miércoles, 14 de junio de 2017

Sobreseen a Niembro el mismo día que volvió a la radio.


El periodista deportivo y ex precandidato a diputado nacional por Cambiemos, Fernando Niembro, fue sobreseído en la causa en la que se investigaban sus millonarios contratos con el gobierno porteño, motivo que en 2015 lo obligó a declinar sus intenciones legislativas, debiendo renunciar a su candidatura a primer diputado nacional del PRO por la provincia de Buenos Aires por el escándalo de los contratos.Casualmente, la buena noticia para el periodista militante del macrismo llegó a la par de su regreso a los medios.

El escándalo de su productora "Usina" empujó a Niembro a retirarse de la escena pública. Pero ahora, al mismo tiempo que el fallo a su favor, volvió a conducir un programa de radio por AM Belgrano. En declaraciones a radio Rivadavia, disparó: "Fue una canallada lo que me hicieron, sin ninguna duda, pero no tengo rencor, hay que seguir".

Niembro tenía una productora, “Usina Producciones”, la cual poseía varios contratos con el gobierno, hasta que se descubrieron irregularidades que llevaron al periodista a alejarse de la cadena Fox Sports y a ser relegado dentro del PRO.

La productora no tenía empleados, y los contratos que obtenía se realizaban sin el mecanismo de licitaciones públicas requerido. El periodista deportivo ofrecía en su productora el servicio de auditorías y encuestas, y llegó a obtener 164 vínculos laborales con el gobierno por más de dos millones de dólares.


Niembro vuelve a los medios victimizándose pero, sobretodo, al mejor estilo PRO, afirmando y reafirmando que "ya está", que "ya pasó", basandose en un fallo judicial que justamente coincide con el día en que inicia su labor radial.

El PRO, cargado y recargado de dirigentes corruptos, se repite en el discurso una y otra vez, dando por terminado puertas adentro los innumerables casos de corrupción a partir de los favorables fallos judiciales. Desde los Panamá Papers para abajo, el discurso PRO del "ya está, ya pasó" a partir de los fallos judiciales es moneda corriente y repetida. Luego viene la también remanida victimización y, por supuesto, la frase de cabecera: "la justicia (PRO) me absolvió".

Pobre Niembro, ya no podrá quitarse el sayo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario