lunes, 4 de abril de 2016

Del Sel no quiere hablar de los Panama Papers.


“Tenemos que hablar con Laura Alonso para ver qué decimos”, dicen desde Panamá los allegados al embajador PRO Miguel Del Sel.

Sorprendido, el gobierno está trabajando en atenuar los daños por la aparición del nombre "Macri" en los Panamá Papers, sobre la cuenta off shore del presidente que nunca fue incluida en sus declaraciones juradas cuando era jefe de Gobierno.

En esa tarea, como en todas las referidas a la comunicación de prensa, la Jefatura de Gabinete conducida por Marcos Peña decidió concentrar la comunicación en un tradicional comunicado de prensa -prescindiendo esta vez de las redes sociales-, y por ahora no habilitar más voceros.

El escándalo internacional que se desató hace pocas horas con el denominado “Panama Papers”, dónde se detalla información financiera sensible relacionada a las cuentas offshore de presidentes, reyes, deportistas internacionales y todo tipo de celebridades, generó un escenario impensado para el ex actor cómico y actual embajador en Panamá, Miguel del Sel, que quedó en el ojo de la tormenta.

El ex Midachi le había comentado a Mauricio Macri, previo al ballotage, que quería ocupar una embajada. Golpeado por la segunda derrota consecutiva en su provincia natal, Del Sel pensó en Panamá como un lugar propicio para recuperar energías y volver al trabajo político renovado. Sin embargo, el escándalo de consecuencias todavía imprevisibles, perturbaron los planes de relax de Del Sel en el país caribeño.

“De las cuentas de Panamá no va a hablar”, se limitó a decir una allegada a Del Sel. Según la misma fuente, Del Sel se tomaría “entre tres o cuatro días para hacer declaraciones”.

A su vez, la persona consultada reconoció que las declaraciones que haga el flamante embajador argentino serán previamente supervisadas por el gobierno nacional: “Hay que definir el rol que va a cumplir la embajada en este escándalo y también hay que hablar con Laura Alonso para ver que se está declarando”.


La mención a la jefa de la Oficina Anticorrupción -que hoy pareció apresurarse a una defensa del Presidente en Twitter- incluso antes de conocer los elementos del caso, no es casual. La omisión de esta sociedad en dos declaraciones juradas del Presidente es un tema de sensibilidad política extrema.

El Gobierno aclaró que se trata de una sociedad de su padre, en la que Macri es director pero no accionista. Pero aún se desconocen los fondos que movió esa sociedad y si estos fueron declarados, y no termina de quedar claro porqué el Presidente fue parte directivo de una sociedad de la que no era parte.

FUENTE: POLITICA ONLINE

No hay comentarios:

Publicar un comentario