domingo, 17 de julio de 2016

Michetti: u$s 50.000 sin declarar y $ 200.000 para una donación.


Se supo hoy, siete meses después. La noche en que se convirtió en vicepresidenta de la Nación (10.12.2015), Gabriela Michetti sufrió el robo en su casa del barrio porteño de Balvanera de $245.000 y u$s50.000. 

La justicia le apunta a un oficial mayor de la Policía Metropolitana, David Juan Pablo Cruzado, custodio de Michetti. Cruzado fue elegido por el ex ministro de seguridad porteño y actual embajador argentino en Uruguay Guillermo Montenegro y por el jefe de la Policía Metropolitana, Horacio Giménez.

"Se atribuye a Cruzado haberse apoderado ilegítimamente, con la colaboración de una persona del sexo masculino aún no identificada, el 22 de noviembre de 2015, entre las 20:33 y 21:56, del dinero y varios objetos de plata del interior del domicilio sito en la calle Pasco 640 de esta ciudad, lugar de residencia de la actual vicepresidenta de la Nación." 

La imputación indica que el policía metropolitano Cruzado "mientras se encontraba allí avocado a su función, se contactó en forma telefónica desde su línea personal, con Juan Martín Tonelli Banfi, pareja de la licenciada, y a continuación con el hijo de aquélla. Luego de corroborar que el domicilio se encontraba sin ocupantes, se comunicó con un teléfono celular utilizado por una persona –a la fecha no individualizada–, que a las 20:33:05 ingresó al domicilio de Michetti mediante la utilización de una llave, ganzúa o algún elemento semejante."

El robo tuvo precisión quirúrgica: "del cajón de la mesa de luz situada en el lado izquierdo, la suma de 5000 pesos; de una bolsa de papel madera que se encontraba al costado de la cama, 200 mil pesos; del interior del placard, envueltos en una bolsa de cartón, 40 mil pesos; del otro placard de madera, 50 mil dólares". Michetti declaró que 200 mil pesos eran para "una donación".

Una empleada doméstica de Michetti explicó que el dinero de la mesa de luz era el que la vicepresidenta le dejaba "para comprar comida, pagar impuestos y pagarse su labor". También refirió que Michetti "guardaba dinero en el interior de la vivienda, ya que en varias oportunidades le había pedido a ella misma que lo hiciera, dándole distintas sumas que colocaba dentro de un placard envueltos en pañuelos, desconociendo la cantidad exacta dado que se la daba en sobres cerrados".

Cruzado estuvo preso hasta el 16 de junio, cuando la Sala Cuarta de la Cámara del Crimen, en un fallo firmado por los jueces Carlos Alberto González y Alberto Seijas, confirmó su procesamiento por el delito de "hurto agravado por haber sido cometido mediante el uso de llave, ganzúa o algún elemento semejante, agravado por su condición de policía", le trabó embargo por 1.000.069,67 pesos, pero le concedió la excarcelación. 

Michetti emitió un comunicado a través de su cuenta de Facebook contando lo sucedido y deberá cersiorar con documentos lo dicho:

Con motivo de lo difundido por algunos medios de comunicación sobre un robo en mi domicilio personal a fines de noviembre del año pasado y viendo que se pretenden dejar dudas sobre mi correcto proceder es que detallo a continuación lo sucedido.

En primer lugar quiero dejar bien en claro que no tengo nada que ocultar. Con qué sentido denunciaría con detalle ante la Justicia lo que me robaron si no tuviera la tranquilidad de poder explicarlo perfectamente?

Con respecto al por qué no se dio a conocer: es porque estaba involucrado uno de los miembros de mi custodia.
Y ante las dudas que se quieren sembrar con respecto al dinero sustraído aclaro:

Los 200 mil pesos declarados pertenecían a donaciones que se realizaron a la Fundación SUMA que yo presido. 7 días después tendría lugar la Cena Anual de recaudación de fondos y ese dinero había sido recaudado a tal efecto.

Los 45 mil pesos eran el dinero con el que estaba pagando una refacción en mi casa y el resto, el manejo cotidiano de una casa de familia.

En cuanto a los 50 mil dólares, se trataban de un préstamo que había recibido de Juan (mi pareja), para el pago de una maestría que yo quería regalarle a mi hijo, ya que concluía su carrera de grado en esos meses. Este préstamo está debidamente documentado en nuestras declaraciones juradas.

Sabiendo que las buenas personas bien intencionadas somos más, agradezco el enorme apoyo que estoy recibiendo de tantas personas que me quieren.

No hay comentarios:

Publicar un comentario