martes, 8 de marzo de 2016

Otra adjudicación al amigo presidencial Niki Caputo.


Macri sigue adelante. No como inexperto testeador del terreno para devolver la gracia a sus votantes sino como el niño que obtuvo el permiso para salir a jugar y no quiere volver. Macri testea hasta donde puede ir y sostenerse cumpliendo las directivas del establishment, eludiendo escraches y micrófonos. Macri y los verdaderos gobernantes asumieron el 51% de votos como un inapelable cheque en blanco.

Macri sigue adelante con sus costumbres de negocios incompatibles con la función pública burlando toda norma ética y legal, como si nada ni nadie pudiera observar su conducta.

El gobierno porteño, comandado por el sucesor de Macri, Horacio Rodríguez Larreta, preadjudicó ayer (07.03.2016) otra obra por $104 millones (refacción de escuelas de la Comuna 5) a SES SA, la empresa controlada por Caputo SA., propiedad del amigo presidencial Nicolás Caputo, según se publicó en el Boletín Oficial de la Ciudad de Buenos Aires.

A la licitación se presentaron tres empresas: Planobra (la empresa que ganó con Caputo la licitación de mantenimiento del Metrobus), Mejores Hospitales y la ganadora: SES, en asociación de nuevo con MIG SA. Sólo resta que el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, firme la adjudicación.

Ni lento ni perezoso, Macri continúa impertérrito y sordo violando normas éticas y legales a través de atajos. Ya vimos aquí que su “hermano de la vida” le facturó al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires $1400 millones bajo su gestión y que, luego de ser electo presidente, adjudicó la primera licitación importante (heredada de CFK) al mismo Niki Caputo por $800 millones (obra civil de un reactor nuclear en Río Negro).

Y continúa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario