio sería producto de los vaivenes de la “mano invisible” del mercado. Durante ese anuncio, el funcionario había vaticinado que el reacomodamiento automático del valor de las naftas llevaría el precio a la baja. Sin embargo, en último mes se elevaron las variables de los precios internacionales del crudo y ello impactó en los surtidores.

La nueva suba de los combustibles será la cuarta en lo que va de 2017: el primer incremento fue del 8% aplicado en enero, mientras que el segundo fue en julio, de entre 7 y 8%. El tercer incremento, ya con el mercado liberado, fue aplicado en octubre y rondó al 12%. Con esta cifra, la suba anual trepó, en algunos casos, al 29%, 12 puntos por encima de la inflación oficial hasta entonces.

Ahora, con el aumento de hasta el 10%, la suba interanual giraría en torno del 39%, es decir 16 puntos (16%) por encima de la inflación hasta octubre, mes en el cual la Argentina se reafirma como el segundo país con los combustibles más caros de América Latina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario