domingo, 12 de junio de 2016

El mapa de las empresas de Macri que investiga la Justicia.


En el marco de la causa denominada Panamá Papers, el fiscal federal Federico Delgado solicitó un estudio comparativo entre las declaraciones juradas del presidente Mauricio Macri entre 2013 y 2015 para determinar si cometió el delito de omisión maliciosa.

La investigación intenta determinar si Macri cometió el delito de omisión maliciosa de declaración de bienes al no presentar en su declaración jurada, ser supuestamente director de las firmas off shore Fleg Trading LTD, radicada en las Islas Bahamas, y Kagemusha, de Panamá.

En 2013, Macri declaró un terreno en Tandil sin señalar sus dimensiones. Un año después, dijo que el terreno tenía 5.102.000 metros cuadrados y en 2015 declaró que tenía 51.020.000 metros cuadrados.
También se advirtieron diferencias por una chacra en Maldonado, Punta del Este, ya que en 2013 declara 33 hectáreas por 1.182.552 pesos y en 2015 unos 33 mil metros cuadrados y que fue adquirido por una donación.

Otro de los bienes bajo la lupa es el departamento de Avenida Libertador y Cavia, que Macri asegura que lo compró en 2011 por 765 dólares el metro cuadrado, aunque según el denunciante el valor real para esa época era de 7 mil dólares.



El fiscal Federico Delgado pidió un estudio comparativo de las declaraciones de bienes de Mauricio Macri entre 2013 y 2015 que fueron presentadas tanto ante el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires como en la Oficina Anticorrupción del gobierno nacional. Se trata de un peritaje que apunta a detectar posibles inconsistencias, operaciones dudosas y a analizar las variaciones patrimoniales como parte de la causa que se abrió en función de los Panamá Papers, que revelaron la participación del presidente en dos sociedades offshore que no había declarado (Fleg Trading y Kagemusha). El disparador de la nueva medida solicitada por Delgado al juez Sebastián Casanello fue una presentación del diputado Darío Martínez (Frente para la Victoria) en el expediente, donde muestra presuntas incongruencias en lo declarado de un año a otro por Macri. Señala propiedades que cambian de valor, sociedades valuadas en cero, porcentajes accionarios que también varían, inmuebles al parecer valuados en montos irrisorios, entre otras cosas.

De este modo, lo que empezó como una investigación que apuntaba a la posible “omisión maliciosa” de las empresas offshore de Macri en sus declaraciones juradas se extiende a otras posibles maniobras. Para verificar la primera cuestión se trata de analizar si la omisión de Fleg Trading y Kagemusha fue intencional. El fiscal Delgado añade en un dictamen firmado anteayer que se trata de analizar también la “vida social” de un conjunto de empresas vinculadas al Presidente y si en esa dinámica se violó algún tipo penal. Agrega un complejo cuadro que muestra un entramado de sociedades donde se advierte que la offshore Fleg Trading estaba conectada con empresas del grupo Macri: o sea que no habría sido inactiva, como intentó presentarla el presidente. Por ejemplo, a través de Socma, empresa de Franco Macri, Fleg se habría quedado con casi todo el capital de la firma Owners Do Brasil, que se usó para instalar Pago Fácil en ese país, tal como reveló Página/12. Fleg paga, según el esquema del fiscal, 9 millones de dólares a Owners. ¿De dónde surge ese dinero? Es una de las preguntas que deberá responder la pesquisa, así como detectar si en todo el entramado societario hubo operaciones reales o simuladas.

Las primeras medidas para rastrear si hubo delito fueron el envío de exhortos a Panamá y Bahamas para verificar movimientos de dinero, la consulta al Banco Central sobre cuentas bancarias y luego los pedidos de información sobre los balances, reuniones de directorio y decisiones de la empresa familiar Socma. Es sólo el inicio.

La última presentación del diputado Martínez ofrece comparaciones precisas entre las declaraciones juradas del jefe de Estado, más allá del dato del aumento global del patrimonio (que pasó de casi 53 millones de pesos el año pasado a 110 millones). Esto es lo que quiere corroborar Delgado.

- De la lista de catorce empresas que Macri declaró, todas están valuadas en cero. Aunque no pague impuesto a los bienes personales, el valor debería corresponderse con el porcentaje accionario, según señala Martínez. A la vez, hay variaciones dudosas: Macri declara en 2015 que posee desde 2008 el 0,01 por ciento de las acciones de Yacylec SA, pero cuando las vende, figura que representan el 5,33 por ciento (según los datos del ENRE, que autorizó la venta de acciones). El porcentaje declarado y el registrado en la venta, difieren.

- En 2013, señala Martínez, Macri declara una chacra en Uruguay de 33 hectáreas y dice que la compró con fondos propios; en 2014 la misma chacra tiene apenas 40 metros cuadrados y dice que la recibió en donación; al comienzo del ejercicio 2015 decía que tenía 2000 metros cuadrados y al final, que tenía 33 mil. La compra, según la declaración habría sido concretada a 8000 dólares la hectárea en 2010. Sin embargo el diputado señala que –por ejemplo– Pablo Clusellas tiene un juicio con el Municipio de Maldonado al que le reclama que le pague 450 mil dólares la hectárea de lo que le quiere expropiar, mientras que le ofertan 150 mil dólares.

- También señala un campo en Tandil que año a año cambia de tamaño en la declaración. En 2014, al inicio, figura en 5 millones de metros cuadrados, y al cierre, 51 millones de metros cuadrados. Al año siguiente dice que son sólo 5000 metros cuadrados. También cambia la valuación: de algo más de 600 mil pesos baja a 500 mil.

- Martínez alude a los 18 millones de pesos que Macri mencionó en su declaración jurada presentada a fines de abril, justo después que Casanello envió un exhorto a Bahamas –un paraíso fiscal– que era cantado que confirmaría la existencia de ese depósito. En la Casa Rosada argumentaron que el dinero había estado antes en el Banco Merrill Lynch en Estados Unidos y en Suiza, donde el presidente declaraba una suma similar, pero cuando esa entidad se fusionó con Julius Bear –justifica Macri– se trasladó a Bahamas, lo que hizo que se mudara allí el dinero. El diputado denunciante sin embargo sostiene que la venta de Merrill Lynch fue en 2012, no el año pasado, y además sigue operando en Estados Unidos y Suiza. Lo que los investigadores deberán determinar es si Macri tenía dinero no declarado en Bahamas desde antes.

FUENTE: PAGINA 12

No hay comentarios:

Publicar un comentario