domingo, 21 de febrero de 2016

Macri desarticula los controles a los bancos.

El HSBC pasó a tener representación en la conducción de la UNIDAD de INFORMACIÓN FINANCIERA (UIF)


La nueva conducción de la Unidad de Información Financiera concentrará su tarea en la lucha contra el narcotráfico. Pierde autonomía la UIF y deja de lado la persecución del lavado vinculado con delitos económicos y financieros.

La primera semana de febrero (2016) el HSBC fue demandado por familiares de los ciudadanos estadounidenses asesinados por bandas de narcotraficantes en México, quienes alegan que el banco permitió que los carteles lavaran miles de millones de dólares para operar sus negocios. La demanda sostiene que el plan de lavado de dinero de la entidad contribuyó en el comercio internacional y el tráfico de drogas en el período 2010-2011. Es una de los cientos de denuncias y causas judiciales que recaen sobre este banco en todo el mundo.

En la Argentina, el gobierno de Mauricio Macri designó por decreto (233/2016) a María Eugenia Talerico (44) como vicepresidenta de la Unidad de Información Financiera (UIF), un organismo encargado de luchar contra el lavado de activos y financiamiento del terrorismo.

Talerico es es egresada de la Facultad de Derecho de la Universidad de Belgrano y está especializada en práctica a los delitos tributarios cambiarios de lavado de activos y económicos en general pero también es abogada del HSBC en al menos tres causas ante la Corte Suprema iniciadas por la UIF.

En tanto, la Justicia local le devolvió esta semana el cargo de CEO de la filial argentina a Gabriel Martino, acusado de ocultar información en la investigación por las 4040 cuentas sin declarar radicadas en la sucursal suiza. Como si todo esto fuera poco, el gobierno implementó cambios en el organigrama y funciones de la UIF que reducen al mínimo su capacidad de supervisión.

El programa sistemático de desmantelamiento de los principales resortes de regulación financiero tuvo su capítulo esta semana en la UIF. Junto con las designaciones, el gobierno anunció un nuevo plan para el organismo que a partir de ahora se focalizará en la lucha contra el narcotráfico pero que deja endeble su supervisión sobre el sistema financiero. La anterior gestión había logrado que se trataran los casos de lavado de manera autónoma respecto a otros delitos, lo que permitía revelar el modus operandi con el que los bancos facilitan la evasión y la fuga de capitales del país. Según el decreto publicado esta semana, el Ministerio de Justicia será quien coordinará a todos los organismos y entidades del sector público y privado con competencia. La UIF queda reducida a realizar actividades de coordinación operativa en el orden nacional, provincial y municipal.

Los cambios corresponden a la idea que Félix Marteau, quien logró imponer en la UIF a gente de su estudio, en donde se cursan varias defensas al HSBC y Masventas contra las denuncias de la UIF, en la cúpula del organismo otrora antilavado. El titular de la UIF es Mariano Federici, del estudio de Marteau. Este último se convirtió, según pudo saber este diario, en un habitué de las instalaciones de la UIF, aunque tuvo algunos inconvenientes para ingresar en el área restringida del organismo al no contar con cargo específico.

Así, por más que los candidatos macristas, Mariano Federici (presidente) y María Eugenia Talerico (vicepresidenta) fueran debidamente impugnados para sendos cargos, el decreto de designación (233/2016) salió publicado en el Boletín Oficial del día 26 de enero de 2016.

MINISTERIO DE JUSTICIA Y DERECHOS HUMANOS

Decreto 233/2016

Desígnanse Presidente y Vicepresidente de la Unidad de Información Financiera.

Bs. As., 25/01/2016 
VISTO el Expediente N° S04:0069269/2015, y su agregado sin acumular N° S04:0000781/2016, ambos del registro del MINISTERIO DE JUSTICIA Y DERECHOS HUMANOS, y

