viernes, 6 de mayo de 2016

Macri y Vargas Llosa en la Fundación Libertad.


Mientras las consultoras publican encuestas que dan 140.000 despedidos en el primer cuatrimestre de 2016, 1166 despidos por día de gestión, una caída de la capacidad de compra del 9% en abril, una inflación récord en 14 años (7% mensual), aumento de locales vacíos en Buenos Aires, derrumbes de venta en insumos para la construcción, explosión de fuga de divisas de un 242%; mientras amplían las denuncias en su contra por el caso Panamá Papers y marchas multitudinarias (Comodoro Rivadavia) se repiten semana a semana, Macri asiste invitado a un evento organizado por la Fundación Libertad.

Según se autodefine, "La Fundación Libertad es una entidad privada sin fines de lucro, cuyo objetivo es la investigación y difusión de temas de políticas públicas, dirigido en particular a lo socioeconómico y a lo empresarial, promoviendo las ideas de la libertad en el contexto de las relaciones sociales".

Para que vayan conociendo en donde se recluye el presidente para no oír el ruido que está viniendo desde el interior del país, les contamos que Fundación Libertad vende y presenta sus fines como

 "Convencidos de que el desarrollo de un país sólo puede darse en una relación respetuosa y proactiva entre el sector público y privado, desde la Fundación Libertad estamos desarrollando la Red Federal de Políticas Públicas. Esta Red llevará adelante una agenda de propuestas políticas de matiz federal y productivo que sirvan como puente entre las necesidades del sector privado y la realidad del sector público".

Ya sabrán leer cómo este sector empresario interpreta la relación entre el sector público y el sector privado a la que llama "respetuosa y proactiva". Fundación Libertad fue creada en Rosario en la década del 90 y desarrolla su actividad con el apoyo de más de 200 empresas privadas entre las que podemos mencionar Grupo Carey S.A., Paladini, Roemmers, Banco Galicia, Banco Hipotecario, Banco Santa Fe, Molinos, Swiss Medical, Telefónica, Telecom, Osde y la Bolsa de Comercio de Rosario.

Ya sabrán inferir el tenor de estos encuentros que la Fundación llama "Cena Anual" en su misma invitación virtual "¿Por qué asistir?"

"La Cena de la Fundación Libertad provee una oportunidad inmejorable para dialogar con los nuevos referentes del gobierno nacional como con personalidades y funcionarios del sector público y privado de todo el país. Además, es una chance para colaborar con la Fundación que desde hace casi 3 décadas trabaja en pos de la libertad, la democracia, el federalismo y la república y apoyar el desarrollo de políticas públicas que promuevan el crecimiento socioeconómico".

Allí, el gran escritor y fracasado político peruano, Mario Vargas Llosa hizo un vacuo discurso soporte de la más penosa y repetida alocución del presidente Macri, hablando de "puentes hacia la Argentina que queremos construír..."

2 comentarios:

  1. ¿No sentís una profunda indignación al escuchar tantas mentiras dichas con tanta seriedad y una cara tan dura?
    ¿Cómo se llama esa actitud a la que es tan afecta la gavilla de delincuentes que ocupa la Casa Rosada y los ministerios? ¿Hipocresía? ¿Cinismo? ¿O ambas?

    Por suerte, la presencia severa y patriarcal del Premio Nobel le brinda la característica conservadora, tradicional, familiar y propietaria a la que sólo le haría falta la palaciega sede del Jockey Club de la calle Florida, quemada por el aluvión zoológico la noche del 15 de abril de hace 63 años como represalia por un simple acto terrorista que sólo había costado 6, 7 u 8 vidas. Qué salvajismo, comparar a vida de unos negros con el valor enorme de ese magnífico palacete pleno de obras de arte que la turba jamás alcanzaría a apreciar y mucho menos, comprender.

    En fin. Menos mal que ha llegado el cambio y nos hemos decidido a cambiar FUTURO por PASADO ...

    ResponderEliminar
  2. Más allá de la desmesurada codicia y el aberrante cinismo, como toda exageración, este evento me parece de muy mal gusto.

    ResponderEliminar