viernes, 8 de abril de 2016

Inflación Marzo (2016): 4.8%.


Los mayores incrementos se registraron en educación y salud. En tres meses el incremento acumula 11,8%. El Estudio Bein anticipó que para abril el piso será de 5,4 puntos sólo por tarifas. El resto de las mediciones también relevó fuertes subas.

Los precios minoristas avanzaron 4,8% en marzo, según un relevamiento del Estudio Bein. Es la mayor suba registrada por la consultora desde que la inflación trepó como consecuencia de las promesas de devaluación que realizó el macrismo durante la campaña electoral a fines de 2015. 

En noviembre el indicador había registrado un 2,9%, en diciembre un 3,8%; en enero un 2,8% y en febrero un 3,7%, lo que deja en evidencia que la suba de precios se sigue acelerando, en esta ocasión debido a las fuertes subas en educación, salud, vivienda e indumentaria. El dato coincide con el 4,83 % que informó el Observatorio de Datos Económicos y Sociales de la CGT que dirige Hugo Moyano. A su vez, el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz relevó un aumento de 6,6%, la consultora Elypsis dijo que los precios treparon 3,3%, mientras que FIEL aseguró que la canasta de pobreza se encareció 6% y la de indigencia 5,5%. La única consultora que se mostró moderada fue T&A, dirigida por Camilo Tiscornia, que informó un aumento de “apenas” 2,5%. El Indec, por su parte, continúa con un inédito apagón estadístico desde que el economista Jorge Modesta se hizo cargo de la conducción del organismo.

El informe de Bein detalla que en lo que va del año los precios ya treparon un 11,8% y en la comparación interanual la suba trepa al 33,7%. La suba mensual estuvo liderada por un fuerte incremento en educación de 24,3% que se explica por el ajuste en las cuotas de los colegios privados y no incluye la mejora en los sueldos de docentes que computará en el índice de abril. En segundo lugar se ubicó el rubro salud que trepó 6,4%. En este caso, el aumento incluyó una suba de 9% acordada en las cuotas de la medicina privada y en el informe se aclaró que se decidió no computar el doble incremento que se registró en el mes (producto de la demora en la implementación de la suba de febrero) para no generar volatilidad en el índice.

El tercer lugar quedó vivienda con un ajuste de 5,5% que se debe al cómputo del 20% remanente de la tarifa eléctrica, dado que según la resolución y hasta tanto no se conozcan los consumos de la población para determinar los ahorros, se estableció que las distribuidoras sólo podían. El otro rubro que se ubicó por encima del nivel general fue indumentaria con un ajuste de 5,4% por el cambio de temporada. El resto de los capítulos exhibió variaciones que se ubicaron por debajo del nivel general: Transporte y Comunicaciones (4,6%), Alimentos y Bebidas (3,2%), Equipamiento y Mantenimiento del hogar (2,3%) y Esparcimiento (1,6%).

El informe de Bein aclara además que los nuevos anuncios de subas de tarifas en transporte gas y agua recién impactarán en el índice de abril. No obstante, la consultora estima que el ajuste de 100 por ciento en los boletos de colectivo y trenes, 67% en subtes, 295% en agua y 270% promedio en gas, agregarían a la tasa de inflación 5,4 puntos en abril y un 0,5 puntos de arrastre en mayo. No obstante, el informe aclara que probablemente el índice oficial de la Ciudad de Buenos Aires, tomado como referencia por el gobierno en lugar del Indec, probablemente arroje una cifra menor, sobre todo tomando en cuenta lo que hizo con los aumentos de febrero. En esa ocasión la suba de la tarifa eléctrica fue de 550% y de 450% cuando se computaba la tarifa social, pero la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad incorporó en el índice una suba promedio de sólo 250%.

El resto de las consultoras también informó fuertes ajustes en marzo. Elypsis dijo que trepó 3,3% y en términos interanuales llega a 34,1%, mientras que para FIEL Una familia tipo necesitó en marzo ingresos por 8179 pesos para no caer en la pobreza, lo que implica un alza de 6% contra febrero, y en el último año una suba de 37,1%. Según sus cálculos, la Canasta Básica Alimentaria de la

Ciudad de Buenos Aires –con la que se mide el nivel de indigencia– para un matrimonio con dos hijos alcanzó en marzo un valor de $4.402, lo que significa una suba de 5,5% frente a los $4172 del mes anterior. A su vez, la CBA sumó en el primer trimestre del año incremento de 11,85%, y en los últimos doce meses trepó 34,9%.

A raíz de estos números, el director ejecutivo de la Asociación de Supermercados Unidos, Juan Vasco Martínez, advirtió que se vive "una gran retracción del consumo", y que el sector registró en marzo una caída del 8% en sus ventas comparado con el mismo mes de 2015.

"Nosotros registramos una muy importante caída del consumo. Interanualmente, el mes de marzo, comparado con el del año pasado, fue una retracción promedio del consumo en unidades que ronda el 8%. Y esto ha erosionado mucho la rentabilidad del sector. Se ve una gran retracción del consumo".

"Consideramos que (la caída) va a seguir, no hay elementos para pensar otras cosas. Veremos cuando se produzcan la bajada a tierra de las correcciones macroeconómicas que está llevando adelante el Gobierno, para el segundo semestre, o el último cuatrimestre, esta situación cambie".


No hay comentarios:

Publicar un comentario