miércoles, 17 de febrero de 2016

La fuga de divisas de diciembre fue la mayor en cuatro años.



Con el levantamiento del cepo cambiario se disparó la fuga de divisas y en diciembre (2016) fue la mayor en cuatro años ya que la venta de divisas sumó el 10% de las reservas que atesoraba el Banco Central.

En los 14 días sin restricciones salió del país el 23% de las divisas de todo 2015. En diciembre se transaron U$S 2.024 millones, mientras que en el año U$S 8.519 millones.

Con las restricciones al dólar en octubre de 2011, la fuga cayó abruptamente desde los U$S 3.000 millones mensuales a menos de U$S 500 millones, de acuerdo a una compilación del Centro de Economía Política Argentina (CEPA).

Durante todo 2013 la fuga fue negativa, es decir, ingresaron dólares a la Argentina. En 2014 se retomó la tendencia, pero con cifras históricamente bajas. En los primeros 11 meses de 2015 se fueron del país U$S 6.495 millones, mientras que en diciembre salieron U$S 2.024 millones, el 24% del total del año.

Los ahorristas aumentaron su actividad en las casas de cambio, pero también participaron las grandes empresas con giros de ganancias al exterior.

En la gestión de Alejandro Vanoli en el Banco Central se limitaron los envíos de utilidades a un mínimo. Con la quita de los controles se dispararon las compras a un nivel que no podría mantenerse sin nuevo ingreso de capitales.



La fuga de diciembre equivalió al 8% de los activos de la autoridad monetaria, que se ubicaban en U$S 25.000 millones. Gracias al préstamo de un consorcio de bancos internacionales, las reservas ascendieron a U$S 29.300 millones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario