miércoles, 18 de enero de 2017

Macri se sube al marketing de la bandejita.


Cada vez más claro y cercado queda el sector al que se apunta desde la usina de marketing PRO a través de las fotos, las redes sociales y los actos publicitarios.

Ahora Macri se subió al marketing de la bandejita luego de hacerse fotografiar almorzando en el comedor de la Casa Rosada, como si fuera un empleado más.

Como varias de las escenas “espontáneas” que protagonizó, tuvo detrás del hecho un equipo de fotógrafos y encargados de redes sociales que se ocuparon de que la acción de hombre común que realizó Macri se viera reflejada en todos lados. El cada vez más ensimismado jefe de gabinete, Marcos Peña, había hecho lo mismo al principio de la gestión, aunque después no volvió a aparecer por el comedor.

La idea de Macri almorzando en el comedor de los empleados no es original: como muchas otras de estas piezas del marketing de Cambiemos, ya había sido explotada por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que incluso se sacó una foto del otro lado del mostrador sirviendo a los asistentes de un comedor.

Papa Francisco, 2014.
Entre las fotos “casuales” que ya causan verguenza ajena y que por plagio retrasado bordean lo bizarro, el equipo de comunicación de Macri copia a Obama y esta es la segunda escena en la que se lo pudo ver al ingeniero bailarín comiendo.

En diciembre (2016), Macri y su esposa Juliana Awada –que tuvo su propia copia de los Obama cuando imitó la huerta de Michelle- comieron una hamburguesa en un local ubicado a una cuadra de la Quinta de Olivos. También lo había hecho Obama en más de una ocasión en la que se lo pudo ver tragando hamburguesas gigantes y panchos cual hombre cualquiera.


La moda de la bandejita ya había sido adoptada por el Papa Francisco, que en julio de 2014 se apareció en el comedor de los empleados del Vaticano y se sirvió su propia comida para acentuar su perfil humilde y humano.

Otro de los mandatarios que hizo culto de los hábitos de “hombre común” fue José “Pepe” Mujica, el ex presidente uruguayo. La diferencia con Macri, Obama e incluso el Papa, era que lo hacía sin llevar fotógrafos.

FUENTE: LAPOLITICAONLINE

No hay comentarios:

Publicar un comentario