domingo, 11 de diciembre de 2016

Aranguren amenaza con subas "graduales" en naftas hasta llegar a precios internacionales en junio de 2017


El. ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, dijo hoy que espera llegar a un acuerdo con los actores del sector para continuar con los aumentos graduales en los precios del combustible y llevarlos al precio internacional para junio o julio de 2017.

"Hemos anunciado y discutido con las empresas del sector que no vemos que haya lugar para nuevos aumentos de combustible para lo que resta del año. Respecto de 2017 hemos tenido reuniones con los actores del sector justamente para continuar ese camino para alcanzar la paridad de los precios internacionales", dijo.

En diálogo con Radio Mitre, la radio del Grupo Clarín, agregó que espera "llegar a un acuerdo y va a haber un gradualismo para llegar al precio internacional en junio/julio de 2017".

Aranguren, uno de los hombres más resistidos del ya desgastado gabinete de Macri vuelve a las declaraciones públicas después de haber quedado en la mira de todo el arco político y periodístico a partir de los salvajes e históricos tarifazos que justifica casi inexpresivamente. Con un tono ascéptico y revestido en figuras técnicas que pocos entienden, Aranguren habla como si su gestión fuese ordenadora y la única posible.

Como siempre, asesorado por el aparato discursivo del gobierno macrista, el ex Ceo de Shell comienza su alocución con la insólita negación de aumentos en el precio de los combustibles en lo que resta del año: 20 días. Para eso, dice, discutió con las empresas (supuestamente a favor de los consumidores?).

"Esperamos en el año próximo poder iniciar una discusión seria con todos los actores económicos, con los participantes del sector, para reformular la carga impositiva de los combustibles y que sea anticíclica, no como es en el día de la fecha que el impuesto además de ser alto es un porcentaje sobre el precio de refinería y no tenemos la capacidad de amortiguar lo que pueda ocurrir en el mercado internacional", concluyó.

Según el sitio Global Petrol Prices.com, el precio promedio del combustible en el mundo es de u$s 0,98 por litro. "Como regla general, los países más ricos tienen los precios más altos, mientras que los países más pobres y los países que producen y exportan petróleo tienen precios significativamente más bajos", señaló el portal especializado. "Una excepción es los Estados Unidos, un país económicamente avanzado con los bajos precios de gasolina. Las diferencias de precios entre países se deben a los diferentes impuestos y subsidios para la gasolina", agregó GPP.

Desde esa página aclararon que "todos los países tienen acceso a los mismos precios del petróleo en los mercados internacionales, pero se imponen diferentes impuestos" y destacan que por ese motivo los precios de la nafta son diferentes.

Los más baratos son Venezuela (u$s 0,01), Arabia Saudita (u$s 0,24) y Argelia (u$s 0,28), aunque estos datos no son oficiales. El combustible más caro se paga en Hong Kong (u$s 1,90), Noruega (u$s 1,78) e Islandia (u$s 1,76). En la Argentina se paga u$s 1,09, apenas por encima de la media internacional. Es por eso que el secretario de la Cámara de Empresarios del Combustible, Raúl Castellanos, considerara que lo ideal sería que la nafta aumentara en la misma medida que los salarios de los trabajadores del sector, ya que representan un 70% de los costos después de decir, en diálogo con radio La Red, que "le sorprendió que Aranguren haya dicho que la idea es llevar los precios a niveles internacionales, ya que los valores en Argentina están cerca del promedio mundial" y planteó dudas acerca de si un nuevo aumento de los combustibles no acentuaría aún más la caída de las ventas. Según precisó, el expendio de naftas en octubre, comparado con el mismo mes del año de 2015, cayó un 14 por ciento y los automovilistas están cargando súper en reemplazo de la Premium.

Desde el Senado, el senador nacional Fernando Pino Solanas rechazó los nuevos aumentos de tarifas en energía y aseguró que los precios del gas, la luz y las naftas en la Argentina no pueden estar dolarizados.

"El tarifazo y todo el tema energético es una estafa. Lo que ha gastado la argentina subsidio a las petrolera bastaba para comprar todos los activos petroleros y gasíferos. Se han entregado más de u$s 20.000 millones de subsidios a cambio de nada, fue una grosería. Todo es una enorme mentira", alertó el legislador nacional.

"El proyecto nacional, desde siempre y durante 70 años, donde coincidieron las principales fuerzas políticas es autoabastecimiento y energía barata para consumo interno, para asegurar un costo industrial o productivo bajo para ser competitivo en el mundo", remarcó Solanas, y se preguntó: "¿Cómo puede ser dolarizada la tarifa de la energía en la Argentina? Todos los contratos de Aranguren están en dólares, ¿a dónde vamos a parar con esto?".

Justamente este jueves el ministro de Energía y Minería confirmó habrá nuevos aumentos "graduales" en los combustibles hasta llevarlos al precio internacional para junio o julio de 2017.

"Hay que estudiar bien los aumentos porque no podemos pagar la energía al doble o el triple de lo que lo pagan los otros países de América latina", señaló, y pidió "ponerse firmes" contra estas medidas.

"Aranguren, es una estafa, una falta de ética. Pedimos la destitución, lo denunciamos penalmente. No se puede hacer el gil y comprarse en forma directa gas a la Shell a través de dos intermediarias chilenas con 128% de sobreprecio, teniendo vigente el contrato con Bolivia hasta 2026".

No hay comentarios:

Publicar un comentario