CONSIDERANDO: 
Que la Ley N° 26.683 sustituyó diversos artículos de la Ley N° 25.246, estableciendo, entre otros aspectos, que la UNIDAD DE INFORMACION FINANCIERA, organismo dotado de autonomía y autarquía financiera que actúa en jurisdicción del MINISTERIO DE JUSTICIA Y DERECHOS HUMANOS, estará integrada por UN (1) Presidente, UN (1) Vicepresidente y UN (1) Consejo Asesor de SIETE (7) Vocales. 
Que el artículo 9° de la Ley N° 25.246, sustituido por el artículo 9° de la Ley N° 26.683 dispone que el Presidente y el Vicepresidente de la UNIDAD DE INFORMACION FINANCIERA serán designados por el PODER EJECUTIVO NACIONAL a propuesta del MINISTERIO DE JUSTICIA Y DERECHOS HUMANOS. 
Que asimismo, el mentado artículo prevé el procedimiento de selección de Presidente y Vicepresidente de la UNIDAD DE INFORMACION FINANCIERA que contempla la consulta a la ciudadanía respecto de la capacidad técnica, moral y el compromiso de los propuestos con el sistema democrático y con el respeto de los derechos humanos, permitiéndole en tal sentido a los ciudadanos, ya sea en forma individual o colectivamente, a los colegios y asociaciones que agrupan a sectores del ámbito profesional, académico o científico y a las asociaciones no gubernamentales con interés y acciones en el tema, hacer conocer en forma oportuna sus razones, puntos de vista y objeciones que pudieran tener respecto de la propuesta de nombramiento que efectúe el MINISTERIO DE JUSTICIA Y DERECHOS HUMANOS. 
Que el inciso e) del citado artículo 9°, dispone la celebración de una audiencia pública a los efectos de evaluar las observaciones aludidas en el considerando precedente, la cual fue debidamente llevada a cabo el día 18 de enero de 2016. 
Que el MINISTERIO DE JUSTICIA Y DERECHOS HUMANOS ha instado el procedimiento de marras proponiendo al doctor Mariano FEDERICI para ocupar el cargo de Presidente de la UNIDAD DE INFORMACION FINANCIERA, y a la doctora María Eugenia TALERICO para ocupar el cargo de Vicepresidente del citado organismo, habiéndose dado acabado cumplimiento al procedimiento reglado por el artículo 9° de la Ley N° 25.246 y modificatoria. 
Que el señor Ministro de Justicia y Derechos Humanos luego de analizar los resultados del proceso no vinculante ha resuelto llevar adelante la propuesta respectiva elevando la misma a consideración del PODER EJECUTIVO NACIONAL. 
Que ha tomado la intervención que le compete la DIRECCION GENERAL DE ASUNTOS JURIDICOS del MINISTERIO DE JUSTICIA Y DERECHOS HUMANOS.

Que la presente medida se dicta en uso de las facultades conferidas por el artículo 9° de la Ley N° 25.246, sustituido por el artículo 9° de la Ley N° 26.683. 
Por ello,

EL PRESIDENTE

DE LA NACION ARGENTINA
DECRETA:
Artículo 1° — Desígnase Presidente de la UNIDAD DE INFORMACION FINANCIERA al doctor Mariano FEDERICI (DNI N° 23.618.498), por un período de ley que se inicia a partir del dictado del presente acto. 
Art. 2° — Desígnase Vicepresidente de la UNIDAD DE INFORMACION FINANCIERA a la doctora María Eugenia TALERICO (DNI N° 22.077.632), por un período de ley que se inicia a partir del dictado del presente acto. 
Art. 3° — Comuníquese, publíquese, dése a la Dirección Nacional del Registro Oficial y archívese. — MACRI. — Germán C. Garavano.

Fecha de publicación 26/01/2016
El nuevo esquema macrista le quitó a la UIF el lugar de organismo central en las políticas de prevención y persecución de estos delitos. Según señalaron desde el Centro de Investigación y Prevención de la Criminalidad Económica (Cipce), que dirige Agustín Carrara, existen dos problemas irresolubles en el nuevo esquema. El primero es que se le resta autonomía a la UIF, quitándole facultades esenciales que complementan la generación de información valiosa para las investigaciones. “Al organismo encargado del análisis y la investigación del lavado de activos se le está quitando la capacidad de dirigir y coordinar la labor de los demás organismos de control que le suministran información. Al trasladar esta facultad de dirección al Ministerio de Justicia, se separan funciones que deberían estar concentradas en la UIF, por ser el organismo que analiza e investiga. Esta división conspira contra un funcionamiento eficiente del sistema”, explican desde la entidad encargada de desarrollar políticas de transparencia.

El segundo conflicto se vincula con que estas políticas empiezan a dejar de lado la persecución del lavado vinculado con delitos económicos y financieros. “Eso se observa al alejar a la UIF de la supervisión y la dirección de los restantes organismos de control en materia económica. En adición a esto, previamente las nuevas autoridades habían manifestado su intención de enfocarse en la investigación del financiamiento del terrorismo y del lavado del dinero proveniente del narcotráfico”, agregan desde el Cipce. Esto queda en evidencia en la voluntad de relegar a un segundo plano la persecución de los delitos cometidos por grupos económicos y corporaciones, que son por excelencia los que generan los mayores movimientos de dinero ilícito. Esto, sumado al desmantelamiento de las áreas de supervisión de otros organismos, como el Banco Central, deja el camino allanado para que los bancos puedan continuar con sus prácticas delictivas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario