viernes, 8 de julio de 2016

La pobreza sube 13% en la Ciudad de Buenos Aires en 5 meses de Macri.


Desde que Macri asumiera la Presidencia, la pobreza en la Ciudad de Buenos Aires aumentó un 13,43% en apenas cinco meses, pasando de 19,82% en noviembre de 2015 a 33,25% en abril de este año (2016).

Así lo ha constado un estudio elaborado por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) y el Instituto de Economía Popular (IndEP), que analizó los tres indicadores centrales que permiten evaluar los principales impactos de las políticas adoptadas por el Gobierno: la indigencia, la pobreza y la situación de vulnerabilidad.

Según el informe, la indigencia de la población urbana de Buenos Aires aumentó un 38% en ese periodo, pasando de 5,71% a 7,89%. "Esto implica que hay una enorme cantidad de hogares que no pueden afrontar con ingresos propios sus necesidades nutricionales. Esto significa, por otro lado, un aumento por primera vez en años de las personas en situación de calle", agregó el estudio.

Respecto al tercer de los indicadores, los elaboradores del informe constataron que "el 4,62% de la población está en situación de vulnerabilidad". Es decir, aquel colectivo con ingresos estimados en un rango del diez por ciento por encima del umbral de pobreza. "De seguir profundizándose el aumento de precios al consumidor sin un incremento de ingresos correspondiente, esta población también irá ubicándose por debajo de la línea de pobreza", advirtió.

Los primeros cinco meses de gobierno

Macri llegó al poder con la promesa de reducir la pobreza en el país iberoamericano. Sin embargo, las cifras demuestran que ésta no ha hecho más que aumentar, lo que ha producido un gran descontento social en Argentina.

Además, las subidas de las tarifas de gas, luz y transporte, el despido de casi 8.000 funcionarios o la excesiva utilización, en opinión de la oposición, de los decretos de necesidad y urgencia (DNU) -que permiten dictar normas sin la aprobación previa del Congreso-, han colaborado en el incremento de la agitación social.

Con el fin de paliar los efectos negativos de sus medidas y satisfacer a los menos favorecidos, el pasado mes de abril Macri anunció una serie de cambios con tintes sociales, como la universalización de la Asignación Universal por Hijo (AUH), la devolución del IVA a las personas con bajos recursos y programas de empleo para "cuidar los puestos de trabajo", según las palabras del mandatario, reproducidas por La Nación.

Sin embargo, por el momento, en el aspecto social los resultados no parecen ser muy optimistas, de acuerdo con análisis como el presente informe. "Sin red de protección social adecuada o en retroceso, la situación de estas familias es grave. A partir de febrero, la pobreza ha continuado su avance en los meses sucesivos en concomitancia con aumentos salariales, que no han logrado mitigar esta progresión", sentenció el estudio.

FUENTE: EL ECONOMISTA

No hay comentarios:

Publicar un comentario