miércoles, 14 de diciembre de 2016

Cayó la producción de alimentos y bebidas en 2016.


La industria de alimentos y bebidas registró una baja de 2,6% en la actividad durante los primeros nueve meses del año, señaló este domingo la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL), que pidió avanzar en reformas fiscales y acceso al financiamiento.
"Se verifica que la producción de la industria de alimentos y bebidas todavía no se recupera", consideró el presidente de la entidad, Daniel Funes de Rioja.

En ese sentido, evaluó que las cifras muestran "la necesidad de continuar con las reformas de segunda generación para impulsar una mayor competitividad, tanto en el plano de costos logísticos, como reformas fiscales, costos laborales no salariales y acceso al financiamiento por parte de las pymes y economías regionales".

"Por otro lado, un dato auspicioso es el de los anuncios de inversión que crecieron casi 70% respecto del año pasado", destacó Funes de Rioja.
En el período enero-septiembre 2016, el nivel de actividad de la Industria de Alimentos y Bebidas (IAB) cayó un 2,6% respecto del mismo período del año anterior.

Si no se tiene en cuenta a los sectores oleaginosos, la caída fue aún más pronunciada, del 4,7%, calculó la entidad.

"El 65% de los sectores representados en la IAB mostró caídas en el período enero-septiembre", subrayó el sondeo.

En ese sentido, indicó que el segmento de bebidas sin alcohol cayó un 12,7%; pesca un 9,2%; lácteos un 9,1%; vinos un 7,4%; harina de trigo un 6,6% y carne bovina un 5,9%.

En los primeros nueve meses del año el valor de las exportaciones de la IAB alcanzó los 18.935 millones de dólares, lo cual equivale a un incremento del 0,9% con respecto al mismo período del año anterior, impulsado por el aumento del 6,3% de las toneladas exportadas.

"En contraparte, los precios promedios cayeron un 5,1%", subrayó el informe de la COPAL, la cual agrupa a 36 cámaras de la industria de alimentos y bebidas en la Argentina.

En tanto, las exportaciones de las economías regionales mostraron un aumento del 4,4% en los primeros nueve meses del año comparados con el mismo periodo del año anterior.

Los productos de las economías regionales que mayor pérdida tuvieron en el transcurso del año fueron el aceite de oliva con un 54,7%; durazno con un 51,8%; yerba mate con un 40,5%; leche en polvo con un 36%; productos lácteos con un 33,6%; carne aviar con un 29%; alfajores con un 26,5%; y conservas frutas y hortalizas con un 22,9%.

FUENTE: AMBITO FINANCIERO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario