viernes, 16 de junio de 2017

Macri escrachado en Retiro y en Tigre.


Ya se sabe que Macri no puede caminar ppor la calle y que, incluso, le prohibieron desde su entorno salirse del protocolo en el menor detalle. También se sabe que desde hace más de un año (hace 18 meses que gobierna) sus apariciones públicas no figuran en la previa agenda oficial con el unánime fin de evitar los seguros escraches de la ciudadanía.

En este marco de situación Macri desembarcó este viernes al mediodía (16.06.2017) en Tigre junto a María Eugenia Vidal, en una actividad que mantuvo la diseñada impronta con la que se mueve ahora: visitas exprés envueltas en un total hermetismo y con un fuerte operativo de seguridad.

Sin embargo, con todas las previsiones, el no anuncio y un impresionante operativo de seguridad que incluyó patrulleros, efectivos del grupo Halcón y cuatro vehículos oficiales, las cosas no resultaron como lo esperado: Macri y Vidal vivieron un escrache cuando salían de la librería en la que se juntaron a "charlar" con comerciantes locales.

A los gritos, los manifestantes le reclamaban a Macri la apertura de "paritarias", algunos lo trataban de "chorro" e incluso les decían a ambos que "no pueden seguir gobernando".





Con el mismo modus operandi de incógnito, ayer, jueves (15-06-2017) cerca del mediodía, Macri sorprendió a los usuarios del tren Mitre al llegar a la estación cabecera que tiene la línea en el barrio porteño de Retiro.

Macri apareció repentino junto a María Eugenia Vidal y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Caminaron por las altas pasarelas de la estación Retiro para ver las obras de restauración y puesta en valor que se realizaron. Mientras tanto, bien lejos y abajo, la gente que transitaba por la estación también se despachó contra el presidente y sus acompañantes.

También hoy, viernes (16.06.2017), el ministro de Justicia, Germán Garavano, también fue increpado por trabajadores de su cartera nucleados en ATE por el nivel de salarios que reciben, durante una visita que realizó al edificio de la ex Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA).



En el vídeo de abajo, de la ESMA donde fue escrachado el ministro Garavano, se ve a Flavia Champa, secretaria del director del Archivo Nacional de la Memoria, diciendoles  a trabajadores: "Negros de mierda", "Mogólicos", "Villeros".

No hay comentarios:

Publicar un comentario