viernes, 17 de junio de 2016

Vidal contra los trabajadores estatales de la Provincia de Buenos Aires.


La gobernadora emitió el decreto 618 que suspende por un año las designaciones en todos los ámbitos provinciales. De esta manera, salvo los docentes, médicos y policías, todos los demás trabajadores no podrán ingresar en plantas permanentes y transitorias. Los gremios repudiaron la medida y denuncian que el macrismo busca profundizar la precarización laboral en el Estado.

A través del decreto 618 la gobernadora María Eugenia Vidal suspendió por un año las designaciones en todos los ámbitos de la provincia, tanto en las plantas permanentes como en las transitorias, congelando las vacantes que se produzcan.

El acto administrativo dispone además que “los trámites de designaciones en curso serán devueltas a las jurisdicciones de origen, suspendiéndose la promoción de nuevos nombramientos” y establece que las direcciones de personal “no podrán dar curso a trámites de designaciones”.

Se exceptúan de la medida al personal docente y auxiliar, policías, personal penitenciario, profesionales hospitalarios y del área de minoridad, es decir que el alcance es casi exclusivo para trabajadores que revistan en el régimen de la Ley 10430.

El decreto tiene fecha del 30 de mayo (2016), pero por el momento no fue publicado en el boletín oficial, lleva la firma de Vidal y de sus ministros Hernán Lacunza, Roberto Gigante y Federico Salvai y generó rechazo de amplios sectores del sindicalismo que se enteraron por la prensa de su existencia.

El objetivo manifestado entre los fundamentos de la medida es “normalizar la gestión de las distintas prestaciones y servicios esenciales y estatales implementando medidas mínimas indispensables para cumplimentar adecuadamente los objetivos de gobierno”.

Administrativa y un decreto anterior que amplió la potestad de los ministros para disponer del personal, la gobernadora solo dejó margen para contratar personal con “contratos basura”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario