lunes, 2 de mayo de 2016

Intendente PRO de Campana, Sebastián Arbella, se puso sueldo de $ 272.000.


Campana debe su nombre a Francisco Álvarez Campana, quien compró esas tierras en 1759. Desde entonces y por más que haya cambiado de dueños, el “Rincón de Campana” se fue estableciendo y configurando como polo industrial. Hoy, entre Zárate y Escobar, reúne unos 100.000 habitantes de la provincia de Buenos Aires y, desde diciembre de 2015, es gobernada por el intendente PRO, Sebastián Abella (46.4% de los votos).

Sospechas, rumores y comentarios se sucedieron desde poco después de su asunción como intendente. ¿Cuánto gana Arbella? ¿Por qué no muestra su recibo de sueldo?

Los concejales opositores (Frente Para la Victoria) no dejaron pasar el asunto y elevaron reiterados pedidos al respecto. Hasta que finalmente la Jefa de Gabinete Municipal, Mariela Schvartz, y el presidente del Concejo Deliberante, Sergio Roses, comparecieron en conferencia de prensa para hacer públicos los montos de los salarios percibidos por los funcionarios del Departamento Ejecutivo y el propio intendente Sebastián Abella.

Los concejales del FPV señalaron que la declaración oficial “confirma de cierta forma los trascendidos que motivaran el pedido de informes por parte de nuestro bloque… esperábamos que el propio Abella mostrara su recibo de sueldo. Pero sus funcionarios no desmintieron los montos, sino que trataron de justificarlos.”

En efecto, se confirmó que el intendente de Campana, Sebastián Arbella, se adjudicó un salario de $272.000. “Por un lado, confirman que el salario del Intendente es de $136.209,04. Pero no detallan con claridad que además, tiene un plus por gastos de representación por el 100% de su sueldo. Es decir, percibe exactamente el doble, unos $272.000. Si su remuneración está establecida por la Ley Orgánica de las Municipalidades, en circunstancias como éstas podría bien prescindir de ese cobro extra ya que con su sueldo básico ganaría 16 veces más que cualquier trabajador de menor escalafón.”



Los concejales del FpV sostuvieron que “las cifras que teníamos respecto a los sueldos de los Secretarios también eran correctas. La Secretaria de Gabinete confirmó que perciben un básico cercano a los $30.000. Lo que el vecino muchas veces desconoce, es que dichos sueldos tienen además tres posibles bonificaciones, una por el 40% ($12000 más), otra por el 45% ($13.500 aprox.), y una que en ocasiones puede superar el 100% (es decir, superar el monto del sueldo en sí). Si sumamos, rondamos los $80.000 que eran vox populi, sin contemplar el combustible que reciben, el cual significa un monto importante para la mayoría de los funcionarios que no viven en Campana”.

“Seguramente tanto el Intendente como sus funcionarios se basaron en lo que la Ley les permite para determinar sus salarios” agregaron los ediles del FpV. “Pero creemos que ante la situación que atraviesan muchos vecinos, la negativa de sentarse a discutir paritarias con el Sindicato Municipal para dar un nuevo y necesario aumento a los trabajadores, y en especial sin olvidarnos de los empleados que fueron despedidos ante un ficticio escenario de crisis, no resulta ético ni oportuno aceptar tamaño aumento”.

Por la memoria de Don Francisco Álvarez Campana...

No hay comentarios:

Publicar un comentario