domingo, 7 de febrero de 2016

Estados Unidos celebra los esfuerzos de Macri para arreglar con los buitres.


El secretario del Tesoro norteamericano, Jack Lew, elogió la propuesta "de buena fe" presentada por el Ejecutivo nacional ante el mediador Daniel Pollack para pagarle a los fondos especulativos la deuda de los bonos de 2001, con una rentabilidad del 1000 por ciento. Así se lo comunicó Lew al ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, a través de una charla telefónica.

Lew se comunicó con Prat-Gay para transmitirle el respaldo del gobierno estadounidense en la estrategia elegida por el gobierno de Mauricio Macri y valoró las declaraciones del mediador designado por el juez Thomas Griesa, quien calificó la propuestas argentina como "un avance histórico".

Según un comunicado difundido por el Tesoro norteamericano, Lew se hizo eco de la "fuerte esperanza" de Pollack en que "todos los acreedores serán capaces de resolver sus diferencias y llegar a un acuerdo de principios con Argentina".

Tras una semana de negociaciones en la oficina de Pollack, el secretario de Finanzas, Luis Caputo, presentó una propuesta de pago a los fondos especulativos de alrededor de 7 mil millones de dólares en efectivo, lo que significa una quita del 25 por ciento de la deuda, con una rentabilidad del 1000 por ciento.

La cartera encabezada por Prat-Gay informó que algunos fondos principales, como Montreux Partners o Dart Management, aceptaron la oferta, que aún debe pasar por la aprobación del Congreso nacional. En la discusión parlamentaria también estará el preacuerdo con el grupo de presión financiado por la banca italiana Task Force Argentina (TFA) por 1350 millones de dólares.

Hasta el momento, el juez Griesa ha fallado en contra de Argentina y congelado los pagos a los acreedores que han aceptado canjes de deuda en 2005 y 2010, el 93 por ciento del total de bonistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario