martes, 26 de abril de 2016

Vidal y el empleo del Gran Buenos Aires.


Sabemos del ínfimo poder decisorio de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, en cuanto a política económica y que sus horas son tomadas, en mayoría, por trámites burocráticos y protocolares a modo de seguimiento de directivas. También se sabe que sus intervenciones públicas pasan previamente por el estudio comunicacional comandado por Marcos Peña y que todas sus apariciones públicas están guionadas en forma y contenido. Quizás por ello, la crítica a Vidal pierda sentido si no se enfoca en la lógica de la unánime verticalidad política del PRO que termina en Mauricio Macri, a su vez, seguidor de directivas en la compleja confluencia política – poder económico.

Nombramos a Vidal sólo porque los hechos recortados en esta entrada ocurren en la provincia de Buenos Aires.

Tenaris Siat (Valentín Alsina)

En plena tensión por los impactantes números del desempleo, 15 trabajadores con entre 10 y 30 años de antigüedad fueron despedidos de la planta de Tenaris Siat – perteneciente al grupo Techint- ubicada en Valentín Alsina. La compañía liderada por Paolo Roca ya tomó sus medidas a partir de las nuevas variables económicas implementadas por el macrismo y despidió 1000 empleados a principios de marzo (2016). Esta vez, el ruidoso despido de 15 trabajadores (de una planta de 250) llega inmediatamente después del (ingenuo y marketinero) pedido de Macri a los empresarios de “cuidar el empleo”. Es más, en la empresa se realizó una asamblea en la que la totalidad de los empleados votaron un paro de actividades hasta tanto se resuelva la situación de los (15) compañeros.

Los despedidos se enteraron de su cesantía el lunes (25.04.2016) por la mañana, cuando llegaron a su trabajo y vieron bloqueado su acceso (2 de ellos están de vacaciones) y se supo que los 15 empleados echados son ex delegados o tuvieron en algún momento actividad gremial dentro de la empresa. “Es parte de la política antisindical que tiene la empresa. Y que ahora ve la oportunidad para ejecutar”, afirma José Villa, perteneciente a la UOM seccional Avellaneda, ex delegado de los trabajadores y trabajadores de Tenaris desde hace 29 años y nuevo despedido.

Empleados y la patronal fueron citados por el Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires para una audiencia (delegación Lanús) en la que Tenaris Siat ratificó los despidos en su planta de Valentín Alsina informando que las cesantías fueron decididas “en ejercicio de las facultades de dirección y organización empresarial y por circunstancias objetivas vinculadas a la realidad productiva y económica empresarial”. Luego el Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires dictó la conciliación obligatoria por 15 días y exhortó a las partes a mantener la paz social. Vidal no se refirió públicamente al caso en ningún momento.

Acoplados del Oeste (Merlo)

Luego de meses de conflicto, los empleados de la la ex Fábrica de Acoplados, conformaron la cooperativa de trabajo Acoplados Del Oeste (ADO) para poder continuar produciendo. Los trabajadores de la planta ubicada en Merlo buscaban preservar las fuentes de trabajo en un marco de desprotección total de derechos.

Los ex dueños de la fábrica del oeste del conurbano (una de las tres más importantes del mercado argentino dedicada a la fabricación de acoplados, carrocerías volcadoras, semirremolques, contenedores y repuestos) dejaron un tendal de deudas millonarias con el fisco y con sus empleados (incluyendo salarios, aguinaldos y aportes).

Tras dar a conocer su lucha, ambas cámaras bonaerenses (incluyendo el bloque PRO) acompañaron un proyecto para otorgar la expropiación de la planta en defensa de la Cooperativa ADO. Sin embargo, la gobernadora María Eugenia Vidal vetó la ley y puso en peligro los 120 puestos de trabajo que se habían recuperado y se preparaban para la vuelta a la producción. Luego el diputado provincial Miguel Funes realizó un pedido para que con urgencia la Comisión de Asuntos Constitucionales y Justicia debata el Proyecto de Ley de Expropiación en defensa de La Cooperativa ADO.

Emergencia administrativa

No encontramos a Vidal haciendo referencia pública alguna al problema ocupacional del Gran Buenos Aires ni salieron a luz estrategias o preocupaciones discursivas al respecto. Por lo contrario, Vidal espera en silencio que los trámites de desocupación se liberen al compás de las exclusivas necesidades empresariales según le toca acatar desde presidencia.

Sabemos que la gobernadora Vidal no es la autora intelectual del proyecto que declara la emergencia administrativa de la provincia que gobierna. En línea con la emergencia de seguridad, la emergencia eléctrica, la emergencia estadística y la emergencia económica dictadas por decretos presidenciales, el PRO es el único partido que se opone al proyecto de la única emergencia visible en el país: la emergencia ocupacional.

En este marco, la gobernadora espera que este jueves (28.04.2016) la Cámara de Senadores apruebe el proyecto que declara la emergencia administrativa. Si bien propone la celeridad en las contrataciones para obras, también limita la renovación de contratos en personas físicas, como así también el pase a planta permanente.

La polémica se sustenta en el actual artículo 25 del proyecto. La iniciativa que, en caso de aprobarse, tendrá vigencia por un año con la posibilidad de prorrogarse, explicita que “la celebración del contrato no generará una expectativa o derecho a prorroga, ni creará una relación de dependencia” y que “una vez operado su vencimiento, el contratado deberá finalizar las tareas a su cargo sin derecho a remuneración alguna”.

Algunos gremios de trabajadores del Estado ya se encuentran en situación de alerta ante el avance de dicha iniciativa. El titular de la Asociación de Trabajadores Estatales (ATE), Oscar de Isasi, advirtió que con la emergencia administrativa que planea el gobierno “derriban controles para el ingreso del sector privado y crean figuras como el contrato autónomo, que clausura la expectativa de los posibles pases a planta permanente”.

El Ejecutivo sostiene que la emergencia administrativa es una herramienta clave para avanzar con más celeridad y menos buracracia en el futuro plan de obras.

A cuatro meses de gestión, son escasos los anuncios que Vidal hizo sobre el inicio de obras en concreto. Los legisladores de Cambiemos fudamentan que "para mover una excavadora tenés que esperar 4 meses" y que con la emergencia aprobada los plazos se achicarán considerablemente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario