jueves, 28 de enero de 2016

Se caen los bonos de Macri.


Después de la colocación declarada desierta de los Bonar 2020 emitidos por el ministro Prat Gay (calificado como papelón por el ex ministro de economía Axel Kicillof), Bloomberg Business cuenta sobre la caída estrepitosa del valor de los bonos argentinos en el mercado financiero internacional.

Argentina logró eludir una goleada de bonos de mercados emergentes a finales del año pasado (2015) por el optimismo generado a partir de la elección del presidente Mauricio Macri que terminaría con el aislamiento de su país. Pero, demasiado prontamente, las cosas cambiaron.

Notas denominadas en dólares del país han perdido un 3,9 % este mes de enero (2016), más de tres veces el promedio de los mercados emergentes, según datos compilados por JPMorgan Chase & Co. Sus bonos de referencia con vencimiento en 2033 cayeron un 4,1 % desde un máximo de nueve años alcanzado el 30 de diciembre y ahora se cotiza al precio más bajo desde que Macri fue elegido el 22 de noviembre 2015.

Cumplidas las promesas macristas de desmantelar los controles de divisas e iniciar negociaciones con los acreedores descontentos (fondos buitre), desde que asumió el cargo el mes pasado las turbulencias en los mercados globales alimentadas por desplome de los precios de las materias primas volcaron un plan para vender las notas locales y alimentó la disminución de las notas en el extranjero ya que los inversionistas vierten los activos de riesgo. La deuda externa de Argentina tiene Caa2 por Moody 's Investors, ocho niveles por debajo del grado de inversión. Standard & Poor 's tiene una SD o default selectivo, el grado de la deuda.

"Ha habido una fuerte aversión al riesgo en los mercados emergentes, e incluso si la Argentina ha sido separada de otras tendencias globales, no es inmune", dijo Joaquín Almeyra, operador de renta fija de Bulltick LLC. "Usted ha visto un montón de dolor en toda América Latina y esto era una cuestión de contagio."

No hay comentarios:

Publicar un comentario