martes, 2 de agosto de 2016

Trolls PRO y base de datos de Ansés.


La instauración del gobierno PRO encabezado por Macri a partir de las numerosas y costosas operaciones apadrinadas por los grupos de poder (locales y extranjeros) sigue haciendo pie a pesar de la inexperiencia, los yerros y, sobretodo, de la escandalosa política económica a través de la que, en tiempo récord, llevó a cabo una obscena y monumental transferencia de recursos de los sectores mayoritarios hacia aquellos grupos concentrados que fomentaron su candidatura y acompañan su accidentada gestión.

Subido a una tan inédita como insólita ola de poder, Macri se presenta acaso, como el Fidel Castro de la derecha, el empresario que derrotó (en elecciones libres) al populismo y que, sin historia ni tradición, llega al poder con intenciones de blanquear el mandato de la empresa sobre la política soslayando, quizás, que en Brasil no hizo falta elección alguna para instaurar el mismo régimen.

El sistema de ballotage y la estructura partidaria de la (alquilada) UCR (Unión Cívica Radical) fueron los principales recursos que hicieron posible por primera vez en la historia argentina, la llegada al poder de un partido explícito de derecha a través de elecciones libres; un partido que después de 100 años, no es ni peronista ni radical.

Aguda ingeniería de imagen y comunicación hizo falta para modelar este paquete conservador que no cuenta con tribuna popular y lleva a la cabeza a un empresario inculto, disléxico y sin carisma. En ese marco, las redes sociales fueron el canal fundamental por donde los equipos de marketing PRO hicieron “el trabajo populista” que vino a reemplazar (de alguna manera) a los imposibles actos masivos de la política tradicional.

El macrismo armó un sistema de comunicación sólido con sus reglas. Una de ellas consiste en que Macri tiene al sistema público de su lado y, más poderoso aún, el sistema privado corporativo de medios, con una tercera pata que es el mejor manejo profesional en el uso de las redes sociales. Así tiene un ecosistema comunicacional con una claridad político-comunicativa muy pensada que es la de dejar una zona de la comunicación por fuera –Página/12, un par de radios o C5N– y saber que el éxito de su estrategia de comunicación no consiste en que eso no exista, porque siempre va a existir, sino en que esa zona no tenga puentes con la macro comunicación que él sí maneja. Ahí tiene una alta capacidad de hablarle a los distintos públicos con diverso lenguaje.

Mantiene afuera a los que no le importan, garantiza que no haya puentes. Página/12 puede sacar un artículo sobre la reforma laboral que pretende La Nación y nadie le contesta, y la garantía es que ninguno tome los temas que sí son agenda de la oposición. En cambio, el corazón del sistema macrista sabe que le habla al 60% de la población, que lo cruza con la estrategia del cuerpo a cuerpo, o usa la base de datos de la Anses para comunicarse con el ciudadano.

La abusiva utilización de la base de datos de la Anses es la profundización de algo que el macrismo viene haciendo: no hacemos actos públicos, no estamos en la calle como los partidos tradicionales, no llenamos la Plaza de Mayo, pero le hablamos uno por uno a los vecinos. El sistema de timbreo que armó la gente de marketing PRO para la campaña, tanto en la provincia como en la Ciudad de Buenos Aires, donde hay un ejército de pibas y pibes con tablets, es incluso mostrado y multiplicado por Clarín y La Nación.

El polémico uso de la base de datos de la Anses es la continuidad de la política cuerpo a cuerpo, por otros medios. A los guardianes de la marca PRO no les importa la zona de las redes sociales que viven criticando a Macri; no les preocupa la revista Barcelona ni Rep ni Resistiendo con Aguante ni nosotros. Ni responde. Macri sigue atento a su zona de confort. Negociará con los humoristas que le importan, o con los patrones de los medios.

Para Snapchat contrató a un director de cine, su Instagram está bien elaborado, sabe manejar ese lenguaje, sus redes sociales están manejadas por profesionales del primer nivel. No es creatividad de Macri sino dinero invertido en su imagen.

Efectivamente el gobierno PRO tiene una oficina dedicada a eso (trolls). Son maneras de interferir en las redes y producir ruido con un hashtag exitoso que aparezca al día siguiente como noticia en algunos diarios adictos. Grupos de choque (virtual), grupos que trabajan en la zona sucia de la comunicación.

La base de datos de la Ansés que tanta polémica provocó llega en esta línea. La enfermiza y ya preocupante obsesión de Marcos Peña como cabeza organizativa de los guardianes de la marca PRO ya es cuestión de denuncia penal.

Aquí un caso de por qué y para qué Marcos Peña desea fervientemente la posesión y libre utilización de la base de datos de la Ansés para, entre otros fines, llamar por teléfono uno a uno a todos los ciudadanos.

La falsa publicidad telefónica de Vidal

La Gobernadora Vidal inició el 2016 sin los votos necesarios para la aprobación del presupuesto provincial y la autorización para endeudarse que solicitaba. Ello motivó una intensa negociación de la que participaron los legisladores provinciales, el Ejecutivo bonaerense pero también un grupo de Intendentes peronistas que lograron destrabar el entuerto.

Sintéticamente el arreglo fue así: se aprobaría el Presupuesto, se daría autorización a la Gobernadora para endeudarse en $ 60.000 millones de pesos, de los cuales $ 10.000 millones irían directamente a los 135 municipios de la Provincia, repartidos en la misma forma que se distribuye la Coparticipación Provincial, es decir, según el Coeficiente Unico de Distribución (CUD). (Nota del Diario La Nación sobre el tema aquí)

De estos $ 10.000 millones correspondientes por la ley de presupuesto a los 135 municipios, el 70 % se constituiría en un Fondo de Infraestructura y el 30 % restante en uno de Seguridad, de libre disponibilidad.

Hasta ahí todo claro: la Gobernadora tendría $ 50.000 millones y los Municipios $ 10.000 millones.

La semana pasada los bonaerenses que tienen teléfono fijo recibieron una llamada del Gobierno Provincial de María Eugenia Vidal, donde se les contaba las obras que "la Provincia haría" en cada uno de los distritos. La sorpresa radicó en que las obras que se detallaban no se realizarán con fondos provinciales sino con los fondos que les corresponden a los Municipios por el arreglo del presupuesto.

Es decir, la Gobernadora se quedó con los $ 50 mil millones del endeudamiento, pero ahora hace publicidad engañosa con los $ 10 mil millones que corresponden a los distritos, según la ley aprobada en enero pasado. Presenta como obras propias las que se realizarán con fondos municipales. Algo así como si dijera que la Provincia pagará los sueldos de los empleados municipales porque algunos municipios usan los fondos de coparticipación para abonarlos.

Algunos jefes comunales estallaron en privado, y otros en público, como el pehuajense Pablo Zurro: “Que son mentirosos Cambiemos ya no hay nadie que lo dude, todo el mundo sabe que son unos terribles mentirosos pero ya nos sorprendió a todos los pehuajenses cuando comenzaron con una campaña muy fuerte para Pehuajó llamando a todos los teléfonos fijos diciéndoles la cantidad de cuadras de pavimento, 28 en total, que iba a hacer la Provincia de Buenos Aires”. Ante eso, replicó: “Es mentira, ya que el pavimento y otras obras, son parte del endeudamiento”. (Nota de Letra P a Zurro aquí).

Por otra parte el acuerdo establecía que al 30 de abril llegarían a los municipios el 33 % de los fondos, pero a fines de agosto los municipios han recibido alrededor del 10 %, con lo cuál la Provincia está trabajando esos dineros municipales en beneficio de la Administración de Vidal. Lo que genera un enojo adicional en los municipios.

Bonito combo el de un Gobierno Provincial que se endeudó como nunca en la historia bonaerense, que no ha comenzado aún a caminar ya que se nota una importante inacción en todas las áreas, pero que sí tiene un área que funciona, la de Comunicaciones, que realiza publicidad engañosa contándole a los bonaerenses lo que la Provincia dice que hará con fondos, administración, recursos y decisión de los municipios.

De este modo, si te llega un llamado telefónico estimado lector, y te habla una voz publicitando la gestión de gobierno PRO, tené en cuenta que te está contando un cuento que, de modo personal, no admite contraste ni confrontación probatoria. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario