sábado, 3 de diciembre de 2016

Se agrava la recesión en el segundo semestre y ya corrigen a la baja el crecimiento para 2017.


El. Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) dio a conocer este miércoles (30.11.2016) el Indicador Sintético de la Actividad en la Construcción (ISAC) y el Estimador Mensual Industrial (EMI) de octubre. El primero marcó un derrumbe de 19,2% en términos interanuales mientras que el segundo tuvo una caída del 8% respecto de igual mes del año pasado, la peor desde enero.

Así, desde enero (2016) la construcción acumula una caída del 13,5% mientras que la actividad manufacturera cayó 4,9% en los primeros diez meses del año. Estos números dan por tierra la teoría del brote verde en la construcción que esperanzaba al ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay.

En octubre la construcción cayó un 19,2% y la industria un 8%, la peor caída desde enero. Esta situación desarma la teoría de los brotes verdes y sugiere que la recesión está lejos de haber tocado el piso.

Es que en septiembre la construcción había repuntado un módico 0,45% respecto de agosto y con eso había conseguido atajar la caída en 12,8% desde el comienzo de su gestión. Esta mejora se tradujo en un aumento de 2.834 puestos de trabajo en el sector en septiembre.

Sin embargo, el octubre la construcción cayó 5,5% respecto del mes anterior llevando el ISAC a niveles de marzo. Del empleo sectorial en octubre aun no hay datos. Con los de septiembre, la pérdida de empleos había cerrado en 51.133 puestos en un año, de los cuales 15.799 se perdieron desde enero según el Indec.

Es el décimo mes consecutivo con datos negativos, siendo el cuarto peor del año, apena por debajo del también lapidario 19,6% interanual de junio. La superficie a construir registrada en 41 municipios mostró una baja interanual de 5,6%, aunque creció 19,3% frente a septiembre, que había marco una fuerte contracción (-11,5%).

El economista de Economía & Regiones, Diego Giacomini, comenta acerca de la continuidad del recesión que “en lo que va de octubre no hay ningún sector que muestre atisbos de recuperación. Construcción e Industria tienen los peores registros del año. Por lo que estimamos que la variación del PBI de 2017 va ser sensiblemente inferior al 3,5% del PBI que estipuló el Gobierno en el Presupuesto.”

“El mejor escenario. Si la economía deja de caer en el primer trimestre y en el segundo crece con la fuerza de la recuperación post crisis de 2009 y termina el cuarto trimestre al ritmo de crecimiento interanual de 2011 –ambos años con menor presión fiscal, menor déficit y la soja en la zona de los 600 dólares- el crecimiento nos da de +2,4%”, estimó el consultor.


“Otro escenario no tan optimista. En el primer trimestre se deja de caer, el segundo comienza a buen ritmo, en el tercer trimestre la actividad se modera y en el cuarto se agota, lo cual no debería sorprender porque la presión fiscal va a ser 1 punto superior a la actual, el déficit fiscal va a ser récord (9% del PBI entre Nación y provincias y 11,5% si se suma la deuda cuasifiscal del Banco Central) y una apreciación cambiaria que deja la paridad en 1 a 1,6 (cuando en la Convertibilidad era de 1 a 1), en este caso no resultaría tan sencillo crece arriba del 1% anual”, evaluó Giacomini.

'Si en el primer trimestre se deja de caer, el segundo comienza a buen ritmo, en el tercer trimestre la actividad se modera y en el cuarto se agota, no resultaría tan sencillo crecer arriba del 1% anual', evaluó Giacomini.

“Y esto es suponiendo que se termina de caer en el primer trimestre. Nadie lo puede tomar como un supuesto pesimista”, concluyó el economista a la luz de los datos del Indec.

Además el Indec discontinuó el apartado que discriminaba la evolución del sector entre obras públicas y privadas, por lo que desde los datos oficiales suministrados en el parte de prensa no se puede determinar el impacto de las ejecuciones que publicita el Gobierno nacional.

Si la construcción preocupa, la industria no se queda atrás. Su desempeño había esperanzado en agosto con una reducción de la caída, pero septiembre empeoró y octubre fue el peor desde que empezó el año. Salvo para los sectores vinculados al agro, la contracción de la actividad es preocupante.

La menor caída se observó en sustancias y productos químicos con una leve caída de 0,7% en octubre y 1,2% en el acumulado desde enero. Este comportamiento se explica por una mejora de 11,6% en la elaboración de agroquímicos y 9,8% en productos químicos básicos, que son requeridos por el sector agropecuario. El sector más castigado fue el textil, que se desplomó 26,7% interanual en octubre, aunque en el balance del año muestra un dato positivo de 0,7%. En tanto, la producción automotriz se redujo 19,1% en el mes y 14,3% desde enero.

FUENTE: LA POLITICA ONLINE

No hay comentarios:

Publicar un comentario