sábado, 16 de julio de 2016

Macri celebró la sanción de la ley de empleo joven que todavía no se trató.


Al lanzar la Casa de Futuro para los jóvenes, Macri tomó el micrófono para decir que “hoy hay el doble de desempleo de 18 a 24 que de 24 a 29 (años), y es ahí donde tenemos que estar trabajando juntos, por eso festejo y agradezco que el Congreso haya aprobado la ley de primer empleo, porque es una entrada al mundo laboral para todos ustedes".

Así es, Macri celebró la "aprobación" de la ley de promoción del primer empleo para los jóvenes, pero la iniciativa enviada al Congreso en abril todavía ni siquiera empezó a ser discutida formalmente en la Cámara de Diputados. El nuevo papelón de Macri, que relaja su expresión cuando algún partidario inicia el aplauso en sus discursos, respondió a que no contó con un discurso que al menos comprobara los hechos básicos, cuando hace pocas semanas se designó a Julieta Herrero precisamente como directora de Discursos del Presidente.

Así es. El presidente omitió el detalle más importante y es que el proyecto, que ingresó a la Cámara baja el 26 de abril (2016), está frenado en la Comisión de Legislación Laboral, que preside el dirigente sindical Alberto Roberti.

Lo notable es que se trató de un encuentro impulsado y organizado por la Casa Rosada, de manera que tuvo largo tiempo para prepararlo y no se entiende como los asesores de presidencia no le preparon un discurso adecuado y con los datos chequeados.



La ley quedó trabada sin tratamiento en la cámara porque los diputados de origen sindical exigen que el proyecto garantice que se cumplan los convenios salariales y no se bajen los aportes. "Queremos dejar claro que se respetan las negociaciones colectivas salariales realizadas por los gremios. Como está redactado, existe miedo de que sea la puerta de entrada a la flexibilidad laboral", explicó Roberti.

Ocurre que el proyecto no deja claro si el régimen excluye los acuerdos paritarios, pero parece sugerirlo cuando aclara que los beneficios a los empleadores de chicos de entre 18 y 24 años, como el subsidio al 8% de sus salarios, se aplicarán siempre que no superen en 1,5 veces el sueldo mínimo vital y móvil. Los gremios no imaginan a los empresarios pagando más que esa suma.

Otro punto de discordia es que la principal medida de promoción son las exenciones a las contribuciones patronales a todos los sistemas de seguridad social. “No se puede dejar de cumplir con estas obligaciones. La promoción al primer empleo debe ser por exenciones tributarias, no patronales”, criticó Roberti.

De todos modos, la gente (partidaria o desinformada) aplaude las palabras de Macri y las cámaras lo multiplican. No olvidemos los subsidios a McDonalds...

ALARMANTE: El retroceso en el tarifazo, agrava el déficit fiscal en por lo menos 11.800 millones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario