viernes, 15 de abril de 2016

Se concretaron 2500 despidos en Atucha.


Como se veía en los últimos días de marzo, cuando los trabajadores de la planta nuclear Atucha (Zárate) se reunían en Asamblea, el desmantelamiento del proyecyo nuclear que llevaba años de avance también cayó en desgracia.

La paralización de la planta nuclear de Atucha se cobró 2.400 fuentes de trabajo, luego de que culminara la conciliación obligatoria dictada por el ministerio de Trabajo según informaron fuentes gremiales. Las fuentes de trabajo pendían de un hilo luego de la suspensión de las obras de Atucha II, en el marco de un panorama generalizado de freno de la obra pública que puso en alerta tanto al gremio de la UOCRA como a la Cámara Argentina de la Construcción (CAC).

Los trabajadores fueron notificados en la entrada de la central nuclear que ya no podían ingresar, lo que causó que se juntaran en la puerta y decidieran movilizarse por la localidad de Zárate. Entre los despedidos hay afiliados a la UOCRA y otros que pertenecen a la Unión de Empleados de la Construcción y Afines (UECARA).

Para tener una dimensión de lo que implica esta medida, Zárate tiene, según el censo 2010, unos 115 mil habitantes. La cantidad de despidos representa el 2% de la población total del municipio. Desde el gremio aseguraron que no hubo hasta el momento comunicación alguna de parte de las autoridades para dar algún tipo de explicación.

El secretario general de la seccional de Zárate de la UOCRA, Julio González, responsabilizó al "cambio de gobierno" por la incertidumbre laboral y dijo que desde que asumioó Macri el proyecto de Atucha II "quedó relegado". En diciembre, añadió, dieron por finalizados los contratos de los empleados que construyen la central atómica, lo que dio inicio al conflicto con la firma Nucleoelectríca SA y el ministerio de Energía. "Son más de 52 mil los despidos en el sector de la construcción en todo el país".

Precisamente, el gremio que conduce Gerardo Martínez se manifestó ayer por las calles de Buenos Aires reclamando que se reactiven las obras frenadas y que ponen en juego decenas de miles de puestos de trabajo. El titular de la CAC, Juan Chediak, sostuvo semanas atrás que ya se perdieron 35 mil empleos en el sector. De acuerdo a la Encuesta de Indicadores Laborales, que realiza el ministerio de Trabajo, el empleo en la construcción cayó un 12% en términos interanuales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario