domingo, 5 de febrero de 2017

El instructivo de Aranguren: 9 lámparas, 4 horas de PC y 4 horas de TV.


Después de anunciar el segundo tarifazo eléctrico (esta vez desde un 60 hasta un 148%), el ministro de Energía Juan José Aranguren salió a explicar cómo los usuarios deben utilizar los artefactos eléctricos en sus casas para no incrementar los consumos y sus correspondientes facturas indexadas.

Aranguren, el controvertido y golpeado ministro de energía, salió a declarar sobre un (lamentable) instructivo publicado vía web por el ministrio que encabeza. Luego, en un programa radial le puso palabras a sus indicaciones:

"Aire acondicionado 4 horas por día por 22 días al mes, una heladera las 24 horas, lavarropas de 3 ciclos por semana con agua fría y 5 kilos de ropa, microondas 20 minutos por día, televisión 4 horas por día, 9 lámparas 4 horas por día encendidas, una PC 4 horas por día..."



El asombro, la parodia, las risas y la indignación se repartieron las emociones de la población anoticiada. Memes viralizados en las redes sociales y rechazos en sordina se siguen multiplicando mientras en el departamento de marketing y comunicación PRO revisan las dotes comunicacionales del ministro.



Aranguren agregó que con la información brindada “cada hogar puede analizar de manera personalizada cuál sería su consumo y donde están las mayores oportunidades de ahorro”, luego de que el aumento acumulado en la luz llegara en un año a estar en torno al 1000%.

En diciembre ya Macri había apuntado a los aires acondicionados como los culpables de los cortes de luz. Al admitir que el objetivo del Gobierno es que haya “menor consumo de electricidad en los hogares”, el empresario opinó: “El aire acondicionado es uno de los elementos más disruptivos que ha venido a integrarse a este cóctel explosivo y siniestro que dejó el gobierno anterior”. Antes también había afirmado que "si en invierno los argentinos están en remeras y en patas es porque están consumiendo de más".

1 comentario:

  1. CUBAI CUBAI

    POBRES COMO CUBA

    Y CARO COMO DUBAI

    ResponderEliminar