miércoles, 17 de febrero de 2016

Por primera vez en 13 años VW programa suspensiones en Argentina.


Desde el 1 de febrero (2016), la empresa Volkswagen (VW) dispuso suspender en forma rotativa a 170 trabajadores por semana de su complejo industrial de producción de transmisiones ubicado en Córdoba.

La medida afecta a dos de las plantas (MQ 200 A y B) cuyas cajas de cambio tienen a Brasil -sumido en una crisis económica de la cual no puede salir- como el principal comprador. Ambas destinan 85% de su producción a abastecer las terminales brasileñas en Curitiba, Anchieta y Taubaté.

A estas suspensiones rotativas la empresa les sumará 13 días de paralización total de las actividades hasta mayo. El parate en la producción no afecta a la tercera planta (MQ 250) que la terminal alemana tiene y que produce para otros destinos.

La medida fue confirmada durante una visita que realizaron a Córdoba las máximas autoridades de la automotriz, encabezada por el CEO de la compañía en Argentina, Pablo Di Si, y el vicepresidente de Ventas y Marketing de Volkswagen Argentina, Hernán Vazquez, acompañados por el titular del complejo industrial Córdoba, Carlos Testa: “De los cuatro turnos en que trabaja la planta, se va a suspender uno”.

Menor producción

Además de la caída en las ventas que muestra el mercado brasileño (con el consecuente impacto en los envíos de autos argentinos), la merma en la producción parece no encontrar el piso.

Durante el año pasado, Brasil produjo alrededor de 2,4 millones de vehículos cero kilómetros: 22% menos que en 2014, cuando fabricó 3,1 millones. El volumen es menos de la mitad de su capacidad instalada, que ronda los cinco millones de unidades.

Este menor nivel de actividad que tienen las terminales reduce las compras de piezas y componentes; en el caso de VW, las cajas de cambio. Se estima que alrededor del 30% de los casi 130 mil trabajadores que ocupa la industria automotriz brasileña están con algún tipo de licencia.

“Estamos buscando nuevos mercados, tanto para nuestros modelos que fabricamos en Pacheco como para las cajas que hacemos en Córdoba”, sostuvo Pablo II Si, CEO de Volkswagen Argentina.

Con una producción de 770 mil cajas de velocidades durante el año pasado, el establecimiento que VW tiene en el sur de la ciudad de Córdoba es proveedor mundial de la marca. Alrededor del nueve por ciento de los autos que la automotriz fabrica a nivel mundial (8,8 millones de unidades) están equipados con transmisiones cordobesas. El año pasado, China adquirió 100 mil cajas producidas en la planta local MQ 250. La contracción que mostró Brasil durante 2015 ya había provocado suspensiones en el establecimiento de VW. En sus tres plantas trabajan 1.780 personas.

FIAT 

En el caso de Fiat, el panorama no mejora respecto del año pasado. Desde entonces, la actividad registra paralizaciones. Según Smata, la planta de Ferreyra suspende a unos 200 trabajadores, quienes perciben el 75% del salario. En los sectores de Montaje y Pintura sólo se trabaja en el turno mañana; sólo el de Chapa cubre también la tarde, aunque con menos gente. El área corta la actividad cuando alcanza las 350 unidades diarias.

"No hay comunicados por estos temas", fue la respuesta oficial de las terminales. La empresa todavía no oficializó el anuncio de la inversión de unos US$ 650 millones para producir dos nuevos modelos en Córdoba que su presidente, Cristiano Rattazzi, adelantó en los primeros días de diciembre.

FUENTE: EL CIRCULAR.

No hay comentarios:

Publicar un comentario