sábado, 2 de julio de 2016

Macrilandia: Segundo Semestre.


Acosado por críticas, cargadas y, sobretodo, por la acuciante realidad, Macri salió (otra vez) a desdecir, aclarar u oscurecer (según guste al lector), sin explicar absolutamente nada.

"... Dije que el segundo semestre iba a ser mejor que el primero, no dije que la Argentina iba a estar con todos sus problemas resueltos en el segundo semestre. Este es un camino largo, las cosas no pasan de un día para el otro sino dando pequeños pasos todos los días. Y estamos dando pequeños pasos todos los días".

"... La reactivación no es algo que vaya a ser parejo. Acá ya hay sectores que se reactivaron, el campo que es el primer gran motor del país está en una revolución de inversión, estamos con el plan de infraestructura más importante de la historia, estamos incrementando los niveles de inversión mes a mes".

"... Hubo un primer semestre donde tuvimos que tomar medidas muy difíciles, sin haber olvidado de que toda la gente sea parte de esta transformación. Por eso tomamos medidas sociales importantísimas".

"... Hemos tenido una política muy activa de inclusión para que sea lo menos traumática posible esta transición".

"... Claramente en el segundo semestre vamos a mejorar, yo me comprometí a que en el segundo trimestre habrá una baja drástica de la inflación y eso ya está sucediendo”. 

"... Lo primero que tenemos que lograr es darle dinámica al Mercosur para que sea realmente un protagonista del siglo XXI. Hay una enorme coincidencia con los otros países del Mercosur de avanzar con la Unión Europea. Creemos que el aporte tecnológico que nos puede hacer esta zona de libre comercio puede ser importantísimo, también queremos aportar nuestra capacidad agroalimentaria, que creemos que es de las más potentes del mundo".

"... Como Presidente en estos meses he resuelto muchos conflictos que había con países de la región. Tenemos materias primas de calidad, podemos ser parte de la agenda de la seguridad alimentaria, la seguridad energética, de la energía renovable".

"... Lamentablemente, la Argentina es como una casa a la cual llegás y el inquilino dejó roto todo. El primer momento es el peor porque hay que entrar en obra, romper los caños para hacer la plomería, poner un nuevo tablero. Pero sabés que si hacés eso vas a estar mejor. Y en ese proceso estamos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario