lunes, 25 de enero de 2016

Durán Barba, el payasito del PRO.


El ecuatoriano Jaime Durán Barba, consultor político de 67 años que usa el "negro azabache" para su cabellera, devino en una atípica especie de payaso mediático del PRO. Terminada su labor de asesoría de imagen lograda la presidencia de Macri, ahora afirma que el presidente "está muy bien amaestrado (y) no es un tipo peligroso" del que ya no recibe dinero.

Tironeado de orejas luego de sus declaraciones ruidosas que obligaron a disculpas del candidato, ahora quedó pegado al PRO, sin cargo alguno pero adosado como mascota consejera para detalles de imagen que Macri nunca asumirá. Así, después de unas declaraciones algo "sospechosas", Durán Barba fue convocado por La Nación para revertir esa imagen independiente y volver a pegarse al candidato consagrado. Pero, con todo, el estilo exageradamente despojado y descentralizador del ecuatoriano, ya algo viejo, no deja de perjudicar a su contratista.

En el fragmento de esta nota pueden leerse sus giros y exageraciones que denotan justamente los talones de Aquiles que todo su trabajo de coaching no pudo ni podrá resolver.


-Hablemos ahora de los DNU.

-Hasta que el país se normalice, por momentos hay que usarlos. No hay ningún país en el cual el gobierno saliente nombre con estabilidad de cuatro años al secretario de Comunicaciones del futuro gobierno. Es casi caricaturesco. Es obvio que el Presidente nombra a su Sabbatella. Fue legal, pero la ley a veces está reñida con la justicia y con el sentido común.

-También hizo ruido el nombramiento de dos jueces de la Corte.

-¿Quiénes fueron los jueces?

-La pregunta es por la estrategia. ¿Es "primero golpear y después negociar", a lo Vandor?

-Hay que ir tomando el poder lentamente y a veces dar gestos de firmeza. Macri ni conocía a los dos jueces.

-Déjeme insistir. Estratégicamente, ¿para qué sirve apenas asume nombrar a dos jueces mediante un DNU?

-Tiene su sentido, pero prefiero no decirlo (se ríe).

-Dígalo. ¿No se jactó de ser libre?

(Se ríe, duda, avanza) -Yo creo que transitamos de una etapa de una Argentina que tuvo una concentración de poder descomunal a un gobierno que era visto falsamente por la gente como un gobierno de gente improvisada, sin fuerza, unos boy scouts que vinieron al poder por accidente. Es bueno dar gestos de que no es eso, de que es un gobierno democrático, pero que puede tener firmeza.

-O sea que los DNU fueron una demostración de fuerza...

-No, de firmeza. El Presidente, como yo lo concibo, debe ser alguien que dialoga, que está al servicio de la gente, pero no una veleta. Mauricio tiene personalidad.

-¿Los DNU sirven para mostrar personalidad?

-Comunican firmeza cuando algunos de la oposición podrían creer "a estos les nombramos secretario de Comunicaciones, los manejamos como queremos, los asustamos".

-Para mostrar que no es un De la Rúa...

-Macri no se asusta. Macri es democrático, pero tiene una personalidad muy recia.

-Algo así dijo Beatriz Sarlo: "Macri parece amable, pero es rudo".

-Ella toma las cosas de una manera muy negativa, pero algo de eso es cierto. Mauricio no es títere de nadie. ¡Y de nadie significa de nadie! Cuando algunos creen que él es un vocero de la oligarquía, no es cierto. De Magnetto, no es cierto. Él no es vocero ni títere de nadie.

-También han dicho que es títere suyo...

-Sí, es mentira. Tanto que son públicas nuestras discusiones. Hace cuatro años cuando él quería ser candidato, yo no quería.

-El uso de los DNU, ¿podría generarle un costo político con los socios de Cambiemos, Carrió y el radicalismo?

-No creo. No funcionan mucho como una coalición clásica. No se consultan tanto. También Carrió hizo esa acusación contra Lorenzetti sin que nadie sepa. Es una coalición bastante, como dicen actualmente, son parejas abiertas (risas)

-¿Y durará esta relación cama afuera con Carrió?

-Espero que sí, pero espero también que confluyan hacia PRO, Cambiemos o lo que sea mucha otra gente nueva que enriquezca a la política. Mi sueño es que en dos años el PRO haya crecido mucho con más gente distinta, gente diversa. Judíos, islámicos, muy plural.

-Hubo muchos despidos en el Estado: 15, 20 mil. Algunos objetan el método: primero echar y después evaluar.

-No es muy cierto eso. De alguna oficina que yo tengo directa información, a funcionarios de esa oficina les preguntaron qué es lo que hacen y qué podrían hacer. "Nosotros sabemos volantear, nada más, pero volanteamos para el kirchnerismo, no podemos volantear para ustedes". ¿Qué quieres que hagan? ¿Qué se queden? Chau, porque no tenemos volanteadores.

-Hay casos claros. Otros tal vez no tanto...

-Son muchos casos. ¿Cuántos nombramientos hicieron los Kirchner en la última época cuando veían que perdían?

-¿Podría haber persecusión ideológica en los despidos?

-Creo que no hay que echar injustamente a la gente. Sí creo que hubo un abuso. ¿Necesitaba AFSCA cuatro mil empleados? Yo creo que la política que están llevando es no tener ñoquis politicos.

-Hubo una frase de Prat-Gay: "Sobra la grasa militante".

-Una frase muy desafortunada. Frases equivocadas hay siempre y yo me especializo en eso, no tengo como criticar a los demás, no tengo fuerza moral (risas). Pero hay algo cierto: el kirchnerismo concebía al Estado como una propiedad suya. Entonces no contrataban a alguien porque sabía algo sino porque era el compañero de ellos.

-El kirchnerismo dice: "Son neoliberales. Quieren achicar el estado".

-Llevamos ocho años gobernando la Ciudad y nunca achicamos el Estado. ¿Cuántos empleados había cuando llegó Macri y cuántos hay ahora? No achicamos nada, no privatizamos nada en la Ciudad, no veo por qué somos neoliberales. Yo creo que toda esta polémica ideológica es bastante boba.

-En la marcha para reclamar por la liberación de Milagro Sala, Estela de Carlotto dijo que "hace un mes estamos viviendo en el infierno, todos los días hay que defenderse de algo".

-¿De qué se defiende Estela de Carlotto? ¿Le hicieron algo? Si se está defendiendo de sus demonios internos es problema de ella.

-¿De qué demonios internos?

-No sé, debe estar angustiada por algo. Son personas que por su fanatismo ideológico viven entre fantasmas.

-¿Y qué piensa de la detención de Milagro Sala?

-Es raro que una institución privada maneje subsidios del Estado para chantajear a la gente. No debería ser así. El gobierno de la ciudad de Buenos Aires dio todos los subsidios sin preguntar de qué partido eran y sin intermediarios.

-Zaffaroni dijo que "el actual gobierno responde a corporaciones internacionales, que tiene sentado en el gabinete a ex gerentes y que configura un virreinato y un neocolonialismo"

-Debería escribir novelas. Veo que Zaffaroni tiene una gran imaginación. Por esas ideas tontas terminamos aliados a Venezuela y a Angola, y sin hablar nunca con Europa y los países centrales del mundo.

-En síntesis, ¿qué les diría a los que piensan que "se viene el ajuste"?

-No, viene un momento exactamente de lo contario: expansión. Ahorita lo que se está produciendo es confianza hacia el mundo para que éste sea un país desarrollado. Estoy seguro de que si las cosas salen bien, en ocho años seremos un país mucho más desarrollado que Chile.

-Si dijo ocho años está pensando en la reelección de Macri...

-O de quien venga después que sea del PRO.

-¿Quién puede ser?

-Horacio, María Eugenia. O afines. No tienen que ser necesariamente de PRO. El cambio de Argentina necesita por lo menos unos ocho años.

-¿Qué piensa de los que cuestionan la llegada de CEOs al Estado?

-Hay CEOs en el gobierno, sí. Macri es bien independiente de todos. Macri no fue el candidato de las cámaras y no fue el candidato favorito de los medios en general, que le guiñaron más los ojos a Scioli porque lo veían más predecible.

-¿Y a Macri cómo lo ven?

-Más impredecible. Justamente porque él no es ni va a ser un portavoz de las corporaciones.

-Hay una teoría: por la historia conflictiva con su padre y los empresarios amigos, Macri los conoce bien. Es como si les estuviera diciendo: "Conmigo no".

-El gran cambio que se dio en EEUU fue con Roosevelt. Roosevelt venía de la upper class. "A mí no me vengan con monopolios, los conozco. Somos primos. Aquí se acabó la fiesta", les dijo.

-¿Qué piensa Macri del empresariado argentino?

-Que es indispensable y que tiene defectos como todos. No creo que Macri tenga la idea de ir a un capitalismo salvaje.

-Hablemos de Cristina Kirchner. ¿Cómo observó sus últimas apariciones?

-Creo que Cristina está fuera de la realidad. Tensa totalmente la piola y no debe hacerlo. El presidente Mao tenía una frase muy sabia. Decía: "Cuando el enemigo es muy poderoso, el movimiento popular debe desaparecer en el agua como el pez cuando se asusta".

-Se decía que iban a bajar los cuadros de Néstor en la Rosada.

-¿Nosotros? ¡No! ¡Si no nos importan los cuadros!

-Hay uno de Chávez en un lugar central. ¿Ése lo van a bajar?

-No tiene importancia. Me interesa más Balcarce que el cuadro de Chávez. Es mucho más profundo.

-Dejamos acá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario